EL FRAUDE DEL CRISTIANISMO


portada-1-5_00000

En este artículo, el investigador Fernando Conde Torrens expone, de forma sintetizada, los resultados de sus investigaciones sobre los escritos del Nuevo Testamento.

Tras dos décadas de estudio dedicado, las conclusiones a las que llega Conde Torrens, son demoledoras: el nuevo Testamento es una falsificación histórica, una invención perpetrada bajo los auspicios de Constantino, para crear de forma artificial una nueva religión: el Cristianismo.

Conde Torrens lo expone en su novela histórica “Año 303. Inventan el Cristianismo” y en el artículo que ofrecemos a continuación, el investigador expone las bases de sus conclusiones.

Un texto ineludible que nos permitirá descubrir que estamos, posiblemente, ante el fraude (y la conspiración) más grande de la historia.


INTRODUCCIÓN

En este artículo vamos a tratar un tema sensible, un tema políticamente incorrecto: Nuestra religión, el Cristianismo.

Vayan por delante algunas matizaciones, para que lo que defendamos no hiera sensibilidades, o no hiera la sensibilidad de personas razonablemente maduras.

Lo primero es distinguir entre una doctrina, cualquier doctrina, y las personas que la profesan. Las personas merecen nuestro respeto. Toda persona, sea cual sea la creencia a la que da su conformidad, merece respeto.

Este artículo no va en contra de ninguna persona, no es personal. No va en contra de los cristianos practicantes, ni de los no practicantes, ni va contra las personas agnósticas, ni contra los ateos.

5eb50c04-2089-4d88-b0ef-5420d9c2c819

Para todos ellos, nuestro respeto. No se busca que modifiquen ni un ápice sus creencias. Las creencias son cosa personal, de cada uno. Y todos somos libres para elegir la que nos parezca más apropiada.

Incluso no tener ninguna. Eso, defendemos, ya es adoptar una postura en el campo de la ideología: Cero doctrinas.

Ahora bien, respetar a todas las personas no exige la obligación de abstenerse de analizar las doctrinas.

Las doctrinas en sí se pueden analizar y llegar a conclusiones sobre las mismas, siempre que ese análisis esté realizado con mentalidad científica, con rigor, y que las conclusiones sean fehacientes, comprobables por cualquier persona normalmente dotada.

Hechas estas aclaraciones previas, adelantemos qué se ofrecerá al lector en los próximos cinco artículos sobre este tema, incluido éste.

Se comenzará por describir el estado actual de nuestro mundo, presentándolo como lo que es, un mundo completamente desequilibrado, dividido, sin un norte claro. Casi podríamos decir vergonzoso, impresentable.

La atención se fijará en la educación recibida por los occidentales (los habitantes de Europa, América y parte de Oceanía). Más en concreto, analizaremos las pruebas documentales que demuestran que la religión predominante en Occidente, el Cristianismo, es una religión falsa, inventada en el siglo IV, no en el siglo I. Con un supuesto fundador, Jesús de Nazaret, inexistente.

jesucristo

Dedicaremos tres artículos a explicar y mostrar las tres pruebas documentales, fehacientes, de que la tesis aquí defendida es correcta:

Los occidentales vivimos engañados desde hace 1.700 años.

Todas nuestras ideas sobre la vida, la muerte, el Más Allá, la Ética, el objetivo de vida de los seres humamos, todo eso es falso, una manipulación.

Y las consecuencias de este engaño abarcan todas las facetas de la vida de los occidentales y muchas de los no occidentales.

Finalmente, en el artículo quinto, se obtendrán las consecuencias de tal situación y una propuesta de solución.


Nuestra situación global es muy similar a la que habría en nuestra sociedad si no hubiera enseñanza de ningún tipo para ejercer las diversas profesiones de la vida habitual.

Como si no hubiera Facultades de ninguna de las disciplinas conocidas, ni Colegios; sólo una formación básica, en la Escuela Primaria, donde se aprendiera a leer, a escribir, a sumar y a restar.

Las otras dos reglas, sólo a los hijos de los guerreros principales. A partir de ahí, a ganarse cada cual la vida como pueda.

El chiquillo que le gustara diseccionar renacuajos y pececillos del río, sería el futuro médico de la aldea. Al chaval que le gustaba hacer construcciones con piedras y barro se le encomendaría la dirección de los puentes para salvar los ríos del entorno. Y lo mismo para los demás oficios.

Y ellos enseñarían a sus hijos sus habilidades. Y éstos heredarían el oficio.

Total ausencia de educación en todos los campos. Sólo la experiencia personal, a lo que cada cual llegue. Preparación, nula.

Ya se comprende que un mundo así equivaldría a volver a la edad de las cavernas. Todos los frutos de la civilización quedarían prácticamente borrados.

Pues bien, así estamos – defendemos – en el campo de las ideas: Asilvestrados, salvajes, ignorantes de todos los progresos de que podríamos disfrutar si hubiéramos recibido una educación digna del ser humano.

Y el mundo que esa ignorancia ha generado es el nuestro, lleno de desigualdades, ambiciones, corrupción, guerras, abusos de unas naciones a otras, de unos seres a otros.

time-100-influential-photos-nick-ut-terror-war-67

Hace menos de una hora he leído en Facebook un artículo titulado algo así como “10.000 frases célebres de ateos empedernidos”. Si hay en nuestro Occidente tantos ateos es porque todos han sido inoculados, de pequeños, con una doctrina falsa, que hace aguas. Y su alejamiento, de mayores, es la reacción. Normal.

El Cristianismo, como se demostrará en los artículos que siguen, es una religión falsa, que nació para algo absurdo.

Absurdo para nuestra mentalidad. No era absurda la razón en el tiempo en que se inventó: Para evitar el fin del mundo, por extraño que parezca.

En Roma se permitían múltiples religiones. Eso era obligado, ya que Roma conquistaba indefectiblemente todos los reinos vecinos que no la superaban en potencia militar.

Sólo paró sus conquistas ante los Partos, en Oriente, y ante los Germanos, al Norte, por la derrota sufrida en tiempos de Augusto. Y por la inclemencia del clima. Ante el desierto, al Sur. Y ante el Océano, al Oeste.

Con tantos pueblos, adorando a distintos dioses, Roma debía permitirlos todos. No por tolerancia, sino por sentido común.

aaeaaqaaaaaaaaxtaaaajdm2ngjlogfklwiyymutnddhmy1hmwnilwixm2q1oti1ntg4mq

Tal hecho, según un desdichado personaje, había indignado al Dios Único. Y éste, furioso, estaba a punto de enviar el fin del mundo sobre Roma. Salvo que se le desagraviara, instaurando una religión única en todo el Imperio, que le diera el culto debido.

Tal dislate fue rechazado por Diocleciano, Augusto Máximo el año 303. Pero convenció a Constantino, que supo del plan de Lactancio, que así se llamaba el personaje de la feliz idea.

Veinte años más tarde toda la ficción cristiana estaba montada. Los “textos sagrados”, escritos. Los nuevos obispos, designados a lo largo y ancho del Imperio.

Y el Concilio de Nicea iba a dar el pistoletazo de salida, iba a suponer la puesta de largo de la nueva religión.

Entretanto, Constantino se había hecho con el control total del Imperio, derrotando primero a Majencio, en el Puente Milvio, y luego a Licinio, su cuñado, en dos batalla definitivas.

constantino-el-grande


Debe darse en Occidente un cambio de paradigma. Un cambio de paradigma en la Historia y un cambio de paradigma, aún mayor, en las ideas.

Hay que rehacer nuestro concepto de la Historia del siglo IV. Todo lo que nos han referido es falso, inventado, interesado, deformado, falsificado, un fraude. Y es vergonzoso que lo sigamos dando por bueno. Impropio, infantil.

No hay otra opción, si queremos pasar a la posteridad como una civilización digna de tal nombre, que acceder a un nuevo paradigma, restaurando los valores auténticos, dejando atrás la falsificación ingente que Lactancio, Constantino y Teodosio impusieron a sus coetáneos, nuestros antepasados de hace 17 siglos.

Ahora que las pruebas de todo ello están sobre la mesa, es inadmisible – y sería incomprensible, por no decir inaudito – que se siguiera dando crédito y valor al viejo paradigma, lleno de engaños infantiles, que sólo sirve a unos pocos, en perjuicio de todos los demás.

Instalados en el viejo paradigma, lo que aquí se afirma podría calificarse de locura, insensatez, algo imposible de que sea cierto.

La realidad, como se demostrará en los próximos artículos, es que la inmensa mayoría de los occidentales razona dentro del viejo paradigma, discurre en el seno de la locura.

Occidente lleva 1.700 años instalado en la locura. Por eso tenemos, los occidentales, un grave problema.

El problema más grave que puede tener una civilización. Algo que habrá que solucionar …


Entrevista El Submarí. Día 4-9-2.016.



DOS ETAPAS DE REDACCIÓN

articulo-2_00000

Antes de continuar, recordemos que la trama de esta presunta falsificación histórica de consecuencias tan abrumadoras, tendría como figuras centrales, a los siguientes personajes…

LACTANCIO, el hombre de la idea, el origen de todo el montaje. No convenció a Diocleciano, pero convenció a Constantino.

EUSEBIO DE CESAREA, historiador y amigo de Constantino. A las órdenes de Lactancio y en contra del proyecto para el que el Emperador Constantino le requirió.

CONSTANTINO, primero tribuno, el año 303, y desde el 306 César y luego Augusto, según ambos cargos, Emperador.

constantino340e


La primera prueba que se va a exponer va a requerir la atención plena del lector. La prueba consiste en que parte de los Evangelios y Cartas del Nuevo Testamento están redactadas en dos etapas de redacción.

Primero se redactó una etapa, un cierto texto, y posteriormente ese texto fue añadido (“interpolado”, se dice) por otro Autor. Esto sería curioso, pero no grave, si la aportación del segundo Autor fuera una continuación de lo que escribió el primero. Es decir, si ambos tuvieran la misma mentalidad, las mismas ideas. Es decir, si predicaran lo mismo.

Pero no es así. El primer Autor escribe textos ciertos, verídicos, con doctrina válida incluso para hoy en día. El segundo, en cambio, aporta barbaridades conceptuales, errores de grueso calibre. Y que esto es así no es una invención del Autor de estas líneas, sino que veremos luego tres pruebas de que se trata de dos Autores diferentes, con dos mentalidades incluso opuestas.

Vamos a ver un ejemplo de dos etapas de redacción. Hay otros muchos ejemplos, pero vamos a elegir uno, la primera parte de la Carta de Santiago, los primeros 25 versículos. El lector la puede encontrar inmediatamente después de la Epístola a los Hebreos. Comienza con un saludo, en el que no vamos a fijarnos.

Veamos la que fue la primera etapa de redacción. Se indican los versículos de la parte inicial, de la primera etapa de redacción. Están subrayadas las palabras de lo que luego explicaremos son “despegues” y “aterrizajes”. Y están en cursiva las muletillas, palabras que el Autor repite. Al finalizar la exposición de esta primera etapa, explicaremos el significado de alguna palabra poco frecuente.

Primera Carta Original en Santiago. Primera etapa de redacción

5.    Si alguno de-vosotros está-falto de Sabiduría, pídala al-que la da,
Dios, a-todos, generosamente, y sin reproches, y la tendrá.

13.   Nadie, tentado, diga, que: “Por Dios soy-tentado“,
porque Dios nada malo procura, ni tienta a nadie.

14.  Todos somos tentados por nuestras propias concupiscencias,
halagados y arrastrados.

17.  Todo don bueno y toda dádiva perfecta viene de-Arriba,
procede del Padre de las Luces, en quien no hay cambio
alteración o sombra.

18.   Por-su-deseo os engendró con-la-Esencia de-la-Verdad,
siendo vosotros las primicias de cuanto Él ha creado.

21. Luego, expulsando toda mancha y resto de maldad,
con mansedumbre, recibid la-Esencia injertada en-vosotros,
que puede salvar las almas vuestras.

22. Volveos pues Esencia activa, no sólo la escuchéis,
engañándoos vosotros-mismos.

23. Pues si alguno escuchara la Esencia, pero no actuara,
sería como un hombre que mira su rostro innato en el-espejo,

24.  Pero mira y se va, y repentinamente olvidó cómo era.

25. Pero quien atisba la Ley perfecta, la de la-libertad, y persevera,
no como oyente olvidadizo, sino haciendo obras,
ése será bienaventurado en las obras suyas.

Sería bueno que el lector comprobara en su Biblia si el texto que figura en la misma guarda más o menos semejanza con esta traducción, hecha directamente del griego. Puede haber alguna sorpresa y así verá cómo se deformaron con las traducciones algunos conceptos clave.

Conviene explicar el concepto de Esencia. Realmente el original dice “Logos”, que significa “Divinidad” según Heráclito. Desde tiempos de Heráclito, siglo IV antes de nuestra era, todos los Maestros griegos empleaban el “Logos” de Heráclito para nombrar a la Divinidad, una Divinidad no personal, entendida como “la Causa de las cosas”. Es el mismo “Logos” del inicio del Evangelio de Juan, “En el principio existía el Logos, y el Logos era Dios”. Decir “el Logos” era lo mismo que decir “la Divinidad”.

heraclitus_b_4_compressed

Un concepto común a todos los Maestros griegos es que cada humano lleva dentro una semilla de la Divinidad. Y el Autor de la primera etapa de redacción recoge esta doctrina.

Pero lo que nos interesa es la suerte de esta primera etapa de redacción. Va a ser añadida, interpolada. Y se va a convertir en lo que sigue, que el lector tiene en su Biblia.

En negro la primera etapa de redacción, o parte Original. En rojo, la interpolación, o segunda etapa de redacción.

Primera Carta en Santiago. Primera y segunda etapas de redacción

2. Tened amplio gozo, hermanos míos,
cuando encaréis tentaciones diversas,

3. sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia,

4. y la paciencia consigue una obra completa,
para que seáis perfectos y plenos, y nada os falte.

5.  Si alguno de-vosotros está-falto de Sabiduría, pídala al-que la da,
Dios, a-todos, generosamente, y sin reproches, y la tendrá.

6. Pero pídala con fe, sin dudar. Que el que duda es como ola del mar
llevada y zarandeada por el viento.

7. Que no imagine ese hombre que recibirá algo de Dios.

8. Un hombre indeciso, inestable en todos sus caminos.

9. Gloríese en cambio el hermano humilde en su grandeza,

10. opuestamente el rico gloríese en su pequeñez,
porque pasará como la flor de heno.

11. Porque salió el sol con calor abrasador y secó la hierba,
y su flor cayó y la belleza de su rostro murió.
Así también se marchitará el rico en sus negocios.

12. Muy dichoso el hombre que soporta la tentación, porque,
una vez probado,
recibirá la corona de la vida, que él prometió a quienes le aman.

13.  Nadie, tentado, diga, que: “Por Dios soy-tentado“,
porque Dios nada malo procura, ni tienta a nadie.

14.  Todos somos tentados por nuestras propias concupiscencias,
halagados y arrastrados.

15. Siempre la concupiscencia, tras concebir, engendra pecado,
y consumado el pecado, surge la muerte.

16. No os equivoquéis, amados hermanos míos.

17.  Todo don bueno y toda dádiva perfecta viene de-Arriba,
procede del Padre de las Luces, en quien no hay cambio
alteración o sombra.

18.   Por-su-deseo os engendró con-la-Esencia de-la-Verdad,
siendo vosotros las primicias de cuanto Él ha creado.

19. Escuchad, amados hermanos míos.
Sea todo hombre rápido para oír, lento para hablar, lento a la ira.

20. Que la ira del hombre no produce la justicia de Dios.

21. Luego, expulsando toda mancha y resto de maldad,
con mansedumbre, recibid la-Esencia injertada en-vosotros,
que puede salvar las almas vuestras.

22. Volveos pues Esencia activa, no sólo la escuchéis,
engañándoos vosotros-mismos.

23. Pues si alguno escuchara la Esencia, pero no actuara,
sería como un hombre que mira su rostro innato en el-espejo,

24. Pero mira y se va, y repentinamente olvidó cómo era.

25. Pero quien atisba la Ley perfecta, la de la-libertad, y persevera,
no como oyente olvidadizo, sino haciendo obras,
ése será bienaventurado en las obras suyas.


Capte el lector la diferente mentalidad de ambos Autores.

Vamos a fijarnos ahora en lo que hemos llamado “despegues” y “aterrizajes”. La situación es la siguiente:

El primer Autor ha dejado escrita la primera etapa de redacción. Al cabo de cierto tiempo viene el segundo Autor y a este hombre no le agrada en absoluto lo que ve escrito. Y decide cambiarlo. ¿Qué autoridad tenía él para modificar lo que había escrito el anterior? Ésa es una pregunta a la que todavía no podemos responder. El hecho es que actuó y cambió el texto.

Pero hay un problema, tiene que añadir sus frases de modo que encajen con lo que ya está escrito. Eso le obliga a que ciertas palabras, o conceptos, de lo que irá justo antes de lo ya escrito entronquen con las ideas ya establecidas por el primer Autor.

La primera frase del Autor primero – mire el lector el versículo 5 – dice Si alguno de-vosotros está-falto de Sabiduría”. Por eso el interpolador termina su primer aporte (versículo 4) con “y nada os falte. En griego son leipomenoi y leipetai.

Tras la primera frase en negro, el interpolador quiere añadir más material. La frase en negro (vers. 5) es pídala al-que la da”. Por eso él empieza su siguiente aportación (vers. 6) con “Pero pídala con fe”. Y así encaja perfectamente y no se nota que hay dos manos. En ambos casos se emplea la misma palabra en griego, aiteitw.

Sigamos. El versículo 13, siguiente párrafo en negro, comienza con Nadie, tentado, diga”. Por eso el interpolador coloca en la última frase de su aportación previa lo de “Muy dichoso el hombre que soporta la tentación, porque eso encaja perfectamente con lo que ya está escrito, “Nadie, tentado, diga”. En griego son peirasmon y peirazomenos.

Siguiente “despegue”: Dice el original en negro (vers. 14): “Todos somos tentados por nuestras propias concupiscencias”. Y comienza a continuación lo aportado por el interpolador (vers. 15): “Siempre la concupiscencia…”. La misma palabra en ambos, epizumia.

Para los dos últimos “aterrizajes” el interpolador recurre a la llamada de atención. Está hablando de las concupiscencias. Y como debe aterrizar en un discurso totalmente distinto, intercala (vers. 16) ese “No os equivoquéis, amados hermanos míos”, que cambia la dirección del discurso. Y lo mismo para el último acto, donde aporta algo completamente diferente con ese “Escuchad, amados hermanos míos”. Es decir, que ambas muestras de efusión son falsas, lo fueron por necesidades del guión.

Y se acaba la Carta primera, con sus dos etapas de redacción, que han quedado perfectamente ocultas hasta el día de hoy.

fathers1

Otras dos pruebas complementarias de que alguien le enmendó la plana al primer redactor – por si el lector las necesita – son:

* Las muletillas de uno y otro, señaladas en cursiva.

* Las ideas que ambos introducen en el texto.

Las muletillas del interpolador, sacadas de la continuación de la carta, son:

Fe pobre rico juez juzgar juicio cosmos nombre Ley pecado todos obras Escritura gracia Parusía paciencia verdad.

El juicio, al final de la vida. El pecado. La fe y las obras. La Parusía, o segunda venida de nuestro Señor Jesucristo al final de los Tiempos. Las citas de la Escritura. Éstas son las ideas que gustan al interpolador. Estas palabras no son muletillas del primer Autor.

Anote el lector, si lo necesita, las ideas que el interpolador introduce en su prédica. Y compárelas con las del Autor de la primera etapa de redacción.

El lector queda invitado a leer el resto de la Carta de Santiago y a descubrir una segunda Carta Original, oculta en el texto total, que fue interpolada con la misa técnica y por el mismo interpolador. Una ayuda para encontrarla puede ser la expresión “poner freno”.


Esperamos que haya quedado claro que algo oscuro se esconde en los “textos sagrados” del Nuevo Testamento. Las tres cartas de Juan, el Evangelio de Juan y el de Marcos están escritos íntegramente en dos etapas de redacción, asimismo con doctrinas opuestas.

Algo raro se ocultaba en la fundación del Cristianismo. Daba la impresión de que un primer fundador escribió los textos fundacionales con doctrina acertada, similar a la de los Maestros griego del pasado. Y luego vino otro, con ideas mucho más elementales, llenas de visión mágica y con ganas de meter miedo, e hizo que el texto final reflejara su visión, destruyendo las ideas primeras, a pesar de ser mejores que las suyas. Por cada 10 frases de la primera etapa de redacción, el segundo colocó 90 de las suyas.

biblia

Los propios textos demuestran – sin ningún género de duda – que se dio una pugna ideológica brutal en los mismos comienzos, cuando se estaban redactando los “textos sagrados” cristianos, el Nuevo Testamento. La prueba ha quedado en los mismos escritos en griego. No se puede negar el hecho, porque son los textos con los que se predica la doctrina y se defiende la historia. Y nunca desaparecerán.

¿Quiénes eran el uno y el otro? ¿Cuándo actuaron? ¿Por autoridad de quién? A estas preguntas podremos responder, también con pruebas escritas, a lo largo de este escrito.


NOTA DEL AUTOR

SUGERENCIAS PARA PODER ESTUDIAR ESTE APARTADO

No se trata, de que nadie se crea nada. Ni de que el Autor del libro esté en posesión de la verdad absoluta. Cuando alguien investiga, averigua algo y escribe un libro sobre ello, es suficientemente sensato como para tener claro que sus razones han de convencer. Por eso se esfuerza en que éstas aparezcan claras en su libro. Y eso he hecho. Las razones aparecen claras y convincentes en el libro. Las pruebas tantas veces mencionadas están en el libro.

En este artículo se puede sólo mostrar en qué consisten las pruebas, de qué índole son. No pretenda nadie convencerse de la tesis del Autor con estos artículos. No plenamente, sin ningún género de dudas. No se pretendió eso en ningún momento. Porque no es posible. Las 864 páginas del libro no pueden producir el mismo efecto de convicción que las 20 ó 30 páginas de estos artículos.

Con esteartículo el lector sabrá si la investigación es genuina o no. Si expone aspectos conocidos o desconocidos, serios o insulsos, con cierta fuerza probatoria o sin ninguna. Si le merece la pena enterarse a fondo, en el libro, o no. Nada más.

Vamos ahora con unos comentarios sobre cómo entrar en la prueba primera, la doble etapa de redacción. Este artículo no es para leerlo de principio a fin y pretender llegar a una conclusión sobre la validez o no de la prueba. Tal cosa, así, es imposible. Cualquiera que tenga estudios universitarios sabe que para entender y aprenderse una lección difícil no basta con leerla una vez de corrido.

Ya se ha dicho en la primera línea del apartado, se requiere la atención plena del lector. Porque lo que se muestra es una lección difícil, algo de lo que el lector no tenia idea, algo nuevo. Por tanto hay que estudiarlo, no sólo leerlo. Sólo con leerlo no se entiende. Y quienes han comentado algo en las primeras 24 horas tras su publicación, no han entendido. Porque no lo han estudiado. Hay que leer muy despacio, volviendo continuamente sobre sus pasos cada vez que surja alguna duda.

La Carta Original, en negro, se entiende fácil. Cuando se ha leído es obligado buscar ese pasaje en los propios Evangelios y cotejar la versión ofrecida con la versión que tiene el lector en su “Biblia”. Y fijarse en las diferencias, que las habrá. Especial interés en la traducción al griego “Logos”, que aquí se traduce por “Esencia” (también podría ser “Divinidad”) y ver qué pasa con ese concepto si se traduce, por ejemplo, por palabra. Darse cuenta de ello.

Como el texto total de la Carta está a diferentes colores, es fácil percibir qué es etapa original y que es añadido posterior. El lector debiera leer todo seguido el texto en rojo, para comprender qué conceptos son queridos al interpolador, o segundo escritor. Y leer de corrido el texto total. Primero, en la versión que aquí se ofrece, bien traducida del griego, lo que escribió Eusebio. Y, luego, leer el texto que le ofrece su Biblia, la que él compró en una tienda de Biblias. Y comparar ambos textos, el mensaje que transmiten.

Viene la parte más complicada, más laboriosa de entender: Captar cómo se hace una interpolación para que ésta no sea notada. Se trata de ver la habilidad del falsificador, [porque una “interpolación” es una falsificación, no nos engañemos; llamemos a las cosas por su nombre] para que su trampa pase inadvertida.

Y aquí es donde el lector debe aplicar lo mejor de su mente para poder seguir las indicaciones que se hacen, volviendo al texto rojo y negro cuantas veces haga falta, para captar los conceptos de “despegues” y “aterrizajes”. Hay que verlo con toda claridad. Es siempre lo mismo, repetir una palabra que haga de nexo, que engañe al lector, y éste no pueda diferenciar lo que había de lo que se añade.

Una vez esta comparación esta dominada y comprendida, viene lo último ya. Las pruebas complementarias para demostrar que son dos textos hechos por dos personas con mentalidades opuestas. Esto es vital, porque no sería grave si el segundo ampliara y prolongara la predicación del primero, que tiene más derecho que él para predicar algo en concreto, porque es anterior, más cercano al “Fundador”.

Las muletillas, palabras que se repiten, indican qué mensaje puso el primero y qué quiere introducir el segundo autor. Son distintas, porque las ideas de uno y otro son excluyentes, no son las mismas, son opuestas. El primer mensaje no contenía las ideas del segundo. Esto se comprueba con las muletillas y con las ideas que se contienen en el texto. No las hemos indicado en el artículo, lo debe hacer el lector.

Hemos puesto una tarea al lector interesado: Encuentre, en el resto de la Carta de Santiago, una segunda Carta original. La clave, la expresión “freno” o “poner freno”. Con eso debe bastar. Es difícil y largo encontrar las tres primeras frases de la Carta Original. Pero, una ve encontradas las tres primeras, las demás salen enseguida. Para el que no logre encontrarla, la solución está en este enlace. Tenga en cuenta que si mira el enlace, ya no podrá buscarla por él mismo nunca:

http://www.sofiaoriginals.com/carta-2a-de-santiago/


Vídeo con Navarra Televisión. Día 28-8-2.016



ACRÓSTICOS OCULTOS

Otra prueba de que Los Evangelios y todos los libros “cristianos” primitivos fueron escritos en el siglo IV lo constituyen los acrósticos – que llamaremos también “firmas” – que están escondidos en numerosos escritos “cristianos” anteriores a Nicea.

¿Qué es un acróstico? Un mensaje que se da medio oculto en un escrito. He aquí un ejemplo. Mensaje de un muchacho:

La destinataria se sentirá muy complacida, siempre que no sospeche que el verso esconde un mensaje envenenado en forma de acróstico:

Había en la Antigüedad dos tipos de acrósticos: Los que se colocaban en un texto para ser vistos, y los que se incrustaban en un texto para ser vistos sólo por el destinatario del escrito. Que tal acróstico se encontrara en ese escrito era prueba de que aquel mensaje venía, efectivamente, de la persona que firmaba el escrito.

Para ello era necesario que ambos, remitente y destinatario, se hubieran puesto de acuerdo previamente para concretar qué palabra o palabras podían formar parte del mensaje oculto y a qué distancia de los extremos de los párrafos, o líneas, debían encontrarse sus letras.

Lo mejor será explicarlo con un ejemplo. Supongamos que el lector y el Autor de estas líneas se ponen de acuerdo para incluir en su correspondencia una determinada clave, que indique que es precisamente el otro el que ha escrito el mensaje que uno recibe. Sea esa clave “SIMÓN”.

El acuerdo previo podría ser como sigue:

1. En escritos con 5, 6 ó 7 párrafos, se incluirá la palabra “SIMÓN” hacia el inicio o hacia el final de los párrafos, pudiendo colocarse tanto al derecho como al revés. Para escritos con más párrafos, se establecerá otra clave con más letras.

2. Las letras de “SIMÓN” estarán a 8 lugares de los extremos, contando la letra de la firma como un lugar.

Los acrósticos más frecuentes se colocan al inicio de los párrafos, como primera letra de dicho párrafo. Es el ejemplo ofrecido. En tal caso es fácil ver si hay un acróstico o no; basta echar una mirada a las primeras letras y ver si forman un texto legible o no. Así son los acrósticos que hemos denominado “para ser vistos”. No se pretende ocultarlos, todo lo contrario.

Acróstico de Porfirio dedicado al Emperador Constantino

Pero en la Antigüedad también se usaban acrósticos “para no ser vistos” sino por dos personas, las que habían pactado a qué reglas debía obedecer.

Si el acróstico que hemos mencionado, “SIMÓN”, fuera un acróstico “para ser visto”, las reglas serían que se colocara siempre al inicio de los párrafos, y siempre de modo que se lea al derecho, conforme avanza la lectura. Y los lugares que ocuparían el total de las letras de la firma serían 5, las propias letras.

Pero como nuestro acróstico es del tipo “para no ser visto”, se colocará preferiblemente al final de los párrafos, para dificultar su localización. Y se meterá alguna letra un lugar, dos, o tres lugares dentro del texto, porque así lo ordena la segunda regla pactada.

Un ejemplo de qué aspecto ofrecería un texto arbitrario dotado de acróstico oculto sería el siguiente:

Mi querido amigo Sisebuto:
Espero que al recibo de ésta estés bien.
A mí me son totalmente favorables los hados.
He podido encontrar al amigo del que hablamos.
Lo hemos resuelto todo y pronto podré salir de aquí.
Recibe un fuerte abrazo y mis mejores saludos.
Siempre tuyo, Fulgencio.

Recuérdese que el acróstico está puesto “para no ser visto”. Nada hace sospechar a un lector ignorante del convenio privado que en este escrito haya una palabra clave oculta.

Pero sepamos lo que Sisebuto va a ver cuando reciba la misiva:

Las letras de la palabra pactada, “SIMÓN”, ocupan las posiciones 1-1-3-2-1, cuya suma es, efectivamente, 8. Eso le indica a Sisebuto que la carta proviene, en efecto, de su amigo Fulgencio. Sólo él es capaz de dar esa estructura al escrito.

Se entiende ahora que esta clave, “SIMÓN”, vale para escritos con 5, 6 ó 7 párrafos. Que dejan ninguna, una o dos frases sin letra de la firma. La firma se colocaba centrada en el texto. Para escritos más largos, habrá que pactar otras palabras con más letras.

Dicho esto, digamos también que una de las personas que redactó Evangelios y escritos “cristianos” primitivos, anteriores a Nicea, no estaba de acuerdo con la tarea que le habían encomendado y que debía realizar. Y se las ingenió para colocar el mismo acróstico, “SIMÓN”, en todos los textos que escribió. Con ello demostraba que todos aquellos libros los había escrito él y no eran de los diversos Autores que figuraban como tales. Estamos refiriéndonos a los Evangelios.

La falsa Carta de Santiago era uno de estos escritos. Por ello en dicha Carta hay una firma de “SIMÓN”. Como él escribía en griego, la firma está en el texto primitivo, que está en griego.

Para poder ofrecer al lector la firma en el texto en griego, antes lo traduciremos al castellano. Pero lo haremos de modo que se conserve la firma. Para ello debemos forzar un poco el texto, ya que de lo contrario la firma no aparecería en la traducción.

Traducción de la Primera Carta Original en la Carta de Santiago

1. Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesúcristo, a las doce tribus de la Diáspora.
Salud
2. Tened amplio gozo, hermanos míos, cuando encaréis tentaciones diversas,
3. sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia,
4. y la paciencia consigue una obra completa,
para que seáis perfectos y plenos, y nada os falte.
5.    Si alguno de-vosotros está-falto de Sabiduría, pídala al-que la da,
Dios, a-todos, generosamente, y sin reproches, y la tendrá.
6. Pero pídala con fe, sin dudar.
Que el que duda es como ola del mar llevada y zarandeada por el viento.
7. Que no imagine ese hombre que recibirá algo de Dios.
8. Unhombre indeciso, inestable en todos sus caminos.
9. Gloríese en cambio el hermano humilde en su grandeza,
10. Opuestamente el rico gloríese en su pequeñez,
porque pasará como la flor de heno,
11. porque salió el sol con calor abrasador y secó la hierba,
y su flor cayó y la belleza de su rostro murió.
Así también se marchitará el rico en sus negocios.
12. Muy dichoso es el hombre que soporta la tentación,
porque, una vez probado, recibirá la corona de la vida,
que él prometió a quienes le aman.
13.   Nadie, tentado, diga, que: “Por Dios soy-tentado“,
porque Dios nada malo procura, ni tienta a nadie.
14.  Todos somos tentados por nuestras propias concupiscencias,
halagados y arrastrados.
15. Siempre la concupiscencia, tras concebir, engendra pecado,
y consumado el pecado, surge la muerte.
16. No os equivoquéis, amados hermanos míos.
17.  Todo don bueno y toda dádiva perfecta viene de-Arriba,
procede del Padre de las Luces, en quien no hay cambio
alteración o sombra.
18.   Por-su-deseo os engendró con-la-Esencia de-la-Verdad,
siendo vosotros las primicias de cuanto Él ha creado.
19. Escuchad, amados hermanos míos.
Sea todo hombre rápido para oír, lento para hablar, lento a la ira.
20. Que la ira del hombre no produce la justicia de Dios.
21. Luego, expulsando toda mancha y resto de maldad,
con mansedumbre, recibid la-Esencia injertada en-vosotros,
que puede salvar las almas vuestras.
22.    Volveos pues Esencia activa, no sólo la escuchéis,
engañándoos vosotros-mismos.
23.    Pues si alguno escuchara la Esencia, pero no actuara,
sería como un hombre que mira su rostro innato en el-espejo,
24.   Pero mira y se va, y repentinamente olvidó cómo era.
25 Pero quien atisba la Ley perfecta, la de la-libertad, y persevera,
no como oyente olvidadizo, sino haciendo obras,
ése será bienaventurado en las obras suyas.

 

Veamos qué enseñanzas se pueden obtener de este texto. El Autor coloca el acróstico en la interpolación, en la segunda etapa de redacción. Siempre lo hace así.

Es el momento de descubrir la personalidad de los dos Autores de que hemos hablado. El hombre que presenta a Jesús como un Maestro de Sabiduría es Eusebio de Cesarea (luego veremos por qué se sabe que es él.) Él era un Maestro de Sabiduría y toda la doctrina auténtica que hay en el Nuevo Testamento es suya, son parte de su Sabiduría.

El Autor que defiende las ideas de la interpolación es Lactancio, el hombre de la idea, el jefe del equipo, el protegido de Constantino. Cuando Eusebio escribe los escritos del lote que le han correspondido debe hacer que el total refleje las ideas de Lactancio. Pero incluye una primera etapa, con doctrina verdadera. Y luego él mismo la interpola con las ideas de Lactancio, copiando su estilo, muletillas, ideas a inocular, etc.

Y es el momento de decir también que la palabra “SIMÓN” en griego ‘koiné’ significa “falso, burla”. Con ello Eusebio se estaba burlando de toda la doctrina de Lactancio y dejaba constancia de que era falsa.

Debemos aclarar también que la división en versículos es muy posterior, y es un intento de desdibujar la estructura original en párrafos, cada párrafo con una letra de la firma.

En concreto, digamos que los versículos 1, 2 y 3 eran un solo párrafo en el texto primitivo. Un solo párrafo queda fuera de la firma de “SIMÓN”. Pero si se ponen más, se disimula este hecho.

Del mismo modo, 6 y 7 eran un solo párrafo, y se dividió en dos por la misma razón. También 8 y 9 eran un solo párrafo, y se dividió en dos para que así las letras de la firma no encabezaran párrafos seguidos y no se vea tan clara la firma.

Igualmente, 10 y 11 eran un mismo párrafo. Esto se ve con toda claridad, porque ambos tratan de la flor de heno. Se dividió en dos para echar un poquito de niebla sobre la firma. Y por último, también 19 y 20 eran un solo párrafo. Ambos hablan sobre la ira.

Evidentemente, una traducción no es prueba de nada. La prueba es el texto original en griego. Y en él se aprecia con toda claridad la firma delatora, “SIMÓN”, puesto por Eusebio de Cesarea. Lo que en nuestro idioma es SIMÓN, en griego antiguo, con la fuente empleada – Symbol – es…

Primera Carta Original en la Carta de Santiago

Por limitaciones de espacio, no podemos ofrecer más que un solo acróstico de “SIMÓN” obra de Eusebio de Cesarea, autor de los Evangelios. En “Año 303. Inventan el Cristianismo”, se ofrecen catorce.

Lo que sí se puede indicar es por qué identificamos a “SIMÓN” con Eusebio de Cesarea. Es muy sencillo, porque hay una obra perfectamente conocida por todos los estudiosos del Cristianismo primitivo, la “Historia eclesiástica” de Eusebio de Cesarea. En ella también aparecen varias firmas de “SIMÓN”. Eso también se ve en el libro citado.

Los detractores que han surgido – ninguno de los cuales ha leído el libro donde expongo las pruebas documentales – argumentan que lo de “SIMÓN” no son acrósticos. El argumento que esgrimen es que no responden a la definición que de “acróstico” hace la “Real Academia Española de la Lengua”.

Epístolas de Plinio. Lyon, 1.693.
Contienen acrósticos ocultos.

A esto pueden objetarse tres cosas: Que las reglas a las que obedecían los escritos de tiempos de Constantino y de Trajano (pues también se han encontrado acrósticos similares en la correspondencia de Trajano con Plinio) no pueden verse limitada por las definiciones que se hagan por una Institución que ve la luz en el siglo XVIII. Equivale a darle efectos retroactivos en el tiempo y en el idioma, y eso no es de recibo. Porque la Academia define conceptos para el castellano y los acrósticos están en latín del siglo IV y anteriores.

Pero a mayor abundamiento, dice la Real Academia Española de la Lengua (1):

Acróstico: Dicho de una composición poética: Constituida por versos cuyas letras iniciales, medias o finales forman un vocablo o una frase. Utilízase también como sustantivo masculino.

Y de “medio” dice mi Diccionario Espasa Quince:

Medio: Dícese de lo que está entre dos extremos, en el centro de algo o entre dos cosas.

De modo que lo que se adjetiva con el calificativo de “medio” puede estar en el centro de algo, pero también puede estar entre dos extremos, o entre dos cosas.

Y las letras de los acrósticos de Eusebio están entre dos extremos de los textos. Luego son efectivamente “acrósticos”, incluso según lo definido para el idioma castellano por la Real Academia Española de la Lengua desde tiempos de la Ilustración.

Y por último, casi podría asegurarse que incluso los autores modernos colocan acrósticos en sus obras. ¿Para qué? Por si se copia su obra, para poder demostrar ante un Juez que oculto en el texto y con unas reglas que sólo él conoce y que él ha decidido, esta su nombre como autor del libro. Y precisamente porque este hecho es sabido, quien copia la obra de otro se la da usualmente a un ayudante, para que la re-escriba cambiando todas las frases, y destroce así cualquier acróstico del autor que pueda haber.

Y las reglas que coloque un determinado autor para su acróstico pueden ser todo lo complicadas que quiera, pero siempre eso será un acróstico, porque esas reglas son fijas, se cumplen siempre. No se puede poner vallas a la decisión de cómo hace uno su propio acróstico. Porfirio hacía acrósticos “para ser vistos” y el mensaje estaba en las diagonales y bordeando el texto, que era cuadrado. Editado en la Colección Pisaurensis.


Para finalizar este tema, todos los Evangelios, otras obras más del Nuevo Testamento – como la Carta de Santiago – y otros escritos ““cristianos”” anteriores a Nicea, obras de Eusebio de Cesarea, llevan la firma delatora de “SIMÓN” puesta por Eusebio, su Autor.

Ya sé que razonar con acrósticos y con etapas de redacción a alguien que tal vez nunca se haya dedicado a estos temas, pueda resultar un poco arduo. Pero para entender el mundo hay que saber cómo funciona. Y en tiempos de los romanos se funcionaba así, con falsificaciones, con acrósticos, con libros usurpados por terceras personas … Y con lo que aun nos queda por ver, que es todavía más complicado.

La vida nunca ha sido simple, y antiguamente, menos. Por raro que nos parezca. Los antiguos tenían mucho más ingenio que nosotros hoy en día. Los ordenadores nos han vuelto perezosos, de mente roma …

Nos queda la tercera prueba, las “estructuras” con las que se escribía en la Antigüedad.

Luces en la Oscuridad. Pedro Riba. 1-10-2.016

(1) Algunos cambian el orden y hablan de la Real Academia de la Lengua Española. No. La que es Española es la Academia, no la Lengua.



ESTRUCTURAS EN ESCRITOS ANTIGUOS


Otro detalle muy importante si se pretende analizar escritos antiguos es conocer cómo se escribía en la Antigüedad. La necesidad de defenderse de las interpolaciones, y la poca fiabilidad de las copias, hechas a mano y sujetas a error, llevaron a los primeros escritores a inventar un curioso sistema para resolver ambas deficiencias.

Se utilizó el ingenio para suplir la falta de medios de entonces. Se inventó la escritura con estructura. De forma que todo escritor antiguo dotaba a sus textos de estructura.

Sepamos qué significa esto.

Conforme se escribe un texto, se aumenta el número de palabras que lo componen. Y conforme se redacta el escrito, se añaden signos de puntuación.

A cada signo de puntuación que se colocaba se llevaba la cuenta de cuántas palabras tenía el escrito. O, para ser más exactos, se anotaba la cantidad de palabras que había en la última frase añadida, el texto entre los dos últimos signos de puntuación. La suma total de palabras del escrito era un número cada vez mayor. Se formaba, por tanto, una sucesión de números cada vez mayores, las palabras de que constaba el escrito.

Veámoslo con un ejemplo. Nos serviremos de la carta que usamos en un artículo anterior, si bien los signos de puntuación serán distintos.

La mayor parte de los números eran números normales, sin valor alguno. Pero había unos pocos números especiales. Eran especiales los números que eran la suma desde uno hasta cierto número. Como mínimo había que sumar tres números. Así seis, era un número especial, porque

6 = 1+2+3

Sumándole 4 resulta 10, que también era un número especial:

10 =1+2+3+4

Y también eran números especiales 15, 21, 28, 36, 45, 55, 66, etc. A estos números que eran suma del uno al número se llamaban Sumatoriales del número.

Se expresarán como sigue:

6 = 1(3)->3              10 = 1(4)->4

Había otros números especiales. La suma de n números empezando por dicho número. Como mínimo, tres sumandos. El número 12 era un número especial, ya que

12= 3+4+5

A estos números se les llamaba Ianuales. El siguiente Ianual era 22, porque

22= 4+5+6+7

Y los siguientes Ianuales eran 35, 51, 70, etc.

Y se expresarán así:

   12 = 3(3)->5                

22=4(4)->7

Separemos la carta anterior por líneas y llevemos la cuenta de las palabras de cada tramo entre dos signos de puntuación. En la primera columna el número de tramos. En la segunda se indican las palabras de cada tramo. En la tercera, el acumulado de palabras del texto a esa altura del escrito. Luego viene el texto de cada tramo y finalmente los Sumatoriales e Ianuales logrados por el Autor.

Estructura de la carta de Fulgencio

Falta indicar un detalle. Para formar el primer Sumatorial, que en este caso es el Sumatorial de 5, tiene que haber una frase con una palabra, otra con dos, otra con tres, otra con cuatro y otra con cinco palabras. Se pueden sumar dos frases con 2 y 3 palabras para que se forme la frase con 5 palabras, como sucede aquí.

Es decir, los Sumatoriales reflejan cómo de largas son las frases de que consta el escrito. Por eso son necesarios muchos signos de puntuación, para formas frases tan cortas al principio. Si el lector quiere tener una comprobación de este hecho, tome un libro con las Fábulas de Fedro, en latín, y lo verá.

Digamos también que terminar el escrito con un Sumatorial o un Ianual era un detalle que dejaba en muy buen lugar al Autor.

Esto ha sido un ejemplo sencillo, ‘ad hoc’. Vayamos ahora al texto que nos ocupa.


Advirtamos antes que en un artículo no se puede dar razón de todos los aspectos relacionados con las estructuras, por ejemplo, de los criterios de puntuación de la Antigüedad, máxime cuando han sido tergiversados, deformados y mal enseñados durante siglos.

Se ha hecho creer en las “cátedras” sobre “Cristianismo primitivo” que los antiguos no usaban signos de puntuación, que escribían con escritura continua, sin separar siquiera unas palabras de otras. Eso queda desmontado en cuanto uno accede a un papiro neo-testamentario en griego. En el libro se dedica un capítulo a este tema.

Pondremos la estructura de la Carta Original de Santiago, la primera etapa de redacción. Y la pondremos en nuestro idioma.

Cuando se unen dos palabras con un guión es porque en griego esas dos palabras nuestras se expresaban con una sola palabra en griego. El griego y el latín se declinan, lo que une en una sola palabra el nombre y la preposición, o el artículo. La traducción debe hacerse con el mismo número de palabras que el original, para conservar la estructura.

Casi todos los números normales son la suma de otros anteriores consecutivos. Así,

20 = 2+3+4+5+6

Hechas estas advertencias, veamos la estructura que Eusebio dio al Original de la Primera Carta supuestamente de Santiago, personaje inexistente.

Primera Carta en “Santiago”. Primera etapa de redacción.

Traducción.

Esta Carta Original, o primera etapa de redacción, tiene estructura. Eso ya es una prueba – la tercera de las que se indicó que se ofrecerían – de que fue construida como un texto separado, independiente.

No es fácil dar estructura a un escrito y menos que ésta se forme debido al azar. Incluye los Sumatoriales de 6, 8, 10, 11 y 17. Además, incluye los Ianuales de 4 y 7.

El azar formaría 3´7 Sumatoriales. Ello indica que esta estructura es más bien ligera, abierta. Para empezar a ser una estructura cerrada, los Sumatoriales deben ser el doble de los que forma el azar. Explicaciones, en el libro.

Una vez redactada esta primera etapa de redacción, Eusebio la interpoló y también logró dar estructura al texto total. Pero exponerlo haría este artículo demasiado largo, ya que la interpolación es mucho más amplia que el Original, como el lector ya sabe.


Lo dicho hasta ahora son las bases para poder entender la tercera prueba, que no podremos ilustrar en su totalidad en este artículo. Pero sí podemos enunciarla.

Si el lector compara la seriedad de la doctrina aportada por Eusebio cuando es Eusebio (primeras etapa de redacción) con las enseñanzas elementales y vacías cuando actúa con la mentalidad de Lactancio, redactor jefe, (segunda etapa de redacción, o texto interpolado); si además toma conciencia de que esas máximas prestadas de otros “textos sagrados” le parecían a Lactancio un hallazgo inmenso, digno de salvar el mundo, no le será difícil aceptar que Lactancio no era una persona de grandes luces.

Y que pudo caer en el error de redactar todos los libros que se inventó con la misma estructura. Y siendo como era Profesor de Retórica, esta estructura era muy complicada, muy cerrada, con muchos Sumatoriales e Ianuales. Por este motivo se le denominó en la Edad Media “el Cicerón cristiano”. Angelitos …

Esto era un error fatal.

Cualquiera que analizase los libros redactados por Lactancio para aparentar ser de autores “distintos” iba a ver que todos tenían la misma estructura, una complicada y muy singular. Es decir, se apreciaría que estaban escritos por una misma persona.

Ésta es la prueba tercera: La misma estructura, complicada y muy personal, en más de la mitad de los escritos del Nuevo Testamento y en las obras de multitud de supuestos autores “cristianos” primitivos, todo ello obra de Lactancio.

Claro está, no hemos sido los primeros en descubrir los acrósticos ocultos, “para no ser vistos”, de Eusebio en todas sus obras; ni en darnos cuenta de la inmensa metedura de pata de Lactancio al lucir su buen hacer como escritor. Esto se descubrió ya en el siglo IV, antes de “San Jerónimo”, antes de Teodosio.

¿Qué se hizo?

No vamos a desvelar toda la trama de “Año 303. Inventan el Cristianismo”

Pero si el lector compara el texto de la carta de Fulgencio a Sisebuto, dotada de estructura, que nos ha servido de ejemplo al inicio de este artículo, con el texto que tenía en el artículo anterior, que mostramos a continuación, puede adivinar cómo se solucionó el problema.

En la carta original no hay ninguna frase con tres palabras. Luego no hay ningún Sumatorial posible. Tampoco hay Ianuales. No hay estructura alguna.

Con unos pocos cambios en el texto, sin alterar el sentido del contenido, con eliminar apenas algunos signos de puntuación, y añadir o quitar una palabrita aquí y otra allá, se puede eliminar la estructura, o se podría dotar al escrito de una estructura mucho menos lucida y más sencilla.

Eso fue lo que se hizo.

Por eso hay tantas Variantes en las copias que han llegado a nosotros del Nuevo Testamento. Miles y miles de Variantes: Cambios realizados en el texto para borrar el gazapo de Lactancio. Cada cual cambió el ejemplar que tenía en el cenobio, convento o parroquia …

Todo se puede explicar.

¿Qué ocurriría con los acrósticos de “SIMÓN” …?

Entrevista en Nueva Dimensión. Día 6-11-2.016



CONCLUSIONES

Tenemos un problema a la hora de sacar conclusiones relativas a nuestras creencias, a la doctrina que se ha predicado desde siempre en nuestra tierra. Y es que nuestra mentalidad ha crecido y se ha desenvuelto durante toda nuestra existencia en ese engaño.

Nos ocurre como al pobre hombre encerrado de por vida en la caverna de Platón. Cuando se le ofrece la posibilidad de salir a la luz del Sol, hasta es posible que quede deslumbrado y prefiera volver a la caverna.

Es necesario un cambio de paradigma, palabra que no he utilizado apenas en mi vida. Hay que cambiar el escenario. Y eso requiere que cambiemos nuestras meninges, nuestra forma de razonar. Debemos ser conscientes de que hemos sido engañados. Hemos vivido engañados toda nuestra vida.

Y ese engaño no sólo nos afecta a nosotros. Afecta a toda nuestra sociedad. Toda nuestra sociedad occidental está asilvestrada, salvaje, en lo que a educación para la vida se refiere.

Una doctrina que eduque para la vida tiene que cumplir al menos tres objetivos:

1. Tiene que facilitar la Felicidad en este mundo, que quien la sigue avance hacia ella y sea consciente de ello.

2. Tiene que ayudar al humano a evolucionar, a madurar, a crecer internamente, a desarrollar sus facultades más valiosas, a impulsar su sentido crítico, a darle confianza en sí mismo, en vez de hacerle dependiente de otros, en vez de volverlo infantil.

3. Tiene que prepararnos para el salto al Más Allá. Ha de explicar, y permitir confirmar al que la sigue, lo que hay después de la muerte, y no hacer de eso un tabú sobre el que nadie debe ni investigar.

Todo eso lo daba el Conocimiento que surgió en Grecia. Y Lactancio y sus manías nos han privado de ello. Y se necesita eso para convertirnos en humanos plenos, para saber en lugar de creer, para Ser.

Ha faltado la Ética. Ha faltado todo. Ha faltado la enseñanza de la manera correcta de comportarnos en la vida. Y, como consecuencia, han medrado los peores. Porque no han tenido freno, porque quienes se lo debían poner, los guías, eran tan ignorantes y corruptos como ellos. Los supuestos educadores estaban en blanco, eran los que menos sabían, porque eran los sembradores de la ignorancia, los propagadores del vacío conceptual.

Es la nuestra una civilización cimentada en la ignorancia. No hemos avanzado en 1.700 años … Peor aún. Lo que se sabía y se enseñaba desde el año 400 antes del cambio de era hasta el 300, todo el saber humano acumulado en ese tiempo, todo eso se ha perdido. Por culpa de tres individuos indignos de enseñar nada a nadie: Lactancio, Constantino y Teodosio.

Lactancio, un latifundista metido a ideólogo, que no debía haber tenido la ascendencia que tuvo. Ignorante, entró en el terreno de las Ideas como un elefante en una cacharrería, ciego e inconsciente de todo lo que destrozaba. Lo tenía todo que aprender, no era capaz de enseñar nada a nadie. ¡Y es el fundador de la religión de Occidente, el que él llamó “Cristianismo”!

Constantino, un joven ambicioso e inconsciente, que accedió al poder por ser hijo de su padre. Que lo aumentó por su ambición y sus conocimientos militares, y que invadió el terreno de las conciencias, como si, por ser el Emperador, todo le estuviera permitido.

Ordenó matar a su primogénito, Crispo, a su mujer, Fausta, a su cuñado, Licinio, y a su sobrino, Liciniano, un niño de apenas 10 años. En crueldad para con su familia sólo fue superado por Herodes, que ordenó matar a su mujer, Marianne, y a tres de sus hijos; al primogénito cuando estaba Herodes en su lecho de muerte.

Y a este pequeño monstruo de maldad, los historiadores cristianos de su siglo le apodaron Constantino el Grande, porque les había dado carta de naturaleza.

Y Teodosio, otro Emperador militar del todo inconsciente de hasta dónde llegaba su poder. Si en su tiempo el Cristianismo inventado por Constantino era la religión favorecida desde el poder, Teodosio decretó que fuera la única permitida, prohibiendo testar a los que no fueran cristianos. Con eso logró que todo el Imperio se convirtiera.

Esto, amigo lector, es una invasión en toda regla. Personas ignorantes e incompetentes se entrometen en un terreno que desconocen y, por el poder que les han dado, imponen sus criterios, todos ellos mucho peores que los que regían en la época.

Algo parecido ocurrió con las invasiones de los pueblos llamados “bárbaros” por los romanos; los que no eran romanos, los vecinos del Norte. Eran más fuertes y entraron a sangre y fuego en el Imperio. Y toda la civilización alcanzada por Roma, heredada de Grecia y los demás Imperios que Roma había conquistado y asimilado, todo eso se perdió.

Con Roma, en mi ciudad, Pamplona, había alcantarillas y Termas. Tras las invasiones del siglo V dejó de haberlas. Y las primeras alcantarillas que se construyeron en Pamplona lo fueron en tiempos de Napoleón, por los franceses, en 1.802 aproximadamente. Las termas, mucho después. Catorce siglos largos de retraso.

Con los tres infaustos personajes antes citados, el atraso en el mundo de la Ideas, de las doctrinas, fue de 17 siglos, si somos optimistas, y de 24, si tenemos en cuenta todo lo destruido por tales especimenes, si contamos a qué fecha nos remontamos, al año 400 AEC. A esa fecha nos han retrotraído.

¿Y ahora, qué?

Lo primero, debemos conocer la Historia auténtica. Porque la que nos han contado, y que muchos historiadores y Enciclopedias dan por buena, es un fraude, una estafa, un insulto a nuestra inteligencia.

La realidad es que en todas las civilizaciones antiguas alguien llegó al Conocimiento. Al Conocimiento de cómo es la naturaleza humana, de qué hacemos aquí, y de cómo llegar a esa meta. Este Conocimiento, en Occidente, surgió en la Grecia del siglo VI Antes de la Era Común (AEC).

A largo de los siglos siguientes,
Pitágoras de Samos,
Anaxágoras de Claxomenes,
Empedocles de Agrigento,
Parménides de Elea,
Demócrito de Abdera,
Heráclito de Éfeso,
Sócrates de Atenas,
Zenón de Zitio,
Epicuro,
Diógenes de Sínope – fundadores, estos tres últimos, de las Escuelas
estoica, epicúrea y cínica – sus directores,
Cleantes,
Crisipo;
Epicteto, ya en el siglo I de nuestra era,
Ammnio Saccas, en Alejandría
Plotino, en Roma en el siglo II, hasta llegar a
Hipatia de Alejandría, avanzado ya el siglo IV

explicaron ese Conocimiento en Escuelas de Conocimiento, a sus contemporáneos, y en libros, a las generaciones posteriores.

Diógenes

Pero la intolerancia agresiva de Lactancio, que invadió todas las obras “cristianas” primitivas, se contagió a sus seguidores. La paranoia de Lactancio pretendía que la religión que él había inventado era la única verdadera. Realmente, actuaba por temor a la ira de Dios, que iba a mandar el fin del mudo romano.

Y sus seguidores arremetieron contra todas las doctrinas no cristianas y las sepultaron. Quemaron sus libros, arrasaron sus Templos y cerraron las Escuelas de Conocimiento. Y no quedó nada, prácticamente nada. Sólo la doctrina de Lactancio, que tomó el nombre de un fundador inexistente, Jesucristo, el Cristianismo.

Y luego siguieron mil setecientos años de oscurantismo, ignorancia y ausencia de formación de la población entera de Europa, que luego sería de América y parte de Oceanía, conforme los europeos hicieron lo que Roma antaño, conquistar, someter y saquear a los vecinos más débiles. Con la ventaja de los avances de la navegación, que puso a su alcance todo el globo.

¿Frenos éticos? Ninguno. Los principios de Lactancio eran el miedo al fin del mundo y el afán de aplacar al Dios Único, celoso de adoración por parte de los ciudadanos romanos. Su moral, elemental, la que suponía una cierta meta para los egipcios de hace 3.000 años.

Aquí tenemos el viejo paradigma y el nuevo. La aceptación ciega de los desvaríos de un fanático, el viejo, y la vuelta al sentido común y al interés por el ser humano, el nuevo, que debemos iniciar, reconstruir.

Debemos elevarnos sobre nuestra situación cotidiana, y considerar la historia en la que estamos inmersos, la historia de la tribu. Ver sus puntos débiles y corregirlos.

Averiguado el vergonzoso proceso mediante el que nacieron las que han sido nuestras creencias, el Cristianismo, me pareció que la mejor forma de divulgarlo era relatarlo en una novela histórica, una novela que explicara la historia real de cómo sucedieron los hechos en ese horroroso siglo IV, donde Europa y Occidente se hundieron, esperemos que no para siempre.

Y porque el proceso es impresentable, inaudito, de los que dan ganas de vomitar, sus defensores, los que viven de la falsificación “cristiana”, deben ocultarlo por todos los medios. No pueden ni siquiera aceptar que sus orígenes fueron los que fueron. No pueden reconocer su nacimiento.

Y por eso no quieren enterarse, no quieren saber, no quieren leer. Y ponen todo tipo de excusas para justificar que rechazan, desprecian y critican con toda fuerza algo que no quieren, que no pueden conocer.

Y es que no hay defensa, no hay argumentación posible. Las pruebas son tan evidentes, tan demoledoras, están por escrito, son fehacientes, imborrables: Los propios capítulos de todo el Nuevo Testamento: Los Evangelios, las falsas Epístolas de Pablo, la de Santiago, las 3 Cartas de Juan, las 3 de Pedro y la de Judas, todas ellas obras de Lactancio y Eusebio de Cesarea, en el siglo IV. Una inmensa falsificación.

Lo he dicho en varios entrevistas: “Tengo ganas de que al menos un detractor, un defensor de la falsificación, me diga: “Sr. Conde, en la página tal de su libro está Vd. equivocado.” Y me dé una razón. Aún no ha pasado.

Sí ha pasado – y se puede rastrear en varias discusiones tenidas en medios de comunicación virtuales – que ha habido detractores, cuatro, que han accedido a leer el libro. Todos ellos han desaparecido de la escena. No han podido seguir argumentando. En lo sucesivo su postura ha sido “No sabe, no responde”. Me hubiera gustado que hubieran sido nobles y hubieran dado señales de vida. No hacía falta que se disculparan, sólo que retiraran sus objeciones … Pero no.

No tiene sentido, es absurdo, que una minoría, que todavía vive en y del viejo paradigma, imponga su ignorancia a una mayoría que lo ha superado ya. En este país, no más del 20 % cree todavía en las viejas doctrinas de Lactancio, mientras que mas del 80 % las ha desechado. Pero los que tienen más medios, los menos evolucionados, siguen manteniendo la ficción, nos siguen engañando a la mayoría. Mientras se les permita, con la inacción, con el conformismo, con la apatía y la visión a corto plazo.

Debe cambiar el medio, el ambiente, la Ética de nuestra sociedad. Hay que desechar los rumbos equivocados, que nos conducen cada vez más lejos de la meta a la que tenemos derecho, nuestra propia Evolución, nuestra maduración, nuestro crecimiento.

Manifestar nuestra exigencia de que dejen de educar a nuestros pequeños con una doctrina falsa que castra nuestra Evolución. Exigir que cambie la educación y se enseñe lo que Lactancio, Constantino y Teodosio abolieron, el Conocimiento que se enseñaba en Grecia ya en tiempos de Sócrates, que murió por divulgarlo poco antes del año 400 AEC.

Sócrates

Revestirnos de Ética y exigir lo mismo a nuestros gobernantes, rechazando a los que no la siguen. Dotarnos de gobiernos éticos, dando nosotros ejemplo.

Enterarnos de en qué consiste el Conocimiento que se enseñaba en Roma y en Grecia antes del año 300, e incorporarlo a nuestro día a día.

Me viene a la memoria un dicho que circuló en España en los últimos años del franquismo: “Un pueblo tiene el régimen político que se merece.” Trasladado a hoy sería: “Un pueblo tiene el gobierno que se merece.”

Pero no se piense que la solución vendrá de fuera, ni siquiera de un gobierno más centrado en la Ética. Habrá de sustentarlo cada uno con su proceder diario.

Porque depende de muchos es tan virtual. Pero también, porque es cuestión de muchos, su fuerza será tan grande.

La Caja de Pandora. Génesis del Cristianismo. Día 14-11-2.016


el robot pescador etiqueta_00000

Anuncios

515 comentarios el “EL FRAUDE DEL CRISTIANISMO

  1. Peiomari
    30 abril, 2017 @ 5:07 pm
    No soy persona erudita, desconozco las lenguas “muertas”, leo en castellano y en esa lengua entiendo bien lo que leo y no todas las veces. A Fernando C. T. lo he llegado a conocer físicamente y también digitalmente. Tengo leídos los dos libros anteriores a la magna obra, a mi entender, del libro “Año 303 inventan el CRISTIANISMO”, no puedo “refutar su obra científicamente al carecer de herramientas filológicas” como anoto primeramente. Lo que hace falta al debate entrar es/son personas que no denigren y aporten criterios fáciles de entender por personas cuerdas. Pienso y es mi criterio, que la “inteligencia eclesial y política” está sabida de lo que puede significar el “esclarecimiento” histórico/científico del “descubrimiento” cultural… puede desarrollar acontecimientos que culminen con la mutilación de prebendas y patologías al uso de las sociedades actuales cimentadas en conceptos/creencias que nos llevan entre otros caminos a perecer en el Mediterráneo teniendo barcos y aviones para pasar y no ahogarse en el intento (eso es verdad viva). No les interesa- PARA NADA- racionalizar “encuentros” “seminarios” etc. donde con herramientas nobles se establezcan y postulen los diferentes criterios. SABIDO QUE LA MENTIRA IMPERA en nuestros violentísimos tiempos… armas químicas que no existen (Irak, etc.) pero sí las guerras muertes robos violencia sin fin … pero con un sentido “patológico”: el robo, la impunidad y la ignorancia.
    Ánimo a Fernando C. T.. para que siga investigando y mostrando (criterios de conocimiento, belleza y paz) al mundo que la VERDAD ES SIEMPRE REVOLUCIONARIA. Abajo el oscurantismo y dominación de las personas y de los pueblos.
    Recomiendo leer un libro (a la persona que le guste buscar una lógica a nuestras culturas) de un profesor/catedrático israelí actual, para entender la construcción de la ideología judáica/israelí : “La invención del pueblo judío” (con esto bastaría, pienso yo, para encontrarlo en librerías, a lo que voy: te demuestra, por ejemplo, que la figura tan mentada de Moisés es, como dice Fernando C. T de Jesús el Cristo en su tesis, como Don quijote y Sanco Panza. Y así nos va con tanta ignorancia desparramada.
    Peiomari

    • Gracias, Peiomari, por tu palabras de aliento.

      Desgraciadamente comparto tu idea de que “No les interesa – PARA NADA – organizar “encuentros”, “seminarios”, etc. donde con herramientas nobles se establezcan y postulen los diferentes criterios.” Pero no les interesa a los fanáticos, a los propagandistas, a los no investigadores, a los que viven del “cuento sagrado”, a los que no tienen mentalidad cietífica, a los que sólo niegan y se niegan a enterarse, a los defensores de un “consenso” ciego, mudo y enrocado. Esa postura los desprestigia a los ojos de todas las personas juiciosas, que esperan algo sensato de ellos, como lo que indicas.

      Estoy convencido de que la mayoría de titulados y Doctores, Historiadores y Filólogos, no son todo eso. Son, sin duda, investigadores honrados, tienen mentalidad científica, no viven del tema, no son fanáticos … Y tienen que ver de mala gana que se cierren las puestas al conocimiento y a la Ciencia con esos comportamientos opuestos al modo de progresar de la Ciencia.

      La pregunta que me hago es: ¿Por qué les hacen el juego a los menos? ¿Por qué callan? ¿Por qué otorgan? ¿Por qué no hablan? Y no tengo respuesta …

      Un abrazo, Peiomari.

  2. Demasiadas vueltas a algo para al final, concluir que efectivamente Jesucristo sin duda, pasó por este mundo…y digo pasó porque por lo visto, vive. (“A donde yo voy vosotros no podéis venir”). Un artículo que en mi opinión, sobra.

    • Vivirá en su corazón, en su cerebro, en su imaginación. Eso nadie lo niega. Y tiene derecho a seguir así, tampoco se niega eso. Puede pensar o sentir lo que guste. Pero de eso no iba este hilo. Ha tenido las tres PRUEBAS contenidas en el libro ante sus narices. No ha dicho ni “esta boca es mía” sobre ellas. ¿Se cree que puede probar algo a estas alturas con una cita de la falsificación? Para forjar su nick demostró más ingenio.

      • LAS INCREIBLES EVIDENCIAS DE LA BIBLIA
        (20 de Agosto de 2015)

        El Creador y Sustentador del universo nos ha dejado en la Biblia los detalles de su creación para cerrar la boca del ateísmo irrazonable y permitir que las mentes humanas honestas puedan comprender su poder, sabiduría y amor a través de toda la creación que nos rodea.
        Además, esta revelación bíblica demuestra, sin lugar a dudas, que solo Dios pudo haber anticipado estos conocimientos descubiertos cientos de siglos después.

        El HOMBRE CREADO DEL POLVO DE LA TIERRA
        La Biblia nos revela que el ser humano fue creado del polvo de la tierra y los científicos modernos han comprobado que el cuerpo humano está compuesto de 25 elementos, cada uno esencial para la vida humana y son ¡los mismos 25 elementos que forman el polvo de la tierra!
        La Biblia reveló esta increíble verdad 3,400 años antes que los investigadores de la NASA (1982) lo confirmaran (Génesis 2:7).

        LA TIERRA ESTA SUSPENDIDA EN EL ESPACIO
        Las culturas más antiguas creían que nuestro planeta esta sostenido por grandes animales o grandes pilares.
        El gran filósofo griego, Anaximandro (611-547 A.C.), fue uno de los rimeros en postular esta teoría, pero siglos más tarde, Pitágoras trató de probar esta teoría de Anaximandro.
        Esto sucedió con más de mil años después que esta verdad se había revelado en la Biblia (Job 26:7).
        La explicación de cómo puede la Tierra ¨flotar¨ en el universo no fue descubierta hasta el siglo XVI, cuando Isaac Newton propuso la Teoría de la Gravedad.

        LA EXPANSIÓN DEL UNIVERSO
        En el siglo IV (A.C.), Aristóteles dijo que el universo era finito en tamaño y que había permanecido sin cambio alguno desde la eternidad.
        Esta teoría prevaleció hasta el año 1576, cuando el astrónomo inglés, Thomas Digges, propuso la idea de que las estrellas se extendían hacia el infinito.
        Esta teoría fue confirmada en el siglo XVII por René Descartes e Isaac Newton, pero no fue hasta 1929, cuando el astrónomo,
        Edwin Hubble, probó conclusivamente que el universo estaba en continua expansión.
        Sin embargo, cuando aun no había telescopios, el profeta Isaías (720 A.C.), ¡profetizó la expansión del universo (Isaías 45:12)!

        LA VIDA ESTA EN LA SANGRE
        Por miles de años se practicó el ¨desangramiento¨ como un medio para tratar diferentes enfermedades, lo cual lógicamente ocasionó miles de muertes también por la ignorancia de que ¨la vida se encuentra en la sangre¨.
        No fue hasta el año 1628 que William Harvey descubrió la función del corazón y la circulación de la sangre alrededor de todo el cuerpo humano.
        Pero hasta el año 1840 se descubrió que el oxigeno transportaba la proteína de la hemoglobina en la sangre.
        La Biblia, otra vez, mucho más anticipadamente que la misma ciencia, ya lo había revelado con muchos siglos atrás en el libro de Levítico 17:11 (1,400 A.C.).

        Y así podríamos mencionar muchísimas más evidencias de que la Biblia es realmente la Palabra de Dios mediante sus profecías científicas, físicas, químicas, genéticas, biológicas, históricas, geográficas, antropológicas, etc.
        El Dios de la Biblia lanza este desafío:

        ¨¿Y quién proclamará lo venidero, lo declarará y lo pondrá en orden delante de mi, como hago yo
        desde que establecí el pueblo antiguo? Anúncieles lo que viene y lo que está por venir; no teman
        …¿no se los hice oír desde la antigüedad? Luego ustedes son mis testigos: No hay Dios sino yo,
        no hay fuerte, no conozco ninguno¨ (Isaías 44:7-8).

        • En el artículo compendio que inicia este hilo se exponen las tres pruebas nuevas aportadas como muestra de las que se aportan en el libro, en mucha mayor cantidad. Vd., Anónimo, no dice ni una palabra de las tales. Ni las rebate, ni las menciona. No existen. Esa es la postura típica de los componentes del autodenominado “consenso de investigadores independientes”, que da la impresión de que no sean “investigadores”, pues nada investigan de lo que tienen delante; ni independientes, sino más bien desmemoriados, pues ni recuerdan lo que acaban de leer. Esta sería mi primera objeción.

          La segunda, que cuando se copia un amplo pasaje de otros sitio, es de personas con mentalidad científica indicar la fuente. Para su posible cotejo por el lector, por lealtad al verdadero autor del alegato y por honestidad propia. Esto no debiera ser necesario solicitárselo, pero, como no ha tenido ese detalle, se lo pido.

          Y la tercera, cuando hay una denuncia de falsificación de todo el Nuevo Testamento cristiano, de trama prolongada y renovada, en la Antigüedad y en tiempos mucho más recientes, venirnos ahoras cantando las virtudes del Antiguo Testamento con citas de (Génesis 2:7)(3.400 años antes), de (Job 26:7), de (Isaías 45:12)(720 A.C.), del Levítico 17:11 (1,400 A.C.) y de nuevo de (Isaías 44:7-8) es o un desliz por su parte o una demostración de irracionalidad por la misma.

          ¿Qué tiene que ver el fraude en la redacción del “Nuevo Testamento” con el contenido del mal llamado “Antiguo Testamento”, robado que fue a los judíos? ¿Se da cuenta de la incongruencia de su defensa? No habla de las pruebas expuestas, no las rebate, responde con otro tema completamente diferente, y no dice de dónde tomó descuidadamente el préstamo. Es Vd. digno émulo del fundador del Cristiansimo, Lactancio, que también tomó prestado, no lo dijo, lo disimuló y fue desagradecido hasta el extremo con los prestatarios.

          Objetores como Vd. quiero yo tener, Anonimo.

  3. Llevo cuarenta y tres años buscando “La Verdad”, he profundizado dentro del Catolicismo y muchas ramas cristianas dentro y fuera del protestantismo, también he estado con Testigos de Jehová, Mormones, Menonitas, y algunos grupos del conocimiento, he leído muchos libros en pro y en contra del cristianismo, pero no acabo de ver las cosas claras, algo en mi interior me dice que hay una Verdad pero no acabo de encontrarla, eso sí, lo que tengo muy claro es que estamos viviendo una mentira, estoy leyendo el libro Año 303 Inventan el cristianismo, y aunque hay cosas que no acabo de entender del todo (lo iré entendiendo poco a poco, eso espero) creo que aquí está la clave para ver el engaño que nos han vendido.
    Fernando, lo que has escrito en la parte final CONCLUSIONES, me ha llegado a lo más profundo de mi ser, estoy completamente de acuerdo contigo.
    Gracias por todo tu esfuerzo.

  4. Estupendo, José Luís, te felicito. Porque captas. Muchos no lo hacen.

    En la portada de la Web tiene un formulario de acceso, úsalo. Estudia el tema de las estructuras del libro, páginas 64 y 74. Haz tú las estructuras de las cartas de las páginas 36, 38 y 51, como Eladio hizo en la página 74. Mira la pág. 846, para saber los números especiales. Este tema hay que estudiarlo, como en la carrera, como en el colegio, estudiar, no sólo leer. Si algo no entiendes, usa el formulario de acceso de la Web.

    Que sepas que entender el engaño es el primer paso. Luego hay más cosas a hacer. Lo más importante. Un abrazo.

  5. Es cierto que la Biblia es un libro muy manipulado, pero aquél que sabe diferenciar lo que es esencial de lo que no lo es, no debe tener ningún problema para manejar una obra que contiene un excelente trigo con el que hacer el mejor pan. No es válida para los que tienden a leerla al pie de la letra, ya que, al final, éstos terminan deformando y tergiversándolo todo, con lo cual causan más daño que beneficio.

    • Estoy de acuerdo contigo, José. Si se sabe diferenciar el trigo de la paja, el trigo vale; la paja, se desecha, no se le hace caso, y ya está. Si al trigo le llamas Sabiduría, todavía estarás más cerca de la Realidad. Dichoso tú que distingues la Sabiduría. Eso es porque ya la tienes, en una parte de concretar, dentro. Mi ennhorabuena más sincera.

      Ahora bien, también estarás de acuerdo conmigo – espero – en que sería ideal tener un texto doctrinal que sólo contuviera Sabiduría. Porque un texto repleto de Sabiduría, 100% Sabiduría, contendría lecciones de Sabiduría más elevadas que las que ya conoces. Y ellas te podrían transportar a planos más elevados y fructíferos. Y si esos Conocimientos se propagaban ya en la Grecia de Sócrates y de las Escuelas de Atenas … mala suerte hemos tenido con perder todo ese acervo de Conocimiento … Lo que hay que procurar es recuperarlo, me parece. Y a eso estamos aquí.

      Un fuerte abrazo.

  6. Pufff, cuánto circo…
    EL SEÑOR CONDE NO PRESENTA SUS “DESCUBRIMIENTOS” EN LA ACADEMIA PORQUE NO SPORTAN EL MÁS MÍNIMO ANÁLISIS CIENTÍFICO.

    • No se preocupe, Anónimo del alma mía, de cómo organizo mis actividades. Eso no es cosa suya. Cosa suya es gruñir, insultar, no ver tres en un burro, no querer abrir los ojos, ni quitarse las legañas. Y todo eso lo hace muy bien; no hay más que leer sus estufidos.

    • Es que no le hablaba a ud. Que ud puede hacer lo que quiera. Lo que me motiva es advertir al público de su pseudo ciencia paranoica, con la que suma ud. a la degradación general en la que estamos cayendo. Que la ciencia era una herramienta colosal para superar la superstición, la idolatría, y la religión, pero de un tiempo a esta parte, se ha corrompido a tal punto, que personas como ud ya se pueden presentar al público diciendo que son científicos, y la gente no logra ver la diferencia…
      Y eso sí que me incumbe.
      Pero no se preocupe ud por mi ceguera, que ya he dedicado muchos años a construir los criterios con los que valorar la veracidad de sus “trabajos”.
      Y por eso digo que hoy día, cualquiera se autodenomina científico. Lo mismo da seguir el método y modales adecuados, que escribir novelas y jurar que son ‘ciencia’…

      • A Anónimo del 5 junio, 2017 @ 10:16 pm

        Sea quien sea: No sabe lo qué dice. O actúa obedeciendo a alguna consigna o actúa de buena fe. Le responderé suponiendo esto último. Tanto da.

        El mundo está al revés. Quienes ocupan los puestos más altos en las Universidades en este tema que nos ocupa, los llamados académicos, los supuestos investigadores, no investigan nada. “Investigar” es “averiguar la verdad de una cosa”. Y todo el que INVESTIGA sobre Cristianismo, si investiga (releer la definición anterior) sólo puede hallar la Verdad, con más o menos detalle, pero la Verdad. Y la Verdad es que Jesucristo es inventado y toda la historia cristiana es un invento de principio a fin.

        Si alguien dice que ha investigado sobre este tema y no ha llegado a esa conclusión, NO HA INVESTIGADO, ha hecho motivos para que el grupo de académicos cristianos le haga un sitio en su Club. Para poder editar todo lo que escriba, para hacerse un hueco, para crearse un nombre. TODOS.

        ¿Y cómo se oculta esta realidad? Volviendo la tortilla del revés: Calificando de pseudo-investigadores a los investigadores. Así los que defienden la falsificación pueden seguir quedando como los grandes investigadores, cuando en realidad están avivando, posibilitando, manteniendo viva la falsificación. De ahí mi afirmación de que el mundo está al revés, al menos en este campo del Cristianismo.

        Voy ahora con sus afirmaciones. Se refiere a mi libro, que no se ha atrevido a leer, como “su pseudo ciencia paranoica”. Mal puede decir eso si no lo ha leído. Y si lo ha leído, díganos en qué páginas yerro, habrá muchas … Eso que ha escrito es una calificación personal, suya, sin base, porque desconoce lo que descalifica. Y eso lo descalifica a Vd., obedezca consignas o actúe de buena fe, que es mi hipótesis..

        “La Ciencia … se ha corrompido a tal punto que personas como Vd ya se pueden presentar al público diciendo que son científicos …”. Esta Vd. errado, caballero. Absolutamente. La Ciencia no desmerece porque haya farsantes, personas que mienten, que dicen que investigan y echan cortinas de humo acerca de una falsificación. La Ciencia sale incólume de esa farsa. Los que se corrompen son los que actúan falazmente, no la Ciencia. Y la gente se empieza a dar cuenta.

        Sigue diciendo “la gente no logra ver la diferencia”. Vuelve a equivocarse. La gente a la que el tema no interesa, no logra ver la diferencia; pero como no le interesa, no se pierde nada. La gente que se interesa y lee mi libro, ve claro que lo que allí se defiende es la Verdad, lo real, lo sucedido. Y ya han perdido los “propagandistas” un ser humano al que seguir manteniendo en la duda. El que quiere no ser confundido, no es confundido, porque se entera. Pagar 32 euros por enterarse, merece la pena.

        Otra falsa afirmación suya: “he dedicado muchos años a construir los criterios con los que valorar la veracidad de sus “trabajos”.” No es así. No hace falta “construir criterios” para comprobar nada. Yo he aportado tres pruebas documentales que demuestran que mi reconstrucción es la verdadera historia del Cristianismo. Las tiene en el libro, y, para que no pueda esgrimir que mi libro no lo va a leer, se las voy a poner delante de su frente. Aquí hay una muestra de cada prueba:

        https://elrobotpescador.com/2017/04/13/el-fraude-del-cristianismo/

        No se demuestra mi tesis en estas 25 páginas, sino en las 864 del libro. Esto es sólo para que se capte qué pruebas son, para rebatirlas, con solidez, con argumentos, no con opiniones personales sin base, ni con descalificaciones globales. Hágalo, está retado.

        La única cosa cierta que ofrece: “cualquiera se autodenomina científico”. Le diré otra: “Cualquiera se autodenomina investigador independiente” sin serlo. Cuando sólo son “propagandistas” que comen de la falsificación. “Donde las dan …”, señor mío.

        Finaliza con “Lo mismo da seguir el método y modales adecuados, que escribir novelas y jurar que son ‘ciencia’”. Tampoco es cierto lo que dice. ¿Cómo va a ser cierto? Defender eso es lo mismo que renunciar a la Ciencia. ¿Qué clase de científico tomaría tal postura? Deje de fijarse en el continente (novela), que lo importante es el contenido (una auténtica Tesis, brillante, original, demoledora, con pruebas irrebatibles).

        Creo que lo que le sucede es que ve peligrar su status, y debe pasar al ataque. Pero se sabe sin armas, porque se niega a enterarse de lo que desea descalificar. Y Vd., que es inteligente, se da cuenta de que esa postura no podrá mantenerla mucho tiempo. Porque es … a ver cómo se lo digo para mantenerme dentro de esos “modales adecuados” … no plausible. Está en un aprieto, Doctor. Baje al ruedo, mójese.

    • ¿Ya se puso a pensar que su acusaciones son las propias de los sanateros, embaucadores y predicadores de toda talla, que últimamente no paran de aumentar?
      Que ya siento nostalgia por los vendehumo de antaño, que por lo menos sólo le llevaban un poco de dinero, y nada más…
      Sus palabras se reducen a: “Solo mía es la VERDAD”.
      Está tan confiado de sus “pruebas”, que con eso demuestra a simple vista su ignorancia de lo que es investigar.

      Que en la universidad ya no se haga ciencia, no quiere decir que ud. sí la haga.
      Lo mismo de lo que acusa a la Academia corre para ud. No por llamar pseudocientíficos a los demás, se va a autovalidar.
      Yo también me fui hace años dando un portazo de la universidad, pero que la ciencia se esté abandonando allí, no quiere decir que ud la esté defendiendo acá.
      Pero como está tan manoseada, y prostituída, hasta ud. le puede pegar…

      “La gente que se interesa y lee mi libro, ve claro que lo que allí se defiende es la Verdad” Esto sería su criterio de Imparcialidad y espíritu crítico…
      O más bien Adoctrinamiento! palabras vacías! Propaganda de la que acusa a los demás! Eso es lo que veo yo acá.

      “Yo he aportado tres pruebas documentales que demuestran que mi reconstrucción es la verdadera historia… …una auténtica Tesis, brillante, original, demoledora, con pruebas irrebatibles”.
      En toda mi vida nunca vi ni escuché hablar de un científico que se exprese así de su trabajo. Y mire que no se si hay ser en el mundo más soberbio que el científico! Pero por lo menos sabe qué maneras le conviene observar…
      La verdad es tan esquiva, que un día estás arriba, y al otro estás abajo…
      que si le pasó a Newton, no se a quien no le puede pasar!

      Y claro que la ciencia desmerece con los farsantes y mediocres, que van usurpando su terreno, y la van apagando hasta que llega el día que ya nadie sabe que es hacer ciencia de verdad. Cómo ud. que se cree científico, y en el fondo no sabe qué es investigar.

      Pero no se preocupe, esto es sólo una reflexión para ud. No una respuesta a su trabajo.
      Abajo voy a contestar sobre su trabajo, y dándome el lujo de no leerlo. Pero será al público en general. Saque provecho si le sirve, que no va dirigido a ud, si no al que quiera reflexionar…

      Por cierto, si me acusa de confrontativo y radical, tiene ud. razón. Hace tiempo que perdí la delicadeza para quien no la tiene para empezar (aunque obviamente ni lo ve, ni lo piensa revisar).
      Pero viendo el tono en que se ha manejado con los demás, no creo que me vaya a condenar…

      • A Anónimo del 6 junio, 2017 @ 2:29 am

        Sólo sabe provocar y quejarse, emitir juicios de valor que no son sino opiniones personales suyas, genéricas, ambiguas, abarcándolo todo, lo que equivale a no abarcar nada. Ejemplos:

        * “sus acusaciones son las propias de los sanateros, embaucadores y predicadores de toda talla”. (Supongo que quiso decir “santeros”, pero no repasa.)

        * “Está tan confiado de sus “pruebas”, que con eso demuestra a simple vista su ignorancia de lo que es investigar.” ¿Qué relación tiene tres pruebas que Vd. elude, evita y teme hacer frente, con mi capacidad de investigar? Concrete algo, por favor.

        * “Que en la Universidad ya no se haga Ciencia, no quiere decir que Vd. sí la haga.”

        Todo esto, y muchas más, no son sino opiniones personales suyas, señor. ¿Pretende discutir con ellas? Tiene un mensaje mío anterior, que Vd. ignora. Tiene un enlace, con acceso a las tres pruebas, ya que el libro le parece excesiva deicación:

        https://elrobotpescador.com/2017/04/13/el-fraude-del-cristianismo/

        ¿Por qué no las menciona? ¿Por qué no rebate alguna? ¿No puede? ¿No sabe? ¿No contesta? ¿Qué pasa con Vd., señor mío? ¿Sólo sabe exponer opiniones personales cuando habla con alguien que investiga y descubre cosas nuevas?

        Le diré cuál es la razón, a mi modo de ver, “de su desencanto y desesperación”. No es que la Ciencia en las Universidades vaya de capa caída. Lo que va de capa caída es otra cosa y eso es lo que le hiere y amarga. Lo repite varias veces, porque es su obsesión.

        Se centra y critica una descripción favorable que yo hago de mi Tesis. Obedece a su comentario anterior: “Lo que me motiva es advertir al público de su pseudo ciencia paranoica”.
        Paranoia: “Forma de psicosis, caracterizada por delirios crónicos sistematizados y progresivos, son perder el control en el pensamiento, la voluntad y la acción.”
        Psicosis: “Nombre general que se aplica a todas las enfermedades mentales.”

        Caballero, Vd. me está calificando de “enfermo mental”, en una falta de respeto imposible de calificar. No se merece ni mi respuesta. Tiene Vd. una pésima educación. Carece de modales. Me recuerda a los navajeros de barrios bajos de puerto marino, pero con corbata, con título. Y se extraña de que califique mi descubrimiento favorablemente. Y me dice que “En toda mi vida nunca vi ni escuché hablar de un científico que se exprese así de su trabajo.”

        Yo le pregunto: ¿A cuántos científicos de ésos que ha escuchado les había dicho Vd. antes que era el conferenciante un paranoico? Lo habrían echado a Vd. de la sala. Eso es lo que habría que hacer con alguien como Vd. No es digno de acudir a este sitio. Su odio lo vuelve indigno, sépalo.

        Tiene Vd. otra perla en su primer mensaje, al que respondo con esto, pero la dejo en reserva. Ya saldrá.

        • EL SEÑOR CONDE NO PRESENTA SUS “DESCUBRIMIENTOS” EN LA ACADEMIA PORQUE NO SOPORTAN EL MÁS MÍNIMO ANÁLISIS CIENTÍFICO.

          SANATERO:
          Persona que sanatea o habla seriamente sobre un tema, provocando en el interlocutor la sensación de ser alguien instruido, pese a decir cualquier inconsistencia.

          Juicios de valor, y opiniones personales, a los que se expone al no observar los modales científicos. Muy útiles por cierto al enfrentar sanateros, charlatanes, y vende humos.

          Sí, lo califico de enfermo mental. El hecho de que no pueda verlo es una de las características patognomónicas. Y tampoco he tenido miedo de hacerlo antes en la academia, y alguno me lo agradeció.

          PD:
          deicación, lo qué dice, Esta Vd. errado, mas, etc.
          …me subestima, y no repasa…

  7. EL SEÑOR CONDE NO PRESENTA SUS “DESCUBRIMIENTOS” EN LA ACADEMIA PORQUE NO SOPORTAN EL MÁS MÍNIMO ANÁLISIS CIENTÍFICO.

    Con el título está todo dicho, pero dadas las circunstancias, todavía diré más…
    Mi primera conclusión es que el señor se dedica a vender circo, que es lo que paga, y así distrae su frustración existencial…
    Es un mero comerciante, y no tiene respeto alguno por el saber ni la verdad (aunque, como cualquier vendedor, pregone lo contrario, incluso con ese versito pseudoespiritual que se vino a armar). Un mero comerciante de estos tiempos materialistas, donde esgrimir la verdad del dinero justifica cualquier conducta, con total prescindencia de la ética y la moral. Así el señor Conde nos embauca con un cuento chino, salido de sus pases mágicos, y de discusiones ancestrales en la arqueología del cristianismo, que no tienen nada de nuevas entre los doctos, pero que en el mercado del ocio literario se pueden usar para impresionar.
    Todo un circo que no podemos revisar por que nos tomaría años de estudios y dineros que no tenemos para dedicarnos a lo que sería un nuevo oficio.
    ¡Imagínense todo ese camino, para acabar constatando lo que el sentido común, nos dice desde YA!!

    Si la verdad le interesase, su libro sería de dominio público para empezar, que hoy día está muy fácil de la mano de creative commons, y toda la nueva ola de libertad cultural. Pero como bien nos confiesa, no le daría rentabilidad!
    Rentabilidad que no precisa, porque si hasta acá llegó antes de publicarlo (y con los onerosos costos que alega haber tenido que afrontar), es porque su vida material está suficientemente resuelta para prescindir del lucro, y dedicarla a la difusión de la verdad, aún desde la austeridad.
    Pero no es eso lo que anhela, por eso a cada pregunta, nos manda a comprar su libro, mientras nos acusa de no conocer su ‘argumento’ real.

    No es mi área de la ciencias la que ocupa este tema, pero a raíz del respeto que le tenía este blog, me tuve que poner a investigar. No tanto porque me importe la autenticidad del Cristianismo, que soy ateo, y otras yerbas radicales más, si no para despistar a cabalidad quienes están detrás de las fuentes de pensamiento que estoy bebiendo en estos tiempos de disidencia social.
    Y lo que estoy concluyendo me preocupa sobre manera, pero lo voy a dejar para el final.

    Indagando en este mundo de la arqueología cristiana y la exegética, encontré algunas explicaciones que por groseras y simples, nadie se pone a explicar. Así que disculpen el tono de cuentito a los que no les va:

    Que si los papiros bíblicos o apócrifos no se datan por carbono-14 (como tampoco se datan de ningúm tema en general) es por la poca información que da en relación a su costo! (pagar el estudio y dañar el documento) frente a la información que se espera (descartar si es falso o real).
    Tienen más valor los resultados paleográficos que la mera datación del soporte físico en que se encuentra una copia en particular. Porque dado el hecho de la realidad de que nada escrito de aquella época, ha sobrevivido en su versión original hasta hoy, pues la durabilidad de los papiros, pergaminos, y demás, de por sí no lo permite. Y el hecho de los avatares que en 2000 años de historia se han cernido sobre toda la documentación mundial. Desde su sano juicio, los miles de investigadores del mundo (en este y tantos temas), creyentes, agnósticos y ateos, en los últimos 200 años por lo menos, han robustecido una ciencia llamada PALEOGRAFÍA, que es sana y funcional, y que cuando es cotejada por otros métodos acaba mostrando un grado de precisión y efectividad que la valida perfectamente como método de investigación.
    Entonces el señor Conde, constando un hecho harto sabido, como la falta de dataciones anteriores al siglo IV, construye una fábula mesiánica, propia de esta era de psicosis de la conspiración (sea como víctima, o como mezquino oportunista ante tan jugosa oportunidad comercial), sin considerar ni el hecho ni las acusaciones, de que no presenta absolutamente ninguna prueba o indicio de pruebas, que no hayan salido de su propia imaginación. Pero acusa a toda una comunidad multigeneracional de investigadores, simplemente de incapaces, que no pudieron en por lo menos 200 años de ciencia emancipada de la iglesia, lo que puede ÉL. Nótese que hasta Darwin tuvo el coraje de enfrentar a la comunidad científica católica de la época para voltear dogmas que bien claro veía la iglesia el daño mortal que les iba a acarrear.
    Y si lo hizo y triunfó en aquella época, ¿qué le impide a conde hacerlo hoy en esta era de libertinaje académico, que ya cualquiera publica lo que se le canta, y lo más grave que te puede pasar, es que simplemente no les guste y no te vuelvan a citar?

    ¿Tendrá que ver con que los acrósticos de 5 letras se encuentren por cientos en cualquier texto que se quiera buscar? ¿Serán realmente sólidos esos ‘cálculos’ de probabilidad?
    ¿Por qué no los somete a crítica frente a la comunidad científica, en vez de venir a exibirse en un foro de legos, donde nadie tiene ni la más pálida idea sobre test estadístico?
    Será que cada vez que se arrimó, lo destrozaron en 30 segundos, sin darle tiempo ni a respirar? Al menos eso es lo que se puede ver de sus versiones anteriores de este cuentito, cuando uno busca un poco por la web (link que ya le pusieron en las narices, y no le importó justificarse)…

    Hay otra posibilidad más, y es que vino acá a CONSPIRAR!
    (y esto no es trivial! hay que meditarlo mucho).

  8. EL SEÑOR CONDE NO PRESENTA SUS “DESCUBRIMIENTOS” EN LA ACADEMIA PORQUE NO SOPORTAN EL MÁS MÍNIMO ANÁLISIS CIENTÍFICO.

    EN RESUMEN:
    -Como bien dijo un Anónimo: con la lógica de conde, no existió homero, platón, sócrates, sun tzu, confucio, buda, y un largo etcétera. Y conste que no me importa si existió o no Jesús, pero este hombre quiere negarlo al cristianismo todo! Y si ignoramos nuestra historia ¿a donde vamos a parar?!

    -En este tiempo me tuve que poner a revisar la web, y la verdad que hay suficiente información y coherencia sobre los movimientos pre-cristianos, como para que me resulte más absurda su teoría de la MEGA-SUPER-ULTRA-conspiración, que la falta de papiros.

    -Debo recordarle que la ausencia de prueba, no es prueba de ausencia, para empezar. Así que su falta de carbono-14 no es prueba de ausencia de pre-cristianos. A eso súmele que ud. niega la validez de cualquier otra evidencia por el simple hecho de que no le puede aplicar carbono-14 o porque sí nomás. Porque considera a los distintos investigadores seres de mala fe. Y uno no puede dejar de preguntarse si acá se aplicará aquello de que el ladrón cree que son todos de su condición…

    -A eso le agrego que si es por falta de pruebas, su teoría es la primera. No hay ni un dato de la historia que sugiera o haya sugerido nunca una conspiración de constantino (ni de nadie más). Es la única conspiración y más mundial, milenaria y perfecta que nadie pueda concebir, y que logró erradicar toda voz de denuncia a lo largo de 1700 años, y dentro de varias religiones, algo que no logra la iglesia con todo su poder frente a un sin fin de credos menores pre y pos-cristianos que surgen en su seno y llegan hasta hoy! Sin hablar que nadie desde ninguna otra religión lo notó, o lo pudo denunciar.

    -Si es tán fácil de aborregar a la gente, que con la sola voluntad de un gobernante, el pueblo deja sus creencias ancestrales y de repente sigue con convicción férrea algo que no conoce, e impuesto a la fuerza ¿Por qué hoy con toda la infraestructura y poder de la iglesia católica no para de caer su congregación? ¿O por qué la evangelización de América sangró lo que sangró?
    Es que no es así. La manipulación de la masa consiste en deformar ligeramente lo que ya está. No se puede implantar de la noche a la mañana lo que no está. Ni siquiera hoy!! con las inmensas tecnologías de las industrias de la conciencia, que no habían en la antigüedad.
    Visto así, pareciera que el Poder sí puede aborregar a las masas, si es para justificar una conspiración (justo ahora en la era del consumo de las conspiraciones), pero no puede aborregarlas si es para seguir creyendo en lo que ya creen! Uno tendería a creer que es más fácil lo segundo que lo primero…

    -El pensamiento de que sólo la datación por C-14 es prueba de algo, es un infantilismo propio de la estrechez de miras del pseudocientífico de hoy. Cómo si la ciencia y la historia no hubiese existido antes del C-14. Por eso tiene tanto éxito por acá. Cómo este público no hace ciencia, compró el verso del C-14, y piensa que no hay nada más.

    -Pero todavía podemos ir más allá. Porque como bien dijo ISSA, ud “confunde la parte con el todo” cuando frente a ‘adulteraciones’, ud. entiende ‘construcción ab-initio’ de toda la religión.

    -La navaja de occam dice que frente a 2 explicaciones la más simple tiende a ser la correcta. ¿No es más simple que la cristiana (como cualquier religión) se vaya construyendo progresivamente en el tiempo, para dar cuenta de las necesidades de su época, como bien se entiende hasta hoy, que una fabricación ab-initio mediante una conspiración contra todo occidente? ¿Y no es más simple entender que no hay papiros físicos de los primeros tiempos, porque como todo proceso social de la base contra el poder, nació en grupos pequeños y por tanto, sin recursos para documentar sólida y ampliamente su propio proceso, que de por sí se basta con la tradición oral? Y sea porque los cristianos fueron perseguidos todo ese tiempo, y por tanto sus libros destruidos, o porque los papiros de por sí, no duran mucho, o porque la iglesia en su afán unificador haya eliminado todo evangelio apócrifo que haya podido encontrar (persecución que bien clarito queda en el concilio de nicea), es notablemente más lógico que no queden papiros originales de los tiempos de la persecución, que esperar que sí queden.

    • A Persona desconocida de 6 junio, 2017 @ 4:29 am

      Otra acusación en dos fases: Primera fase, una invención: “Con la lógica de Conde, no existió Homero, Platón, …”. Segunda fase, la crítica a la invención: “Y si ignoramos nuestra historia ¿a donde vamos a parar?”.

      Mi estimado señor y oculto señor, por negar a una personaje inexistente no se niega la Historia, se niega lo que es falso, y sigue vigente lo que no es un fraude. Lo que tal vez suceda es que si se elimina a Jesucristo, algo suyo se quema, se anula. Y se queda Vd. sin algo que necesita para vivir. Por eso, tal vez, se defiende con todo lo que se le ocurre, menos rebatir mis pruebas.

      Voy a procurar describir su posición. Primera norma: “No se puede leer el libro del Sr. Conde. Hay que rebatirle, pero sin leer su libro.” Corolario: “Tampoco se puede leer ni una de sus pruebas, bajo pena de pecado mortal.”

      Y entonces tiene que limitarse a leer las entrevistas que me han hecho, unas 30, los Foros en los que he intervenido sobre artículos míos y los comentarios a los que he respondido. Todo menos el libro.

      De manera que no le queda otro remedio a este señor que brujulear entre todo ese material y fijarse en aspectos secundarios, que han salido en alguna entrevista o comentario. Por eso saca:
      * el tema del Carbono 14,
      * el que nadie hasta ahora ha defendido que Constantino forjara una conspiración en perjuicio de toda la Humanidad,
      * que la Iglesia no ha podido evitar todas las escisiones que se han dado en el Cristianismo, luego Constantino tampoco tenía que haber podido,
      * y hasta la navaja de Occam, defendiendo la hipótesis más sencilla, que es, claro está, la que este señor da, que todo fue como siempre se ha dicho.
      * Y vuelve a la manía que tienen los investigadores modernos por exigir Carbono 14 para los papiros neo-testamentarios.
      * Y echa en falta los tiempos antiguos, cuando no se había inventado ese odioso Método y todo el mundo era feliz. Bueno, los que eran como él.

      Toda esa necesidad de temas variados obedece a la imperiosa consigna de no discutir su libro, el de conde, así con minúsculas, para mortificarle. Y los “argumentos” esgrimidos son como consecuencia de que este señor no sabe el camino seguido para averiguar el inmenso pufo que es la falsificación cristiana, obra del siglo IV.

      Y tampoco sabe que las pruebas son los propios capítulos de los Evangelios, escritos en medio de una pugna brutal, a muerte, entre los dos redactores, Lactancio y Eusebio. Y no sabe eso porque tiene prohibido leer el libro, que explica toda la historia.

      Y digo “tiene prohibido” porque esa postura la tienen TODOS LOS DETRACTORES TITULADOS, todos, sin excepción. Y esa postura común, rígida, como un solo hombre, tiene que venir de algún lado. Hubo un detractor titulado, de nick “Laura”, que empezó a rebatir la primera prueba, pero … algo pasó y cortó su intervención en la mitad de la discusión. El que manda manda. Y desapareció. Yo me frotaba las manos, ¡Aleluya, al fin alguien que sabe de esto va a rebatir alguna de mis pruebas! Pero la sonrisa se me heló en el rostro. Me raptaron a Laura. Pity.

      No es la primera vez que alguien intenta ponerme en contra a los círculos científicos. Sólo tengo en contra a los círculos fanáticos, a los “propagandistas”, a los que comen del invento. Los demás no están en contra. Callan por temor, por temor a significarse y a recibir el rechazo del Club de propagandistas y figurantes. Y a perder su prestigio, ganado en otros campos. Porque los miembros del Club son activos y tienen poder. Poder para desprestigiar a quien se signifique como proclive al enemigo.

      Otro ejemplo de … dígalo el lector: “No hay ni un dato de la historia que sugiera o haya sugerido nunca una conspiración de Constantino”. Señor mío, ¿qué quiere, que haya habido Ingenieros que hayan investigado en cada país en cada decenio pasado? Lo que no es nuevo, argumentan que no es nuevo, que ya está superado. Y lo que es nuevo se niegan a leerlo y lo eliminan porque es nuevo. Así ganan siempre.

      En fin, no cansaré al lector. Leer el comentario de mi interlocutor es un buen ejercicio para captar lo fácil que sería rebatir las dichosas pruebas que nadie se atreve a leer, y acallar a este Ingeniero pesado, al que hay que atacar por los flancos, porque está prohibido atacarle de frente. Así les va. Van 3 de 4. Pufff…

  9. EL SEÑOR CONDE NO PRESENTA SUS “DESCUBRIMIENTOS” EN LA ACADEMIA PORQUE NO SOPORTAN EL MÁS MÍNIMO ANÁLISIS CIENTÍFICO.

    CONCLUSION:

    Que un emperador use su poder para reducir las divisiones ideológicas que puedan fragmentar su imperio, o cualquier otra maniobra tendiente a centralizar poder, como filtrar los aspectos “incómodos” o antifuncionales de los evangelios para la institucionalización de una iglesia que luego pueda controlar, no significa que precise concebir una conspiración mesiánica, de la que no consta ejemplo alguno en la historia, y mucho menos que logre llevarla a cabo, con lo cuasi imposible que resulta mantener estable el simple gobierno durante un mandato! Imagínense entonces controlar las creencias de toda la población!

    Lo que yo veo es que una vez más (como siempre en la historia), los procesos revolucionarios son tergiversados sutilmente para encauzarlos en el sentido que le interesa al poder. Siendo ésta la forma más efectiva y duradera de neutralizarlos, ya que la sofocación frontal, sólo pospone por un tiempo el próximo levantamiento.
    A mi entender lo que más probablemente ocurrió, es que con las últimas persecuciones (antes de la libertad de culto), y aún enseguida del concilio, se eliminó a los líderes más lúcidos y firmes de ese movimiento, dejando al cristianismo relativamente acéfalo, para poder encauzarlo así, hacia la formación de una iglesia al servicio del poder.
    Trampa en la que cayó, y de la que no se levantó nunca más…

    Obviamente al mejor estilo troll, de “hablemos por hablar”, conde irá citando frasecitas de este texto para meter algún versito que le permita llenar el ojo a los que no tienen idea que pensar. Con refutaciones parciales que no cambian el sentido real del planteo, pero le permiten la apariencia de ‘argumentar’. Y con total ignorancia, desprecio y soberbia, además, porque al cuestionar de tal manera un saber unánime para la humanidad, debería moverse aunque más no sea por costumbre o apariencia (ya ni hablemos de la ética y la verdad), en puntitas de pie, y con una humildad colosal!

    Pero no hay problema, ande pues, diga lo que quiera y más, que yo lo sabré esperar. Sáquese esa estaca del ego que le acabo de clavar, y muéstrenos una vez más la talla de su personalidad. No sea tímido, hombre, que en este foro siempre algún conspiradicto lo va a festejar…

    Y la conclusión que les prometía al principio es que empiezo a preguntarme hasta dónde el sistema no va a salir revitalizado de una guerra general contra la psicosis y la paranoia que está campeando cada vez más. Guerra que lo muestre como salvador del hombre frente a un caos psicológico que él mismo está ayudando a generar…
    Hay gente que ya cree que la tierra es plana! ni hablemos de todo lo demás…
    Si esto no es el apocalipsis, no se que será…

    Seguramente conde solo pasa por estos blogs (como por los otros), para hacer un proofreading de su conspiración, y corregirle los puntos flacos en la próxima versión. Eso no es ciencia. No está construyendo sobre la realidad, está construyendo sobre la fantasía del imaginario colectivo.
    Y si tiene éxito estará moviendo nuestro inconsciente hacia una ilusión preconcebida y artificial.
    Eso es manipulación de las masas. Y con el apoyo de los medios de difusión eso ya es CONSPIRAR.

    Así que con las declaraciones de este payaso, se cierra mi ciclo de 2 años de conspiracionismo, para buscar la verdad por otro lugar.
    El Robot pescador también fue fraude al final…

    • A persona que se oculta de 6 junio, 2017 @ 4:38 am

      Sigue inventando e insultando. Por si no lo sabe, hoy en día casi nadie va al circo; el circo ya no vende como antaño. La razón de actuar así es que tiene fácil la crítica. Primera fase: Se inventa algo sobre mí que sea peyorativo. Segunda fase. Critica su propio invento. Y así sale triunfante de la imaginativa confrontación. Y eso lo hace, señor mío, una y otra vez, repetidamente, aburridamente.

      Otros ejemplos: “Es un mero comerciante, y no tiene respeto alguno por el saber ni la verdad”.
      “Un mero comerciante … con total prescindencia de la ética y la moral.”

      Luego pretende justificar su política, común a otros titulados, de no querer enterarse de lo nuevo que se descubre en ese campo que le es tan querido. Dice “un circo que no podemos revisar por que nos tomaría años de estudios y dineros que no tenemos”. [Me sorprende que un científico titulado cometa faltas de ortografía, pero bueno …]

      ¿Años de estudio seguir el enlace que le he ofrecido por dos veces ya? ¿Éste:

      https://elrobotpescador.com/2017/04/13/el-fraude-del-cristianismo/

      ¡No me diga que tiene las mismas cualidades que algunos aprendices de detractor, bastante maleducados también, que aparecieron por Robot y sólo sabían gruñir, pero no discurrir, ni rebatir! Ándele …

      Y culmina su construcción en la segunda fase así: “¡Imagínense todo ese camino, para acabar constatando lo que el sentido común, nos dice desde YA!!” Tampoco se queda Vd. corto adivinando lo que, no sé qué sentido común, le va a llevar a averiguar tras un período imaginario de varios años. Excusas infantiles, mi cuatre …, me parecen a mí. [Observo que tampoco domina el uso de las comas … ¿Dónde estudiaría este señor?]

      Le parece mal al señor que el libro cueste 32 euros. La Tesis está expuesta y extendida a lo largo del libro. El que quiera de verdad enterarse, tendrá que adquirirlo … No es tan dramático comprarse un libro en estos tiempos, digo yo. ¿Y qué me dice de los miembros del “Club de propagandistas y filiales”, que escriben uno 42 y otro hasta 70 libros sobre Jesucristo y cercanías? ¿Ellos pueden hacerlo y los investigadores independientes no? ¿Cuando, además, hemos de editarlo por nuestra cuenta, dada la censura existente sobre la Verdad en el tema cristiano?

      Vienen ahora razonamientos sobre temas científicos. Veamos:
      “Que si los papiros bíblicos o apócrifos no se datan por carbono-14 … es por la poca información que da en relación a su costo!” Ofrecen la misma información que da la llamada “Paleografía”, la fecha de redacción. Con la diferencia de que un paleógrafo PROPONE una fecha de datación, no data. No está capacitado para datar, sólo para proponer. Un Método Absoluto data. Ésa es la diferencia.

      Pero algunas otras personas, como Vd. – es fácil deducir con qué intenciones – engañan al lego y afirman que la Paleografía data, cuando Vd. sabe que eso es falso. Propone, sólo puede proponer, no puede datar. Eso queda para los Métodos Absolutos de datación. Que, claro, cuestan, como el libro “Año 303”. ¿Será ese coste lo que impide a los Propietarios de las colecciones Bodmer y Chester Beatty datar sus papiros neo-testamentarios, que, gracias a la fiel y oportuna Paleografía, paleógrafos devotos proponen su datación en los siglos I, II y III?

      “Tienen más valor los resultados paleográficos” Llega la defensa de lo indefendible. La Paleografía no data, señor, sólo propone una cierta datación. Pero Vd. transmuta esa “propuesta de datación” en “datación” en toda regla. Y ya está el truco completado. El de arriba elude una datación científica y entrega su papiro neo-testamentario a un hombre fiel, y otro hombre fiel de abajo asegura que lo que el colega dio es toda una datación. Y a basarse en ella para seguir haciendo posible la falsificación que le da de comer.

      Pues no, señor mío. Eso es trampa. Un engaño más, necesario para mantener el original.

      Pero sigue argumentando y añadiendo falsedades: “Porque dado el hecho de la realidad de que nada escrito de aquella época, ha sobrevivido en su versión original hasta hoy”. ¿Y el papiro 7Q5 del padre O´Callaghan (+) anterior al año 70? ¿Y el P52, atribuido por un papirólogo devoto al año 125? ¿Y tantos y tantos papiros “datados” por Papirología de los siglos II y III? ¿Qué nos está diciendo, buen hombre?

      ¡Son estos papiros que le nombro con los que se llenan la boca sus colegas catedráticos y demás “propagandistas” de la falsificación cristiana, para aducir su veracidad! Se está inventando Vd. un argumento, basándolo en falsedades absurdas. Esos papiros conservados serán lo que sean. ¿Qué más da si son originales o primeras copias? Pero sus colegas dicen que son de los siglos I, II y III. ¿Cómo se han conservado hasta hoy en contra de lo que Vd. argumenta?

      Sigue defendiendo las bondades de un sistema que no es capaz de “datar” un papiro: “una ciencia llamada PALEOGRAFÍA, que es sana y funcional, y que cuando es cotejada por otros Métodos acaba mostrando un grado de precisión y efectividad que la valida perfectamente como método de investigación.”

      Ejemplo: La National Geographic quiere poner en valor el Evangelio de Judas. ¿Qué hace? ¿Hace como los Propietarios de papiros neo-testamentarios? ¡¡¡NO!!! Sería absurdo. Cede trocitos de su documento – tan grandes como la cabeza de un alfiler – a un Laboratorio de Análisis por Métodos Absolutos de datación y también a un señor “experto” en Paleografía. Y entonces ¡maravilla! coinciden las dataciones: Entre el 220 y el 340. Y de eso se deduce que la Paleografía es bla bla, bla, bla, bla, bla. Bravo, argumento demoledor. ¿Puede dar enlaces a informes de documentos neo-testamentarios donde se haya hecho ese triple Análisis? Se lo agradeceré.

      Viene luego la descalificación gratuita, a mi modo de ver: “Entonces el señor Conde … no presenta absolutamente ninguna prueba o indicio de pruebas, que no hayan salido de su propia imaginación.” Veamos, ¿y las pruebas ofrecidas en el enlace? Sólo son las tres pruebas aplicadas a un solo documento. En el libro se aplican a 14 y mediante enlace a 17 más. ¿Y las pruebas que se dan en el libro? A esta pregunta respondió este señor en su anterior intervención. Dijo: “Abajo voy a contestar sobre su trabajo, y dándome el lujo de no leerlo.”

      Es decir, a las pruebas que le ofrezco en este cambio de correos, no sabe, no responde. Y el libro, “se dará el lujo de no leerlo”. Y niega que se den pruebas. Señor mío, ¿nos está tomando por lobotomizados? ¿Le parecemos imbéciles? ¿Lee lo que Vd. escribe dos veces, discurriendo a la vez?

    • A Persona desconocida de 6 junio, 2017 @ 4:38 am

      Dice: “con lo cuasi imposible que resulta mantener estable el simple gobierno durante un mandato!” Se ve que este señor sabe poquito de Historia, del poder de un Emperador como Constantino o Teodosio, ambos generales en una época de inseguridad, sobre todo el segundo. Ambos grandes, por designación de la casta sacerdotal cristiana, a la que ambos dieron poder. Uno la creó, el otro la convirtió en sus Legiones ideológicas.

      Me he documentado sobre cómo Teodosio dio la vuelta a la tortilla en el asunto de doctrina. Lo que heredó era el triunfo del arrianismo, pero él era niceno y “pudo, quiso, luego lo hizo”, como el otro. Está detallado en un Capítulo del libro, dedicado sólo a eso. Pero como el libro no se puede leer …

      Quien no ha estudiado lo suficiente y no sabe, ha de escribir: “A mi entender lo que más probablemente ocurrió …” Por una vez el señor es honesto y dice lo que realmente piensa y apoya por él mismo. El argumento final de los que defienden la falsificación cristiana, cuando se ven acorralados, es decir: “Sí, pero lo mas verosímil es que fuera como nosotros decimos, como se ha dicho siempre.” Es decir, de hace 180 años para aquí, porque antes funcionaba, al menos en España, la Santa Inquisición, abolida aquí en 1.834, salvo error.

      Sobre humildad. No soy orgulloso, ni hago alarde de mi hallazgo. He tenido – me lo han dicho varios – una paciencia infinita, respondiendo a todo el mundo, incluso a personas que insultaban sin piedad, ni educación. Pero cuando me llaman “paranoico”, señor mío – como Vd. lo ha hecho, en su primera frase – procuro dejar bien alta mi bandera, y elogiar mi trabajo, impropio de un enfermo mental. ¿Qué a eso Vd., interesada y arteramente, lo llama soberbia? Bueno, encaja con la doctrina de los primeros falsos escritos “cristianos”, que recomendaban a todos los fieles someterse al obispo [upotassw = someterse, obedecer]. Pero ya no estamos en aquellos tiempos, señor.

      Otro lugar común, citar el código da Vinci, o la tierra plana. “Hay gente que ya cree que la tierra es plana! Ni hablemos de todo lo demás… Si esto no es el Apocalipsis, no se que será…”. Un comentario rico en información, porque revela la mentalidad que hay detrás. El que escribe se desnuda, y este señor lo ha hecho, desnudarse.

      Hay una joya en su primer comentario que se me ha quedado olvidada. Cuando habla de “en estos tiempos de disidencia social.” Le contraría que la gente disienta, que los investigadores exijan Carbono 14 a papiros neo-testamentario, que la gente deje de ir a Misa, que se vayan quedando solos, que en Europa las iglesias se tengan que transformar en Museos …

      Este nuevo mundo desasosiega a mi detractor, le pone nervioso, le cabrea. Pues tendrá que acostumbrarse, amigo mío, porque la Historia no corre para atrás. Los logros son definitivos y la Humanidad, Occidente, madura, cada vez se sabe más, hay más información. Los tiempos de la Inquisición ya pasaron.

      Que tenga Vd. un buen día …

  10. EL SEÑOR CONDE NO PRESENTA SUS “DESCUBRIMIENTOS” EN LA ACADEMIA PORQUE NO SOPORTAN EL MÁS MÍNIMO ANÁLISIS CIENTÍFICO.

    A esta altura me pregunto si el señor conde no será bobo…
    -que me manda por segunda vez a revisar un link que es el mismo en el que estoy comentando (que para chiste, bastaba con una)…

    -que considera relevante una falta de ortografía y una coma en una respuesta de blog que ya pasa los 15mil caracteres… se imaginan en qué termina esto, si le devolviera esa mediocridad…

    -Pretende que leyendo esta entrada de blog uno se ahorra años de estudio, e investigación, para concluir “su verdad”. Cómo no se vea la estupidez de tamaño planteo, ¿que más se puede hacer?
    Por si fuera poco, después te manda a comprar su libro porque no alcanza con el blog y la web (que yo lo dudo, que para mí sí que alcanza), y entonces uno concluye que éste, lo mismo que te dice una cosa, te dice la otra. Y en definitiva, se cree que hablar ya es argumentar (¿entonces de qué se queja cuando le hacen lo mismo los demás?).

    -Tampoco entiende bien lo que lee, como cuando piensa que me quejo de la disidencia social, siendo que me refería a mí! Y acá empiezo a creer, que entonces todas esas evasivas e inversiones de la realidad, ya ni siquiera son mal intencionadas. Es incapacidad, no más…

    Podría seguir desnudando cada pavada encerrada en lo que quiere alegar, pero no estaría aportando nada sustancial (y no es que ya no lo haya escrito! pero seguirla sería divagar).

    Claro, ahora entiendo algo! como el señor conde no tiene idea quien soy, mea fuera del tarro. Es decir, lo suyo es atacar a la persona (falacia ad-hominem), y al asumir que soy quien no soy, no solo no me rebate, ¡¡si no que falla sus ofensas cuando lo intenta!!! jajaja
    Cree que soy un académico medio católico, del mundito de las letras, o las paleografías, o su admirador, o algo por el estilo, y gasta su saliva para ese lado, que no es lo que está en cuestión.
    …me hizo mucha gracia….

    Sobre mi persona dejo claro al público un par de cosas. Soy un ex-docente e investigador en biología. Soy ateo de los que podemos decir: me cago en Dios sin pestañear. No venero ninguna autoridad (más bien las aborrezco en general). Mi único interés es la verdad. Me crié en el mundo de la ciencia, y aprendí lo que es (y lo que no es), y hacia a dónde nos puede llevar. He podido cuestionar verdades oficiales casi tan sólidas como la ley de la gravedad (como cierto tema candente de la segunda guerra mundial, que el lector avispado sabrá identificar). No tengo ningún interés en la prosperidad de la iglesia (y me viene de familia). Pero a su vez he superado mi desprecio original. Ya no me importa atacarla, sólo desnudar lo podrido que voy encontrando en cada lugar (sea la iglesia, la ciencia, o este blog de la conspiración mundial). Y sobre el cristianismo, si hay material para rescatar, hay que rescatarlo. Yo creo que sí lo hay.
    Sobre lo económico, resulta que voy a cobrar mi primer sueldo desde hace un año. Le aseguro que no es ninguna ganga 32 euros para su novela, que además si la importo me sale 64. Pero mi cuestionamiento hacia este punto no fue económico. Fue ético y filosófico.

    Y eso me trae a un punto muy grueso acá. En estos 200 años de liberación eclesiástica, llevamos también 200 años de retroceso espiritual. Al respecto recomiendo analizar la decadencia del sujeto, muy bien expuesta por autores no académicos, como Félix Rodrigo Mora, por ej.
    Al punto que la gente más agradable que voy encontrando por la vida son los que se mantienen vinculados a su iglesia (no hablo de predicadores o fanáticos). El resto están hundidos en la psicosis o el nihilismo…

    En ese camino, y con ese “tipo” de ciencia (diferente a la que conde quiere propagar), es que voy haciendo mi análisis de la realidad. Y aunque sería genial descubrir otra conspiración más que lo explique todo, las cosas no me lleva a ese lugar.

    Así que resumo lo fundamental:

    -La paleografía DATA. Busque en google “datación paleográfica” que lo encuentra. Esmérese, y deje de inventar disquisiciones desautorizantes, que eso no argumenta.
    O se data por paleografía o por C-14, pero ambos datan. Y para eso hay un buen ejemplo en el libro de Isaías del mar muerto del s. II a.c. donde el C-14 ratificó la paleografía.

    -Su descalificación de la paleografía es abusiva. Se la podrá cuestionar, como todo quehacer humano (C-14 incluido, que ud. como el público, veneran sin saber lo que da). Pero no es la necedad que ud. pretende alegar (soberbio). Ud. mezcla en la misma bolsa las fechas de papiros (que difícilmente sean el original), con las fechas de los textos, que es lo que permite reconstruir la historia, y que el C-14 NO PUEDE ubicar.
    Para decirlo más claro: Si un papiro da una fecha del siglo IV por C-14 sólo nos dice que esa copia es de esa fecha y no nos dice cuándo se escribió el original. Pero la paleografía sí puede estimar eso (y acá no se haga el bobo, que ud. sabe que puede. Llámele lingüística comparativa, o como quiera, pero puede lo que no puede el C-14). Y deje de engañar a la gente para vender libros.

    -La datación por C-14 en definitiva se usa para confirmar que el material no es una falsificación moderna, y con esos papiros, esa duda no está. Luego no hay mayor interés por usarlo. Pero va a llegar el día que su costo baje lo suficiente como para que todo el mundo la empiece a usar, y no por eso se valida su teoría conspiranoica…

    -Sobre mi expresión “nada ha sobrevivido” ya sabía yo que iba ud. a abusar, pero igual le di la oportunidad…
    Aclaro al público que me refería a que así como casi no hay material proto-cristiano, no lo hay de ningún tipo. El faltante arqueológico es general. No es que no haya evangelios, pero sí haya otra literatura y documentos. Hay muy poquito de todo. Y en cuanto al P52, 7Q5, y muchos otros que fui encontrando, lo que yo entiendo es que se data el origen del texto, no el papiro en particular. Descontando el himno de Oxirrinco que sí está datado por C-14 para el s.III y refuta sus teorías. Ahora, si ud reconoce que pueden ser primeras (y por qué no segundas) copias, no se que estamos discutiendo acá.

    -Pero vayamos a cosas más groseras por revisar, porque si asume que leyendo sus supuestas interpolaciones y acrósticos uno se convence de lo que ud. quiere, no entiende la realidad. Que para empezar yo no veo ninguna diferencia entre el texto negro y el rojo, como para no suponer que es una división arbitraria de su parte. Que si el público las ve, será falta de escepticismo, y simple fe en el predicador, que en este caso viene a ser ud.
    Y para seguir, de mi trabajo he aprendido que una combinación de 5 letras en un texto largo puede llegar a ser muy fácil de encontrar. Y cuando miro sus acrósticos sin simetría o rigurosidad de lugar, no me siento impresionado. Y acá es donde tengo que perder una vida si lo quiero cotejar por mí mismo. Sentarme a estudiar estadísticas, conseguir algún paquete comercial, preparar un programa de búsqueda de acrósticos en algún lenguaje de programación, que tampoco manejo. Conseguir los textos originales y después pasarlos a digital. Buscar distintos acrósticos, y después correrles los test de probabilidad, y todo con una rigurosidad profunda para no autoengañarme, como les pasa a todos los que no han pasado por la educación científica. Y carecen de espíritu crítico como ud y su “tesis inapelable” (no se olvide que ud. ya lo hizo mal antes).

    -Si eso no es el trabajo de una vida, no se que es. Así que ud. es un atrevido al burlarse de nosotros por no ir corriendo a festejarle su propaganda anticlerical.
    Bien ateo que soy, pero crédulo, no.
    La historia la voy a revisar cuando se me muestre algo más que sus especulaciones, porque acá viene lo fundamental, que hasta ahora ud. no ha podido contestar:

    -Que NI ES UD. EL PRIMERO, NI NADIE LE NIEGA LA MANIPULACIÓN DE LA BIBLIA para formar lo que terminó por formar.
    Acá lo que es absurdo (y salido de su imaginación) es su conclusión de QUE UN ACRÓSTICO SIGNIFIQUE CREACIÓN CONSPIRACIONISTA DE UNA RELIGIÓN. Y respecto a eso, sigue en pie todo lo que le puse, y mucho más para el que se ponga a buscar. Que sí hay papiros, y dataciones, y tumbas con C-14, y un canto cristiano, y referencias cruzadas de distintos libros a los evangelios apócrifos, que no se entienden en una conspiración, etc. etc.

    Eso nos lleva a otra cosa: al no contestar mis argumentos no hace aquello que reclama a los demás.
    Por eso no le contestan desde la academia.
    “Los que saben callan”, porque entienden la famosa frase de Kant:
    “No discutas con idiotas, los demás podrían no notar la diferencia”

    -Sépalo: ud. no entiende de ciencia, solo nada en la superficie… y encima se dedica al circo para lucrar….

    -Ud. no ha tenido la paciencia de contestar; es que la gente bien pensada lo lee mal (si no es pura adulonería, además). Ud lo que tiene es un egocentrismo mesiánico con el que le ha retrucado absolutamente a todo mundo, para quedarse con la última palabra, sea para bien o para mal! Eso no es un mérito. Eso no es sano. Eso no es normal…
    A mi llega un punto que me da vergüenza ajena verlo cacarear sin parar…

    -Sobre el cierre de su cartita uno termina de entender que ud. es un simple escritor, y lo suyo es escribir, sumergiendo al lector en su realidad…
    …es eso nomás…

    Dicen que es mísero callar cuando importa hablar. Y he hablado.
    Pero en este punto es mejor tener la boca cerrada y parecer estúpido que abrirla y disipar toda duda.

    El señor no se va a callar, y seguirá posteando, como lo vimos hacer desde hace meses. Porque ASÍ HA CONSTRUIDO SU PRODUCTO.
    Pero convencer a la gente ya no es mi intención, con lo compartido es suficiente.
    El buen lector sabrá extraer lo que allí haya de valor…

    Por lo que a partir de ahora no diré mucho más…

    • A persona desconocida del 7 junio, 2017 @ 5:58 am

      Parece que mis respuestas han escocido y enfurecido, porque aumenta la longitud del escrito respuesta y aumentan los decibelios de rabia mal contenida. Pero sigue la misma educación, pues insulta ya desde la primera línea: “A esta altura me pregunto si el señor conde no será bobo…”. Y luego me reprocha a mí que escriba “ad hominem”. La diferencia entre ambos no hace falta señalarla, el lector la verá.

      Sigue: “que me manda por segunda vez a revisar un link … bastaba con una”. Me da la impresión, estimado señor, que su especialidad es torcer la verdad, “semper et ubique”. No bastaba con una. La primera vez que lo envié, Vd. lo ignoró. Y yo quería que se plasmara Vd. respecto a esa aportación mía. Por eso pensaba repetirla, hasta que respondiera a ella. Ya lo ha hecho, genial.

      Ahora todos los demás lectores pueden leer las escasas, pobres y erradas conclusiones que saca Vd. A mí me da la impresión de que lo ha leído por encima, fijándose exclusivamente “en los santos”, en las imágenes, en los colorines. Y ha concluido, apresuradamente, que eso no demuestra nada, que todo me lo imagino yo. Bien, eso será para Vd., será su opinión, pero yo quería que la dejara por escrito, para que se evidencie su desnudez, sus prejuicios, su nula capacidad de análisis. Porque no comenta nada de las diferencias de léxico, ni de las ideas-fuerza de cada etapa, ni de los “despegues” y “aterrizajes”, que delatan las dos etapas. Que se plasmara Vd. era mi objetivo y ya está eso logrado, pero a la segunda.

      He dejado claro que no se prueba mi tesis con esa entrada de blog, que es una muestra, sólo para saber de qué van las pruebas, si son consistentes, algo a estudiar, o tonterías paras niños. Tergiversa, fase primera, se inventa un absurdo y luego lo ataca, fase segunda. Lo de siempre.

      Es que no pueden hacer otra cosa mis pobrecitos detractores, rebatirse a sí mismos. Y de paso, otro calificativo, “estupidez”. Sigue “se cree que hablar ya es argumentar”, otra argumentación “ad hominem”, de las que luego se queja le hagan.

      Los insultos que me lanzan mis detractores eclesiales son otras tantas medallas. “. Es incapacidad, no más…” O la de “cada pavada encerrada en lo que quiere alegar”. Creo que aquí interviene el mal sabor de boca que le ha quedado al leer las respuestas que recibió. Y está, como se dice en España, salido de madre. Esta expresión tal vez no se use en el país de mi interlocutor, centro o sudamericano.

      Otra cosa que odio, y que delata la intolerencia de mis detractores, son sus risas trasladadas al escrito, ese “jajaja”. Me parece que denotan nerviosismo, poca educación y falta de respeto. Jamás he usado tal expresión. Su usuario se desnuda de nuevo. Lo siento, pero voy a ser implacable. “Donde las dan las toman”.

      Paso por alto su auto-definición, porque no puedo ni validarla, ni negarla. Como le sé habituado a distorsionar las verdades – pruebas ya ha dado – me quedo dubitativo. Pero falta de nuevo a la verdad al decir: “no es ninguna ganga 32 euros para su novela, que además si la importo me sale 64.” Tiene el libro en formato E-book por unos 20 dólares. Repetido un montón de veces, pero lo que no le interesa no lo lee.

      Interesante su impresión positiva y amigable de las personas ligadas a la Iglesia o a iglesias. Y también su opinión peyorativa del resto, “hundidos en la psicosis o el nihilismo…” Me alegro de que se plasme y poder saber las raíces de su intervención. Eso se logra tratándole como si fuera un cura.

      Y se adorna con ese afán por hacer su análisis de la realidad. Amigo mío, como toda su ciencia para llegar a la realidad sea como la que ha mostrado en el análisis del enlace que he tenido que plantarle ante las narices dos veces, van aviados sus lectores, if any.

      Su análisis ha sido superficial, apenas ha rozado el contenido, y se ha dejado llevar de sus filias y fobias. Ahora comprendo su rechazo visceral a mi tesis, ya que estoy, como mínimo, “hundido en la psicosis”, que ya está dicho que es una enfermedad mental.

      Menos mal que, como investiga en Biología, no tendrá la misma manía a los animales ni a las plantas que la que tiene a la mitad de los humanos, todos “hundidos en la psicosis y el nihilismo”. Caballero, así no se puede llegar a ningún sitio en el trato con los humanos. Claro que Vd. estará acostumbrado a otra cosa, a que sus guisantes o coliflores no le reaccionen en contra, se dejen hacer. Pero así de válidas son sus conclusiones en temas mundanos, dictadas por el apasionamiento y el favoritismo.

      Empieza a hablar de temas concretos y medio técnicos.

      “-La paleografía DATA. Busque en google “datación paleográfica”. Por favor, señor mío, ¿Google es la fuente en que se basa para “investigar”? Estaba buscando el libro accesible de un entendido en estos temas que repetía una y otra vez en cada papiro que exhibía en el libro, que “está propuesta su datación por Paleografía”:pero no lo encuentro. En su lugar he vuelto a leer esto, referido al P52, el papiro que pasa por ser el más antiguo de los Evangelios, un trozo del de Juan:

      “A este respecto Brent Nongbri, especialista de la Facultad de Teología de Harvard cita lo siguiente:
      “Lo que se desprende de esta encuesta no es nada sorprendente para los papirólogos: La Paleografía no es el método más eficaz para fechar los textos, en particular los escritos literarios realizados a mano. C. H. Roberts tomó nota de este punto en su edición del P52. El verdadero problema es la forma de cómo los estudiosos del Nuevo Testamento han usado y abusado de las pruebas papirólógicas.
      Y ya que mediante la Paleografía y la Filología no se puede datar un manuscrito, sólo estimarlo y los índices de error son grandísimos, habría que realizar otro tipo de estudios y pruebas.
      Una prueba que nos sacaría de dudas y nos daría con la fecha exacta de su realización sería la prueba del C-14, pero hasta hoy y desde 1.934 ni se ha vuelto a estudiar, ni se ha vuelto a sacar a la luz, salvo para tomarle fotografías en formato digital (esto del P 52).
      La excusa para no llevar a cabo esta prueba fue lo exiguo del material, pero hoy en día ya es factible llevar a cabo esa prueba con apenas unas micras del papiro, por lo que no es excusa para su no realización.”
      (Fuente: http://religioninventada.blogspot.com.es/2012/05/papiro-rylands-p-52-o-la-datacion.html )

      Cuando se aporta algo, hay que dar la fuente. No mandar a un Doctor que ha hecho investigación a mirar en Google. Aquí la carcajada a que es aficionado encajaría bien, pero yo no me burlo de nadie, ni aun teniendo motivos.

      Conclusión, la Paleografía no data, como sabe todo el que entiende algo, aun no siendo especialista en Filología. Basta haberse interesado activamente. Yo me he interesado en la Paleografía. Le ofrezco al lector una página donde hay 11 artículos sobre Paleografía: http://www.sofiaoriginals.com/cristianismo/cristianismo-contemporaneo/

      Otra cosa es que el defensor de la Paleografía como método consagrado de datación esté defendiendo la posición eclesial, la falsificación cristiana, aun siendo titulado en … Ciencias Sociales. Cada cual es libre de defender sus preferencias. Y el colmo es que se diga defensor de la Ciencia, martillo de la mentira y denoste de quien no opina como él.

      Fuentes, señor mío, fuentes. ¿Vd. ha investigado? ¿De veras? No da esa impresión. Mirar en Google es documentarse, no investigar. Y con datos de no se sabe quién. Así que ni siquiera es documentarse. Eso vale para los trabajos de los alumnos, pero no para un Profesor, investigador, ex-docente …

      Dice este señor: “Su descalificación de la Paleografía es abusiva.” En modo alguno. Yo me he documentado y sé de qué hablo. Me temo que no es su caso. Porque incurre en otro error de bulto, propio de alguien que entra en este campo por vez primera.

      Y añade: “Ud. mezcla en la misma bolsa las fechas de papiros (que difícilmente sean el original), con las fechas de los textos.” No se explica bien. Llama “papiros” a lo que se tiene delante, el texto escrito sobre papiro. Y llama texto al texto original, el primitivo.

      Añade luego: “Para decirlo más claro: Si un papiro da una fecha del siglo IV por C-14 sólo nos dice que esa copia es de esa fecha y no nos dice cuándo se escribió el original. Pero la Paleografía sí puede estimar eso.” Respuesta: Ningún Método puede deducir, de la datación de una copia, cuándo se escribió el original; esto es evidente y defender lo contrario, como hace, es una muestra de ignorancia enciclopédica. Es una locura. Es no saber qué terreno se pisa, pisándolo por primera vez, en plan virgen.

      Argumenta que “La datación por C-14 en definitiva se usa para confirmar que el material no es una falsificación moderna,” ¿Será ésta la explicación que le han brindado sus “amigos eclesiales”? Por favor … ¿por eso la usó la National Geographic, junto con el Análisis Multiespectral, para poner en valor el Evangelio de Judas?

      Y como colofón del tema: “y con esos papiros (se refiere al P 52 o al 7Q5), esa duda no está. Luego no hay mayor interés por usarlo.” Todo explicado, qué fácil … Me da que, a fuerza de amistades agradables, se ha convertido a la mentalidad simple, del alumnado de una catequesis parroquial.

      ¿El himno de Oxirrinco del siglo III? Fuentes, amigo mío, fuentes, como hace el investigador más neófito. Si no, sólo es una afirmación personal, que vale lo que Vd.

      Ahora explica su desconocimiento: “Y en cuanto al P52, 7Q5, y muchos otros que fui encontrando, lo que yo entiendo es que se data el origen del texto, no el papiro en particular.” Ya lo ha dicho todo “claro y distinto”. Pues Vd. solito, manejando su ordenador, mirando en Google, se ha armado un lío, caballero. No, no es así, está Vd. errado. Se data el papiro que se tiene delante, entérese. Se data o se hace una propuesta de datación, según qué se emplee. Aprenderá cómo son las cosas en los 11 artículos sobre Paleografía de la Web ofrecidos, dado que lo ignora casi todo.

      Ya que saca el 7Q5, de Qumrán:
      “La hipótesis (de ser el 7Q5 parte del Evangelio de Marcos), recuerda Jesús Peláez, «tuvo desde el principio detractores y defensores, pero después de más de un cuarto de siglo de debate, ya ha quedado probado que estos papiros no son del Nuevo Testamento» y «también ha caído la teoría de Thiede».” (Thiede apoyaba la tesis del jesuita español José O’Callaghan) Un medio nada sospechoso de ser libertario.
      (Fuente: http://www.abc.es/cultura/20150126/abci-fragmentos-evangelio-antiguos-mundo-201501221422.html)

      Todas esas supuestas “dataciones” por Paleografía son fraudes, falsificación moderna, necesaria para mantener en vigor la falsificación primitiva, caballero.

      Conociendo su bagaje intelectual en este campo y sus inclinaciones ideológicas, me explico esto que dice, sin darse cuenta de lo que dice: “yo no veo ninguna diferencia entre el texto negro y el rojo, como para no suponer que es una división arbitraria de su parte.” Renuncio a explicárselo. Tal vez sea demasiado para su mente. ¿Se acuerda de qué era estudiar? Pues mis escritos, señor biólogo, hay que estudiarlos, no basta con leerlos, y menos, por encima y displicentemente. Lo de ponerlo en forma de novela fue para despistar a los académicos e investigadores, para “que leyendo, no entiendan”. Y al menos con uno lo he conseguido, aunque eso no tiene mucho mérito …

      Explica lo que tendría que hacer para llegar al fondo de la verdad en lo de los acrósticos: “Sentarme a estudiar Estadística, conseguir algún paquete comercial, …”. ¡No, por Dios! Aquí, como en lo anterior, no da una. Le basta con estudiar el libro, con comprender cada concepto que se expone en cada línea, con mirar con ojos limpios, sin venda, sin prejuicios, como un alumno de 16 años. En el libro, cuando se exponen por vez primera los acrósticos. Y el enlace está escrito con Pedagogía, para que se entienda según se lee, despacio, con atención, estudiándolo, entendiéndolo. Para un investigador como Vd. no debería resultarle inaccesible … Un poco duro, tal vez.

      Iba por el buen camino, nos estaba diciendo cosas interesantes sobre Vd., pero vuelve al malo: “ud. es un atrevido al burlarse de nosotros”. No confunda, yo no me burlo de nadie. Pero si me insultan, respondo con contundencia; no insultando, pero sí mostrando sus fallos, que Vd. en su candor, colecciona.

      Dice, casi para terminar: “Eso nos lleva a otra cosa: Al no contestar mis argumentos no hace aquello que reclama a los demás. Por eso no le contestan desde la Academia. “Los que saben callan”, porque entienden la famosa frase de Kant: “No discutas con idiotas, los demás podrían no notar la diferencia.” Ahora le comprendo mejor que al principio. Está Vd. en el nivel de los detractores que han intervenido en Robot, al nivel de primaria. Por eso no sabe y no se da cuenta de que lo ignora todo. Y habla con el orgullo del que cree saberlo todo y en realidad no sabe nada.

      Unos amigos le han inculcado lo errado que está cierto Ingeniero español que se mete en camisa de once varas, sin conocimiento, sólo para vender su pésimo libro, y Vd. ha querido congraciarse con ellos: “¿Decís que investigador? Ya le voy a dar yo una lección al ingenierillo ése …” Y aquí está Vd.

      Es capaz de no darse cuenta del ridículo que ha estado haciendo, sobre todo en esta segunda intervención. Espero que se la dé, o que sus amigos le paren los pies. Y que sea cierta su frase final: “Por lo que a partir de ahora no diré mucho más … ”. Más vale.

    • Que notable…
      un payaso…
      un bufón de la corte del robot…
      “Ahora todos los demás lectores pueden leer…”
      “…el lector la verá”
      que el lector pensará esto, que verá lo otro, que sentirá aquello. Parece que su público precisa que le estén diciendo qué interpretar…

      No sabía que la rabia niega lo que es verdad. El que no sienta nada frente a la manipulación alevosa y la mentira, tiene algunas cosas que revisar.
      En eso yo estoy vivo, sí señor, y no tengo su cinismo, para hacerme el desentendido, y ponerme a distraer y divagar.
      Como con el largo de los mensajes, ud. se libera, y pretende que yo me quede para atrás?

      ¿Un guión entre 2 palabras es lo mejor tiene para criticarme?
      No, claro, como viejo jubilado, todo el día al pedo, revisando sus blogs a ver donde puede postear, para mantener la polémica y que no caigan las ventas, se da el lujo de trolear…
      Va torciendo los mensajes, y habla y habla, como si tuviera algo que decir. Ud es el mayor trol de este foro! Si le hacemos la estadística, rompe todos los records de mensajes y texto acumulados, sin decir nada. En 3 meses, estoy seguro que no dejó ninguno sin sobrepasar!!
      Su mayor esfuerzo lo pone en decir que no leí su material, porque donde acepte que lo leí y me pareció ridículo, ud. ya queda mal.
      Pero bueno. Lo leí igual que todos los que lo criticaron. Y su afirmación de una conspiración es gratuita.
      Ahora si encima me quiere dirigir la investigación que lo va a refutar, ya se empieza a parecer a constantino, permitiendo la religión siempre y cuando nos diga cómo va a funcionar.

      Sobre la paleografía ya le vi “argumentar” como le dice ud, a sus citas y sus links. Y su supuesta sapiencia sobre datar.
      Que no me está aportando nada nuevo. Pero no me puede mandar a investigar, porque no somos paleógrafos, y ya tenemos suficiente con nuestra actividad. Si espera una respuesta paleográfica, vaya a la academia! Ah! no Claro! Ahí se le ríen en la cara! ¿Por qué será? Si si, ya se, son tooodos pagados por el Vaticano! Que tonto, si ya me lo había dicho y me volví a olvidar.
      Pero mire que me tomé 3 meses para entender lo que pasa acá, antes de hablar!
      Cómo dije antes, a la paleografía se la podrá criticar, pero lo que presenta ud. es una sola cara de un debate, y con eso concluye. Eso es la primera parte de su deshonestidad. La paleografía data! dató y datará! y es tan obvio, que hasta en google está.

      “Lo siento, pero voy a ser implacable”, que no está siendo implacable nada, que está siendo ridículo. Que ya lo leí desde marzo a ud, y vi que esto es lo que hace!
      Trollea al que no lo apoya, y nada más. Cuando simplemente se debería callar, y ahorrarle tanta basura al mundo. Sobre los que estén equivocados, la verdad prevalecerá. Pero no somos nosotros los que vamos a la prensa, y a los estrados a pasar tamaña mentira para lucrar. Pero igual no esperaba otra cosa de ud! Es sólo que con todo el tiempo que me hizo perder estudiando este maldito tema para encontrar que efectivamente está jugando con nosotros, me tenía que descargar. Y todavía ver que el robot coopera en persona con algo así, fue demasiado…
      Si se le puede pedir más a las circunstancias, yo siempre hago mis balances, y saco los aprendizajes que tenga que sacar. Pero le adelanto que no esperaba mucho más.
      Si no, le hubiese pegado los links que fui encontrando, donde lo ponen en su lugar, y muchas cosas más…
      Pero sabiendo que ud. niega lo que no le gusta, o lo tuerce para disimular, no le vi la utilidad…

      Claro se siente muy valiente predicando en secundaria, donde la carne es tierna y se puede adoctrinar. Les muestra 4 pavadas y les dice qué pensar, y acostumbrados a creer en el maestro para salvar, le devuelven lo que ud. quiere escuchar.
      De igual modo viene a hacerse el sapiente a un blog general. Sabe por qué? Porque en los de ciencia se lo comen en 2 panes! que de esos ya leí un par…
      Y ahí sí que no se anima a trolear!!! jaja
      Calladito agachó la cabeza y se mandó mudar!
      Pero se pavonea por este foro con sus links de media verdad, donde nadie le puede retrucar. Eso es mentir, señor! Y hacerse trampa al solitario, también, si no fuera su primera intención engañar…

      Ud. se confunde con el público que lo critica. Y también cuando cree leer lo que mi escritura ‘desnuda’. Le cuento que deduce muy poco y mal. Pero tampoco pretendo ayudarlo en eso. Mi función ya se cumplió… lo demás queda en manos de la verdad…

      PD: ¡Cómo le tembló la estantería cuando vió un ateo defendiendo el cristianismo, eh!!! jajaja

      Si señor! Ateo!
      pero he logrado conciliar las 2 caras de la realidad… porque ya no temo aceptar lo que me pueda perjudicar, si es verdad.

      • A Anónimo de 7 junio, 2017 @ 11:52 pm

        ¿Qué pasa, ilustre, que está componiendo una canción de “rap” o “bacalao”, que todos los ripios acaban igual, asonante en “a”? Siento que haya vuelto, faltando a su palabra de desaparecer discretamente.

        Se queja: “Parece que su público precisa que le estén diciendo qué interpretar…” Cuando uno accede a un Blog público, sus palabras quedan impresas y todo el mundo las puede leer. Vd. mismo dijo que escribía para el mundo entero, para que no cayera víctima de mis embustes. Si yo repito sus palabras, si digo que escribo par todos menos para Vd., ¿ahora le parece mal? ¿Ése es su concepto de la ley del embudo?

        Me he ganado la jubilación con 40 años de trabajo ininterrumpidos. Cuando Vd. haga lo propio, se jubilará también. Quienes hacen como que me rebaten son los que mantienen la llama viva, no se queje. Lo que pasa es que Vd. tiene una misión, advertir al mundo que no caigan en una trampa; le han encargado rebatirme, y dadas sus luces, ha necesitado tres meses – según dice – para leer y entender todo lo que hay en la red sobre “Año 303. Inventan el Cristianismo.” Y ahora quiere sacar rendimiento de ese arduo trabajo. Pues muy bien, refute, refute.

        Y sobre longitudes de mensajes, responder es siempre más largo que preguntar, y contra-argumentar, más largo que exponer una pega. Al responder hay que argumentar, hay que probar, cosa que no hace el que rechaza, insulta o pregunta.

        Sigue: “Y su afirmación de una conspiración es gratuita.” Esto es otra opinión suya, personal, sin valor alguno. Ya estaba en contra de todo lo que he descubierto antes de leer nada. Y sigue igual después de haber pasado sobre varios textos, sin haber entendido ninguno de ellos.

        Veamos cómo encaja una derrota, una puesta en ridículo, veamos su respuesta sobre Paleografía, tema que espero que no toque nunca más, pues demostró su ignorancia supina: “Sobre la paleografía ya le vi “argumentar” como le dice ud, a sus citas y sus links. Y su supuesta sapiencia sobre datar. Que no me está aportando nada nuevo. Pero no me puede mandar a investigar, porque no somos paleógrafos, y ya tenemos suficiente con nuestra actividad.” No es capaz de investigar nada, amigo mío. Tampoco yo soy paleógrafo (¡Dios me libre!) y he escrito y publicado en mi Web unos cuantos artículos sobre ello. Le di acceso a los mismos. Pero Vd. “no sabe, no contesta.”

        Confunde investigar con consultar Google o Wikipedia, sus “totems” declarados. Y por lo mismo es incapaz de responder nada a las objeciones y afirmaciones que le he hecho. Lo ha demostrado. Sus amigos clericales, los que le han encargado el trabajo de rebatir “al Ingeniero ése” deben ser poco menos que analfabetos, cuando confían en Vd. para tal tarea. Les debe parecer Vd. un “lumbreras”, investigador en Biología, vaya …

        No se conforma – no puede, le leen – y sigue: “La paleografía data! dató y datará! y es tan obvio, que hasta en Google está.” (¡Viva su canción de rap!) Disculpe, se me había olvidado, sí, en Google, y hasta en Wikipedia se dice que la Paleografía data, vaya … Lo malo es que no se sabe quién afirma eso, el autor del artículo, porque en Wikipedia escribe todo el mundo. Y es claro que eso lo dice alguien que, como Vd., apoya la Paleografía como medio de evitar la datación de papiros neo-testamentarios por Métodos Absolutos de datación. Porque, de hacerlo, da datar de verdad, darían años del siglo IV como posible fecha de redacción de tales papiros. Y eso, mi pobre señor, confirmaría que tengo razón en mi tesis.

        Tesis que ya está probada de manera documental, comprobable por cualquiera que se atreva a conocer la verdad histórica, y que nos sea investigador pasional en Biología. Pruebas que ningún titulado, académico, o Doctor, ha refutado en más de 12 meses que el libro lleva en el mercado. ¿Eso es mentalidad científica? Todo el mundo adulto ve que no.

        Al menos Vd., que es un investigador novato, ha leído – más bien mal que bien – mi enlace, y ha dejado siquiera unas líneas, aunque insulsas y anodinas, sobre mis pruebas, las dos etapas de redacción y los acrósticos … Eso es porque Vd. opera por su cuenta, es un kamikaze solitario, no está guiado, no pertenece al “Club”. Si formara parte del “Club”, le estaría prohibido leer nada mío. O al menos reconocerlo y discutirlo. Al enemigo, ni sal.

        Es interesante la descripción que hace de su trabajo: “Es sólo que con todo el tiempo que me hizo perder estudiando este maldito tema para encontrar que efectivamente está jugando con nosotros, me tenía que descargar. Y todavía ver que el Robot coopera en persona con algo así, fue demasiado…” Me parece que no sabe qué decir, se le acaban las ideas, y tiene que contarnos su vida. “Yo también he sufrido mucho, pero, por favor, …”

        Tiene una visión idílica del mundo, la que se forja en su inocente mente: “… viene a hacerse el sapiente a un Blog general. ¿Sabe por qué? Porque en los de Ciencia se lo comen en 2 panes!” Mire Vd. señor mío, el año 2.005, recién editado “El Grupo de Jerusalén”, envié un artículo correctamente traducido al Inglés a una revista de prestigio de Oxford. Se titulaba el artículo “Dos etapas de redacción en la Didajé”. Algo parecido al capítulo 124 del libro. ¿Sabe qué pasó? Era un tema absolutamente novedoso. Pues bien, me pusieron como excusa que era demasiado complicado para los alumnos que leían la revista. Y eludieron publicarlo.

        Lo he intentado con revistas de prestigio, pero ¿sabe qué? Que mi tema es sensible. ¿Sabe Vd. lo qué es eso? Que remueve conciencias. Incluso un temilla tan colateral como “dos etapas de redacción en la Didajé”, escrito que muchos ni saben que existe. Es el primer Catecismo falsificado como “cristiano”. Es muy primitivo, supuestamente. Es obra de Eusebio, lleva el acróstico de “SIMÓN”. Lo llaman también “la doctrina de los doce Apóstoles”.

        Pero los directivos de esa revisa sí sabían qué es la Didajé. Y sí sabían qué implica que la Didajé haya sido redactada en dos etapas de redacción, con ideas opuestas en ambas etapas. Y no quisieron que se supiera. Y lo censuraron. No les diera a otros investigadores por empezar a indagar sobre eso de “dos etapas de redacción.” Por favor, pise tierra, sepa en qué mundo vive, si se atreve a hablar de tales temas.

        Y le diré otro detalle relacionado con esas “dos etapas de redacción”. He recibido muchos argumentos en contra de las firmas de SIMÓN en el libro “Simón opera magna”, pero ni una sola mención a las “dos etapas de redacción”, a pesar de que colgué tales “etapas de redacción” en la Web, en una Web que recibía 2.000 Usuarios al día. Ningún detractor dijo ni una palabra sobre las “dos etapas de redacción”. Y es una de las tres pruebas que demuestran el fraude cristiano.

        No les interesa. ¿A quién? A sus amigos eclesiales, que le han encargado “este maldito tema” que le ha llevado 3 meses de agonía y rompimientos de cabeza. Espero que le paguen … No lo ha hecho mal, a mi juicio …

        Un final muy solemne: “Mi función ya se cumplió… lo demás queda en manos de la verdad…”. Pues a ver si es verdad y no le vemos más el pelo por aquí, de una maldita vez, que se ha quedado sin objeciones en el tintero, y se repite como el ajo …

      • EL SEÑOR CONDE NO PRESENTA SUS “DESCUBRIMIENTOS” EN LA ACADEMIA PORQUE NO SOPORTAN EL MÁS MÍNIMO ANÁLISIS CIENTÍFICO.

        Ya que me pide que me quede, haré un último esfuerzo.

        Pero corte con la conspiración… que ya está cayendo en su trampa…
        Resulta que no tengo amigos que conozcan su libro. Ni uno solo. Su libro no llegó hasta acá!
        Seguramente por aquello del proofreading, sabe…

        A la doctrina de género le llevó como 6 años llegar desde ahí a acá. Y contaba con un terreno bien abonado durante casi 100 años, para tener suficientes voceros para hacerla caminar. Vamos a ver como funciona la conspiranoia anticlerical, con la que se ensucia la cancha, para desacreditar lo que es denuncia real. Sobre si ud. es tonto útil o voluntario, no lo sabemos, pero sus deducciones sobre mí dicen más de ud. que de mi.

        Me encanta escribir en verso cada tanto… me encanta…
        es un detalle que hace más entretenida la vida.
        Recién lo notó? pensé que era más obvio.
        Claro, como tampoco es la burla de disertar poemas, a algunos se les escapa…
        Pero si le molesta lo evito. No vaya a ser que ahora decida decretar que es desacreditante (jugando a juez y parte).

        Opa! bueno! parece que se va enterando!!
        Pero como? no era que me asesoran mis amigos clericales?! QUE SOY ATEO, señor!
        Ahora, lo bien que hacen en no leer lo suyo, eh. Que ud. es un manipulador. Me acaba de dar ud. una lección para la vida! Y hasta que valió para algo tanta intervención! Mi pasión revive en este instante! Y acá mi conclusión: Que no es competencia de los legos indagar sobre lo que no pueden manejar, al menos si viene mal intencionado, y no se puede probar. Porque es así como caen en la propaganda de los ingenieros de la sociedad, y se les va drenando la fe que es su fuerza vital (y no hablo de dios, si no de la tranquilidad de que se entiende el mundo, como para pisar firme cuando se camina cada día).

        ¡Mire que fui educado en el agnosticismo! ¡ojo que estas palabras nunca hubiera jurado que las iba a pronunciar!! Yo mamé toda la doctrina “progresista” que la masonería produjo desde la ilustración hasta acá! …(y así me fue en la vida, dicho sea de paso)…
        Lo único necesario para no volver para atrás a la era de la inquisición, es un compromiso existencial con la Verdad, que exija a los iniciados aceptar LO QUE ES aunque no les sirva, o aún los perjudique. Y resuelto el debate, o in-resuelto pero planteado con rigurosidad, podrá circular.
        Esa era la actitud inicial de la ciencia (de inspiración masónica, por cierto), que habrá que rescatar (y que no es su caso, claro está).

        • Al de arriba, Anónimo b) de 9-6-2017 4:48

          Nadie le ha pedido que insista, todo lo contrario. Pero la regla es que Vd. escribe lo que quiere y yo le contesto del mismo modo. Vd. empezó primero y yo debo terminar. Mi respuesta es lo debido, lo obligado, no una petición. Y desde ahora le digo que se empieza a repetir. Esta vez no mencionaré lo del ajo.

          Llamar verso a lo esparcido en su comentario es … mucho suponer. Un verso requiere ritmo y rima, y Vd. sólo ofrece una rima en asonante cuando le viene en gana. Eso no son versos, casi ni son ripios. No llegan. Tiene numerosos ejemplos de romances cortos en algunas de mis respuestas, a los “irrecuperables”. Podía haber aprendido de ellos. Puede escribir como quiera, eso es cosa suya. Y no me desacredita, ni con eso, ni con nada. Es encantadora su candidez …

          Me fijaré en esto, que por lo menos dice algo concreto: “Que no es competencia de los legos indagar sobre lo que no pueden manejar, al menos si viene mal intencionado, y no se puede probar.” Pues dirá que no es un eclesiástico, ni que sus amigos lo sean, pero al principio de la discusión dijo lo contrario. Y esta frase tiene conceptos eclesiales a más no poder. Así que soy un “lego”. Lego es “el que no tiene órdenes clericales” (Diccionario Espasa Calpe.).

          Los legos no se llaman “legos” a sí mismos. Los clericales llaman así a los que no son como ellos. Y por serlo, supone que no debo “indagar sobre lo que no pueden manejar”. Le parecerá … Que soy malintencionado, eso desde su punto de vista. Y que lo averiguado “no se puede probar”, es cierto sólo para quienes no quieren leer las pruebas ofrecidas. Y sólo negando la realidad histórica pueden seguir haciéndose los gallitos. Lúcida su conclusión, otro fruto más de ciertos prejuicios de partida, y por tanto difíciles de borrar.

          A sus últimas divagaciones no respondo, porque no sé ni si Vd. mismo sabía lo que deseaba decir con ellas. Menos yo.

          No se preocupe por la Ciencia, aunque Vd. no tiene mentalidad científica, sino todo lo contrario. La Ciencia goza de buena salud, porque sigue habiendo personas que investigamos, que es “averiguar la verdad de una cosa”. Y del origen del Cristianismo ya se ha hallado la verdad. Y probado. Claro que sólo es prueba para quienes saben y quieren leer. Los que no las quieren leer, pueden seguir aduciendo que no han leído prueba alguna. No Vd., porque Vd. leyó, si bien por encima y al desgaire, las dos pruebas que le ofrecí. Por ello no sacó como enseñanza del trance sino sus prejuicios.

          Lo que no es Ciencia es lo de quienes “investigan” sobre si la criada de Dulcinea se lió con Sancho Panza o éste le fue fiel a la parienta. Eso no es Ciencia, sino cortinas de humo. Y luego entre ellos, en las tertulias que los medios píos les brindan en profusión, cambian imprecisiones sobre esas sin-fundamentadas. Y así demuestran que están al día de las mayores tonterías de la Historia. No tienen otra cosa que hacer …

          Cuando, dentro de algún tiempo, esto se comente, se creará una penosa opinión de algunos Catedráticos y Doctores del siglo XXI, porque quedarán sus obras y éstas los delatarán, el viejo paradigma.

          Y no repita, yo no le estoy pidiendo que vuelva. Simplemente, he respondido a su última cosa. Y por favor, corte. Ya les vale a los sufridos lectores …

      • EL SEÑOR CONDE NO PRESENTA SUS “DESCUBRIMIENTOS” EN LA ACADEMIA PORQUE NO SOPORTAN EL MÁS MÍNIMO ANÁLISIS CIENTÍFICO.

        Señor: ud. me quiere hacer creer que con la ubicuidad de la masonería, no hay una revista que le publique su artículo anticlerical?!!!
        Señor, que se lo repito! ud. no se mueve dentro de los cánones de la ciencia! Que hierve de revistas el mundo! Mire si no va a encontrar dónde publicar.
        Seguro que es un mundo de lobbies, donde la calidad del trabajo no pesa como la mano que lo respalda atrás. Lo se de primera mano, y son millares los que lo viven a diario en todo el mundo. Bienvenido a la vida real!
        Lo que le pasa a ud. es que al no ser nadie, y su planteo no ser obvio, ni estar bien formulado, no entra (o si no, siguiendo su línea de pensamiento, está fingiendo, y esto es un teatro bien coordinado, y nada más). Pero ante la duda, le sugiero: muévase que se lo publican aunque esté mal hecho. Hay más revistas que material a publicar! No apunte a science, que no llega. No vaya al vaticano que por ahí no va. Pero tampoco se venga con que es el primero que dice que los evangelios fueron editados!
        Mire, pongo didaché en google + crítica, y enseguida me salta un tipo que desde el ’89 viene hablando de 2 etapas de redacción, e interpolaciones!

        “Las marcadas divergencias en el estilo y el contenido, así como la presencia de dobletes e interpolaciones evidentes hacen claro el hecho de que la Didaché no fue cortada toda de la misma tela. La opinión dominante hoy en día es que el documento se compuso sobre la base de varias unidades independientes pre redaccionales que fueron reunidas por uno o dos redactores (Neiderwimmer 1989: 64-70, ET 1998: 42-52). La comparación de la sección “Dos vías” con varios otros documentos de “dos vías” sugiere que Didaché es el resultado de la edición en varias etapas.

        Parece claro, entonces, que la historia de la composición de la Didaché implica al menos dos documentos originalmente independientes que fueron combinados con otros materiales por un editor en un manual de iglesia, y “cristianizado” por la interpolación de los dichos de Jesús.”

        Y se lo publicaron! Y se lo traducen a distintos idiomas! Así que evidentemente hay algo que ud. está haciendo mal. Que hierve la web de críticas a la iglesia, o los evangelios, a su originalidad, y a todo lo que se le ocurra! Que no se me haga la víctima, que acá manda la masonería desde hace 200 años! Y no puedo creer que haya un solo lector de este blog que no lo entienda así!

        Y si no le responden de las etapas de redacción es porque no es nuevo, y seguramente de lo que pasan es de sus extrapolaciones gratuitas, con las que se desacredita ud, y ya no les interesa interactuar…

        Pero no se preocupe, no vaya a las revistas, que lo suyo está acá. Está con la gente de su talla, es para ud. este lugar! Se mueve como pez en el agua!
        Pero no insista que me quede! Ya fue suficiente conspiranoia para mí.
        Esto son puras circunstancias, y manipulación social.

        Mi tarea ya está hecha. Lo demás queda en manos de la verdad.

        Saludos desde acá…

        • A Anónimo b) de 9 junio, 2017 @ 5:02 am

          Lo de siempre, no se entera de lo que no quiere. Mil veces he dicho en todo Foro en que ha salido el tema que no pertenezco a Organización alguna. Y lleva “tres meses” estudiando allá donde he intervenido. Pero ahora los clericales parece que tienen la consigna de hacerse los mártires, los perseguidos. Iglesia perseguida, suena tan bien …

          Pero sólo engañan a los que frecuentan las sacristías. Bien que persiguieron en tiempos pasados, y aun ahora también, a quienes no ceden ante el montaje cristiano. ¿Quién le mandó entrar aquí? Lo que pasa es que ya no tienen potestad sobre vidas y haciendas, y la echan de menos. “La sociedad ha retrocedido, camina hacia el caos, la Ciencia va de mal en peor …”. Caos, lo de antaño.

          De todo lo revisado de la Didajé, entresaco lo más cercano a la realidad histórica:

          “Estos autores (James Muilenburg y Robinson, hacia 1.929) empezaron a dar forma a una corriente crítica que defendió la completa falsedad de la obra. Según ellos, la Didaché era obra de un impostor …” (Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Didaché)

          Ni siquiera hoy en día los “estudiosos” han llegado a las conclusiones que llegué en mi comunicación a aquella revista de prestigio, que se negó a publicarla. Yo aportaba la redacción primitiva entera y daba la razón de tal propuesta. Todavía la guardo, en castellano y en inglés. La voy a colgar de la Web este fin de semana. Daré el enlace en Robot. Así el lector podrá juzgar si era novedosa y acertada o no mi comunicación, y compararla con lo que hay saben los “entendidos”, entre los que yo no debo contarme.

          Diré una POSIBLE causa del rechazo a mi aportación: Porque yo me aparataba del sendero que seguían y siguen los demás “estudiosos” afines. Ellos comparan la Didajé con otros escritos “cristianos” antiguos (todos falsificaciones, como la propia Didajé, obra de Eusebio.) Yo me basaba en la estructura propia de la Didajé, sin necesitar de obra alguna para ver de dónde copiaba o tomaba. A la vez que se “averigua” la génesis de la Didajé se dan por buenos los otros escritos, todos falsificaciones que opasan por obras “cristianas primitivas”. “Unos escritos refuerzan a otros.” Mi camino no era grato. Podía aplicarse a otras obras “cristianas primitivas”. Fuera.

          ¿Es capaz de indicar la fuente de las citas que aporta? ¿Puede hacer lo que hago yo?

          Vd. y sus conclusiones previas: “evidentemente hay algo que Vd. está haciendo mal.” No señor mío, la decisión de publicar o no publicarlo no depende de mí, sino de los redactores jefes de la revista en cuestión. Suponer que son almas puras, sin prejuicios, sólo interesados en que brille al Verdad, con independencia de quién la defienda, es propio de personas como Vd., que viven en una Galaxia alejada años luz de este planeta.

          Tiene gracia su deducción, “encima de …., apaleada”. La culpa de que opere la censura la tiene el censurado; el colmo … no digo de qué. Yo envié mi artículo sobre la Didajé el año 1.997, antes de editar libro alguno sobre el Cristianismo. De modo que no tenía antecedentes negativos … Será que sólo publican a sus afines … o lo que les conviene, que es lo mismo. Lo dicho, investigar no es tender cortinas de humo. Lo mìo era investigar.

          Y dale con la masonería. “Calumnia que algo queda”, máxime si insistes. Sigue luego imaginando: “y seguramente de lo que pasan es de sus extrapolaciones gratuitas …”. Sin saber qué decía mi artículo, vuelva a lucir su mala inquina, sus prejuicios y su recurso a la imaginación desbordada.

          Se despide con otro: “Pero no insista que me quede! Ya fue suficiente conspiranoia para mí.” ¡¡¡Que no insisto, que se puede marchar y no volver!!! ¡¡¡Quiera Dios …!!!

          • “A un psicólogo evolucionista, la extravagancia universal de los rituales religiosos, con su costo en tiempo, recursos, dolor y privaciones,
            debería sugerirle, tan vívidamente como el trasero de un mandril, que la religión puede ser un proceso de adaptación” (Marek Kohn citado por Richard Dawkins en su libro: El espejismo de DIOS).
            La ciencia avanza que es un primor y no a costa de dios o diosa alguna. Nos han parido aquí y estamos “sometidos” al vaivén de la historia humanoide en la naturaleza:planeta Tierra. Otra cosa es cómo quieren los “estáticos espacios religiosos” acomodarnos a su pensar. Ya lo decía Cervantes: “Con la iglesia hemos topado, Sancho”.
            Cuando surgen TRABAJOS que cuestionan el “orden establecido” las fuerzas reaccionarias en pensamientos retrógrados sin fundamento contrastable alguno, SE ERIGEN EN DOCTORES Y VERDUGOS DE LA ORTODOXIA, pobre Arrio a quién se le ocurre pensar otra cosa que… y Prisciliano etc… y en ciencia ni te cuento: Servet, Galileo, etc…
            Así que aplaudo el gigantesco trabajo, labor… con fructíferas notas nuevas … (de Fernando Conde Torrens, que a contraste se someten sin respuesta, de valor verificable, alguna … por ahora.
            “la verdad siempre será revolucionaria” para el buen entendimiento de la especie humana.
            Qué así nos va… y llevamos siglos de razones y cuchillos … con malas suposiciones … para vivir en un mundo, uno, que no dos … y menos en trinidad … misógina!!!…
            Adelante, aurrera Fernando que la luz no necesita cerillas.

  11. EL SEÑOR CONDE NO PRESENTA SUS “DESCUBRIMIENTOS” EN LA ACADEMIA PORQUE NO SOPORTAN EL MÁS MÍNIMO ANÁLISIS CIENTÍFICO.

    A modo de corolario dejo un par de puntos para pensar.

    La masonería está por darle su golpe de gracia al cristianismo, al punto que ha metido en la iglesia un Papa anticristiano, mientras importa a occidente todo tipo de religiones ajenas.

    Un movimiento de carácter satánico se propaga ya abiertamente por todos lados, y tiene su máxima expresión en los círculos de poder. Una misa satánica en Harvard, la inauguración del túnel de san gotardo, el pizza gate, y los etcéteras de cada lugar.

    Se revela el Sionismo y sus sucedáneos, conspirando atrás de todo, como nunca antes pudimos ni imaginar.

    Y ahora las librerías, los periodistas, y demás engranajes del sistema le dan sus marquesinas y estrados a conde y su circo anticlerical. ¿Donde queda el robot en este panorama, que se involucró en persona en todo esto, saliendo directamente a opinar?

    …da para pensar…

    • si por el sionismo fuera, si por los demás engranajes del sistema fuera, el libro de Conde ya sería un best seller publicitado por todos los grandes medios durante todos los días y a todas horas

        • Están en el proofreading… pero como no pasa la prueba para la meta que busca, avanza despacio.
          El poder de la iglesia no se puede menospreciar tanto. Si no, terminan generando una respuesta frontal, que no es la técnica del sionismo si las fuerzas no le dan. Los ataques a la iglesia llevan 200 años, y operan mejor por abajo…
          Pero llegará el día, como tantas otras veces. Si no es ahora, será con la 4ta versión del libro, o será con otro autor que lo haga mejor…

    • Ahora es cuando nos muestra su filosofía particular … ¡Cielo santo …! Lo que ya ha hecho otras veces, dice exactamente lo opuesto de la realidad. No es de extrañar. Es Vd. el perfcto arquetipo de la persona amoldada al sistema. Y la manera de mantenerlo es ponerlo todo boca abajo, llamar negro a lo blanco, y blanco a lo negro. Los buenos son los malos y los malos son los buenos.

      Gracias por su clarificador corolario. Y por mucho que piense … “donde no hay mata, no hay patata”, que se dice en mi tierra de hortelanos.

      • Y sí, claro, ¿qué más va decir? “Pha, tiene razón, me descubrió”.
        “En la editorial me dijeron que para que se vendiera este libro tenía que ser polémico, si no, no iba a funcionar”. “Y que lo que estaba de moda era lo conspirativo, así que le tuve que buscar una vuelta por ese lado, si no, no iba a despegar”.
        Le tiraron la lista de blogs y programas donde el público lo podía apoyar y acá está.

        Me pregunto si las 30 entrevistas las consiguió ud. o se las gestionaron ellos también…

        Quieren algo revolucionario? No apoyen nada que involucre dinero! El dinero es El MAL!
        Piensenlo…
        Cuando lo más importante es el dinero, ya no lo es, la verdad (o la vida, o lo humano, o cualquier valor que se puedan imaginar). Aunque les digan que es una ONG filantrópica! o lo que sea… Donde se maneja dinero, se perdieron los valores.

        No les puedo explicar bien acá, con tanto troleo, pero en la web hay mucho material. Sólo hay que preguntarse qué es el dinero, quien lo controla y cómo funciona, y el camino se va abriendo solito…

        salu2

        • A Anónimo de 7 junio, 2017 @ 9:14 pm

          Como siempre, Anónimo b), no sabe lo qué dice: “En la editorial me dijeron que …”. Yo soy el Autor y el Editor, ¿no lo sabía? ¿Se cree que iba a mandar el manuscrito original de “Año 303. Inventan el Cristianismo” a varias Editoriales, a ver si tenían a bien publicármelo, cuando un tema mucho más anodino, La Saludo y un trabajo sobre la Didajé, los rechazaron porque eran débilmente sensibles, como le acabo de responder a otro despistado? ¿Es Vd. otro que vive en las nubes, como el que se ampara en “EL SEÑOR CONDE NO PRESENTA SUS “DESCUBRIMIENTOS” EN LA ACADEMIA, bla, bla, bla, bla, bla, bla.”? Me temo que sí. Las gentes como Vd. no puede dialogar con nadie terrestre, porque viven en otra Galaxia no perteneciente a la Vía Láctea. Sólo pueden darse palmaditas en la espalda entre “coleguis”, en sus cenáculos.

          Nadie me “tiró ninguna lista” y las entrevistas las logré yo; no por mis cualidades, sino porque interesaba el tema. ¿Le molesta que haya medios que no censuran temas “cristianos”, que no están en la Edad Media? ¿Dónde está Vd., Anónimo mío?

          ¡Oh,el dinero! El dinero es malo si lo ganan los apóstatas, los descreidos, los ateos, los adversarios. Pero es santo si lo reciben los defensores de las esencias sagradas, ¿no? No nos venga con prédicas absurdas, que se le ve el plumero, caballero.

          • Bueno, primero que no pretendo ocultar que soy el mismo. Sólo lo estaba liberando del cartelito para cambiar de tema.

            Segundo que una cosa no quita la otra. Que haga más pasta editándolo ud. en lugar de tercerizarlo (ya que tiene tanto tiempo libre), no quiere decir que no fuera asesorado exáctamente así para lucrar.

            Y tercero el dinero es el Mal! No importa quien lo mueva. El año que pasé sin sueldo, no fue por no trabajar, que trabajé sin parar. Sólo busqué formas de vivir sin dinero, y se puede! Lo malo es que así las cosas por estos lares, el techo de esa vida es muy bajo. Así que sigo experimentando otras salidas…
            Pero el dinero es el MAL, y noté la diferencia!

            Tampoco espero que lo acepte. Eso lo dejaría muy mal. Puede retrucar lo que quiera, el punto ya está claro, y esto no lo digo yo, lo dicen muchas personas con mucha claridad…
            lo demás es trolear…

            salu2

          • A Anónimo b) de 9 junio, 2017 @ 4:38 am

            A su segundo párrafo: No entiende lo que no quiere entender. Es curioso el desprecio que tiene a todo lo que se le dice. Actúa como si no se le hubiera dicho. Le he explicado con detalles que los libros que yo escribo, contienen ideología no ortodoxa, alternativa. Las Editoriales establecidas los censuran, te los devuelven, no los quieren editar. Y no porque sean malos; no les importa cómo sean, son opuestos a sus intereses y eso basta. En su casa mandan ellos.

            Y encima se queja Vd. de que medios no ideológicos, abiertos, que informan verdaderamente, como Robot y otros muchos, hagan lo que los otros no hacen, divulgar sin discriminación ideológica. ¿Le gustaría que todos cerraran las puertas a todo lo que no tenga el “Nihil obstat” eclesiástico? Cada vez se le ve más claro el plumero eclesial, del que pretende figurar alejado, para ganar credibilidad.

            ¿Renunció a su paga parroquial y cultivó la huerta? Puede hacer los experimentos sacros que quiera, son nuevas demostraciones de que se empeña o está obligado a buscar soluciones de alucine para equilibrar su psiquis. Y luego pretende que todos adoptemos sus “soluciones”… Lo dicho, reside en una Galaxia a miles de años luz del mundo de las personas normales. Allá Vd. con sus soluciones meteóricas.

            Ahora ya tengo confirmaciòn de que no me discute un terrícola, sino un lunático …

  12. peiomari
    9 junio, 2017 @ 3:56 pm

    “A un psicólogo evolucionista, la extravagancia universal de los rituales religiosos, con su costo en tiempo, recursos, dolor y privaciones,
    debería sugerirle, tan vívidamente como el trasero de un mandril, que la religión puede ser un proceso de adaptación” (Marek Kohn citado por Richard Dawkins en su libro: El espejismo de DIOS).
    La ciencia avanza que es un primor y no a costa de dios o diosa alguna. Nos han parido aquí y estamos “sometidos” al vaivén de la historia humanoide en la naturaleza:planeta Tierra. Otra cosa es cómo quieren los “estáticos espacios religiosos” acomodarnos a su pensar. Ya lo decía Cervantes en figura quijotesca: “Con la iglesia hemos topado, Sancho”.
    Cuando surgen TRABAJOS que cuestionan el “orden establecido” las fuerzas reaccionarias en pensamientos retrógrados sin fundamento contrastable alguno, SE ERIGEN EN DOCTORES Y VERDUGOS DE LA ORTODOXIA, pobre Arrio a quién se le ocurre pensar otra cosa que… y Prisciliano etc… y en ciencia ni te cuento: Servet, Galileo, etc…
    Así que aplaudo el gigantesco trabajo, labor… con fructíferas notas nuevas … (de Fernando Conde Torrens, que a contraste se someten sin respuesta, de valor verificable, alguna … por ahora.
    “la verdad siempre será revolucionaria” para el buen entendimiento de la especie humana.
    Qué así nos va… y llevamos siglos de razones y cuchillos … con malas suposiciones … para vivir en un mundo, uno, que no dos … y menos en trinidad … misógina!!!…
    Adelante, aurrera Fernando que la luz no necesita cerillas.

    “La inmensa mayoría de los hombres intelectualmente eminentes no creen en la religión cristiana, pero ocultan este hecho en público porque temen perder sus ingresos.” (Bertrand Russell) … y más en su tiempo vivido -1872.1970- de esta gran persona.

    “El gran e infando mal que yace en el centro de nuestra cultura es el monoteísmo. A
    partir de un bárbaro texto de la Edad de Bronce conocido como el Antiguo Testamento, se han desarrollado tres religiones antihumanas: el judaísmo, el cristianismo y el islamismo. Se trata de religiones con un dios celestial. Son , en sentido literal, patriarcales _-Dios es el Padre Omnipotente-_, de allí los dos mil años de aversión hacia las mujeres en aquellos países afligidos por el dios celestial y sus representantes masculinos en la Tierra” (Gore Vidal)

    Vivan las repúblicas laicas de los pueblos Ibéricos. Aupa … y hasta el esclarecimiento general. Qué grande la vida, qué grande la humanidad.
    Peiomari.

    • A Peiomari de 10 junio, 2017 @ 10:57 am

      Hola Peiomari. Yo entiendo el sentido religioso de los antiguos, sobre todo de los humanos primitivos, del Neolítico y anteriores. Necesitaban explicarse el mundo, las fueras de la Naturaleza, tan poderosas, tan incontrolables.

      El problema vino cuando surgieron los “listos” que se dedicaron a dar culto físico, material, a esos dioses en los que la gente creía. Porque esas castas sacerdotales empezaron a tomar poder y riqueza. Eso era muy evidente en Egipto, no sucedía en Grecia y era menos evidente en la Roma de antes de Constantino.

      En esa Roma, las gentes eran religiosas; incultas y religiosas. Y ese sentido religioso, de respeto a los familiares muertos, de comportamiento noble con los iguales iba bien a la sociedad. Formaba parte del acervo ético del buen romano republicano. Luego, con el Imperio, el oro procedente de las conquistas empezó a enturbiar la situación, por la ambición humana. Y por último llegó la imposición de la barbaridad cristiana y la anulación de todas las demás doctrinas.

      Y ahora vivimos una religiosidad contaminada, adulterada, echada a perder. Ningún parecido con los antecedentes primeros.

      Repito una frase que has aportado muy oportunamente, que refleja exactamente mi parecer, del bueno de Bertrand Russell, gran pensador, filósofo acertado. “La inmensa mayoría de los hombres intelectualmente eminentes no creen en la religión cristiana, pero ocultan este hecho en público porque temen perder sus ingresos.”

      Es la reacción que se observa, y que no deja de intrigarme, entre la inmensa mayoría de intelectuales que no dependen de la jerarquía cristiana, que no cobran de la falsificación, pero que temen entrar a opinar sobre los orígenes falsos del Cristianismo. Aunque piensen que es cierto el fraude, guardan silencio. Me da que la sociedad no avanzará mientras domine el miedo en las mentes formadas, adultas. He escrito “adultas”, pero un adulto no tiene miedo, no vive cohibido, encogido, temeroso de que le puedan perjudicar de alguna manera si expresa su opinión. Y ésa me parece que es la postura de más de uno, que sabe, pero calla.

      Ya sabes que yo no me meto en política, sólo en Ideología, con mayúsculas. Sobre las Ideas que merecen la pena, que las hay, pero nos las escondieron.

      Un abrazo, Peiomari.

  13. Leyendo los post de acá, uno puede ver que la cantidad de verdades sobre las que se ha permitido escupir este señor, sin que pase absolutamente nada (salvo los pobres vahídos de sus ayudantes) habla de la DECADENCIA DE ESTE SITIO…

    Hasta pretende negar que exista una guerra abierta de la masonería contra la iglesia!!! Y que viene por lo menos desde la revolución francesa para acá. Si no, cómo se explica que haya un papa anticatólico!
    Al negar así los hechos y la historia, se confirma que antes que un historiador este señor es otro propagandista.
    Que ya era obvio con el título de su novela…

    Nótese al masón peiomani aplaudiendo “las repúblicas”. ¿Qué son las repúblicas sino la creación masónica para la negación de los pueblos?!

  14. A Anónimo 12 junio, 2017 @ 12:33 pm

    Se ha ganado, amigo Anónimo,
    que le responda en romance;
    es lo que uso cuando al otro
    no hay sombrero que le cuadre,
    no hay razón que le penetre,
    ni argumento que le impacte,
    no hay dos dedos en su frente,
    y ni comprende, ni sabe.

    Al que no quiere entender,
    al que los ojos nunca abre,
    a un tipo así no merece
    la pena ni contestarle.

    Quédese con su ceguera,
    quédese con sus compadres,
    legos, laicos, eruditos,
    o ignorantes eclesiales;
    vayan juntos a la iglesia
    y allá canten una Salve.

  15. Otro indicador de que más que la verdad, lo que se busca es adoctrinar, es esa obligación autoimpuesta para tener la última palabra. Sin importar qué y a qué se está contestando, lo único que importa es escribir último (so pretexto de las más creativas excusas).
    Y ahora, como ya es su costumbre, cuando no sabe que decir te pone la cancioncita.
    Donde por lo menos confiesa que su intención es cuadrarnos algún sombrero (sin importar cual).
    Y así es como llama clerical al ateo, y ve plumeros todo por donde va…

    Eso es lisa y llana propaganda…

    • A Anónimo del 19 junio, 2017 @ 5:16 pm

      Vamos a ver, Anónimo mío. Yo escribo un artículo en El Robot. Hay lectores que lo leen y ya está. Otros que lo leen y lo elogian. Otros que lo leen y preguntan educadamente. Y otros que denostan de lo expuesto en el artìculo. Yo respondo a todos, prácticamente, salvo a quienes insultan groseramente, o se burlan.

      Y el juego de todos los Comentarios a Blogs es que el lector comenta el primero, lo que le parece, sin límites de longitud, ni de contenido. Y LUEGO YO RESPONDO. Respondo en segundo lugar. Y, si hay caso, en cuarto, en sexto, etc. ¿Que a eso quiere llamarlo “obligación autoimpuesta para tener la última palabra”? Dese el gusto, nadie se lo impide. ¿Qué quiere, que sea yo buen chico y me quede calladito? Si me require, pregunta y rechaza alguien algo, pues voy y respondo. Es mi derecho y lo esperado, como es el suyo escribir su comentario. ¿No quiere que le respondan? ¡Joder, no escriba …!

      Yo escribo en verso:
      * cuando desespero de hacer entrar en razòn al sujeto.
      * Cuando me ha parecido que todo otro lector estará deseando que el tal desaparezca de escena, porque se repite como el ajo.
      * Cuando el destinatario del inmediato verso no aporta argumentos nuevos, sino justificaciones pueriles, iletradas y elementales.

      ¿Que le he dedicado más de uno? Lo del ajo, Anónimo. Parece que coleccione.

  16. Bien, aunque firmo como Jose Luís Gálvez, suelo usar también el nombre Yosef ben Leví entre mis compañeros judíos.

    Quisiera plantear que la premisa del Sr. Torrens no es correcta desde un origen; por lo tanto la solución o resto del estudio, también estará errada.

    La realidad de los Escritos y Evangelios, es que fueron pensados en HEBREO, no en griego; las primeras comunidades hasta el Primer Concilio en Yerusalem, estaban compuestas de judíos apegados a la Torá y al idioma hebreo para aprender y seguir las enseñanzas de su maestro y Mashiaj, Yeshua miNatzrat.

    Es cierto que el hebreo convivía con el arameo, griego y latín; pero el idioma vehicular del pueblo era el hebreo o el judáico. De esto tenemos pruebas irrefutables tanto internas al texto bíblico como externas en su debido contexto histórico. De la misma manera tenemos pruebas concluyentes que desmotan el MITO del ARAMEO usado en textos de los Evangelios.

    Por lo tanto, no es buena premisa usar el griego para intentar desarmar la historia en torno a Yeshua y los evangelios.

    También debo decir que es bien cierto, que de manera paulatina, se fue formando una nueva religión AJENA AL CONTEXTO HEBREO DE YESHUA y sus discípulos; esto sucedió porque el nuevo imperio y la unión Iglesia-Estado, estaba excluyendo todo lo que fuera judío, ya sea nazareno o no. Y es en el 303 – 325 cuando esta situación alcanza el punto álgido.

    Por eso creo que entender la historia y contexto hebreo desde el 303 hacia el mal llamado primer siglo, puede ayudar al Sr. Torrens a tener una perspectiva más amplia del suceso y puede ser útil para complementar su trabajo.

    De la misma manera tenemos pruebas suficientemente confirmadas para demostrar no solo la existencia del persona Yeshua y sus discípulos en los diferentes papiros y mss antes del año 303 que están recogidos en los diferentes Museos.

    Y de la misma manera contamos con el objeto arqueológico más investigado por la ciencia que no ha podido explicarse, se trata de la SÍNDONE DE TURÍN y la imagen que aparece impresa. Algo inimitable en todas sus aristas científicas.

    • A Jose Luís Gálvez Arquero de 23 junio, 2017 @ 3:54 pm

      Ya me extrañaba a mí que alguien partidario de la existencia de Jesucristo, se prestara a analizar las pruebas ofrecidas en cierto libro … Iba a ser el primero que lo hiciera, pero no, tampoco se atreve. Y a cambio ofrece una serie de afirmaciones gratuitas, tratando de suplir la falta de base con buenas dosis de aplomo.

      Son falsas todas sus afirmaciones, porque todas ellas toman por hechos reales lo establecido en la falsificación hecha en el siglo IV, que es todo falso, como se demuestra en un libro que Vd., uno más, se niega a analizar, conocer y leer. Ni siquiera es capaz de analizar una pequeña parte del mismo, que le fue ofrecida sin coste. No es cuestión de coste, caballero, sino de otra cosa. Vd. sabrá qué es.

      Y pretende descalificar algo que no conoce y que rechaza “a priori” en base a hipótesis no confirmadas. Es muy fácil decir: “Quisiera plantear que la premisa del Sr. Torrens no es correcta desde un origen; por lo tanto la solución o resto del estudio, también estará errada.”

      “Estará” … sin conocerla. Gran capacidad de descernimiento, a distancia, en la oscuridad.

      “Solución o resto del estudio” que decide ignorar. ¿Y en qué se basa para tal afirmación? En una opinión propia, sin referencia documentada que la sustente: “La realidad de los Escritos y Evangelios, es que fueron pensados en HEBREO, no en griego;“

      Es decir, que no saben quiénes los escribieron, pero saben quiénes los “pensaron” … ¿Puede ofrecer un solo texto en hebreo del Evangelio de Marcos, o del de Juan, o del de Lucas, o del de Mateo? ¿O al menos un capitulo completo, o incompleto, de alguno de tales Evangelios, “que se pensarían en hebreo, eso está por ver, pero que se escribieron en griego? ¿Puede ofrecer tal cosa?

      No, no puede. Porque lo de escribirse en hebreo es más viejo que Matusalén y totalmente falso, sin base alguna documental. Todos los papiros y códices del NT están en griego koiné, señor mío, TODOS. Porque en griego se escribieron, Y eso se demuestra en el libro por medio de la tercera prueba, la de las estructuras. Ella demuestra que el texto griego – hasta que no aparezcan los textos hebreos a que Vd. alude, y desplacen a los griegos – son los originales. Lo otro sólo está en su imaginación y le sirve de excusa para descalificar el nuevo hallazgo, sin atreverse a entrar a conocerlo. Más de lo mismo. Mentalidad totalmente anti-científica.

      Habla de “las primeras comunidades hasta el Primer Concilio en Yerusalem,”. Todos sus escritos y autores fueron inventados en el siglo IV, como se demuestra en lo que Vd. no se atreve a analizar, con excusas y pretextos, en el libro.

      Sigue: “Es cierto que el hebreo convivía con el arameo, griego y latín; “… pero el idioma vehicular del pueblo era el hebreo o el judáico.” Los hebreos de entonces podía utilizar los vehículos que les pluguiera, pero aquí no estamos discutiendo sobre en qué idioma hablaban los judíos de los siglos I y II, sino quiénes y en qué idioma escribieron los Evangelios. Me remito a mi petición anterior de documentos en hebreo de los Evangelios

      La carencia de documentos la suple con afirmaciones contundentes como “De esto tenemos pruebas irrefutables tanto internas al texto bíblico como externas en su debido contexto histórico.”

      Afirmaciones personales, sin base alguna. ¿Dónde están esas pruebas documentales irrefutables, según Vd., de que los Evangelios se escribieron en hebreo? ¿Se conserva algún ejemplar? ¿Nos lo puede ofrecer? Lo del contexto histórico … es más dudosa su fuerza. Son razonamientos, de los que se pueden fabricar para todos los gustos.

      Por lo tanto, dice “no es buena premisa usar el griego para intentar desarmar la historia en torno a Yeshua y los evangelios.” Ha encontrado, sin base documental alguna, una excusa para negarse a analizar pruebas documentales que demuestran lo contrario a su deseo. Es otra opinión personal suya. A ver cuándo la documenta, como hago yo, que puedo ofrecer todo el NT como prueba documental, aunque por el momento me he limitado a ofrecer los cuatro primeros capítulos de cada uno de los cuatro Evangelios. En el libro.

      Vuelve a hacer suya la falsificación del siglo IV para apoyar que ”se fue formando una nueva religión AJENA AL CONTEXTO HEBREO DE YESHUA y sus discípulos;” Negarse a revisar la denuncia de falsificación y ofrecer como prueba de que no la hubo, escritos de la falsificación, es el colmo del desatino, de la inconsistencia, señor mío.

      Lo que procede a un investigador, a un titulado, a alguien con mentalidad científica, es analizar las pruebas que se aducen de la falsificación y demostrar que son falsas. En lugar de eso, no querer entrar en conocer la denuncia, rechazarla en bloque, con base a una hipótesis en el aire, como lo de la redacción en hebreo, es – a los ojos de personas no tituladas, pero con sentido común – un absurdo, me lo parece.

      Y dar luego consejos al autor de la denuncia sobre lo que debe hacer “para complementar su trabajo.” sin querer conocer su obra, es una muestra de algo que dejo que califique el lector.

      Y su colofón, o conclusión final, contundente pero vaga y generalista de “… tenemos pruebas suficientemente confirmadas para demostrar no solo la existencia del persona Yeshua y sus discípulos en los diferentes papiros y mss antes del año 303 que están recogidos en los diferentes Museos” sin referencia alguna, más de lo mismo, descalificar lo que contraría los propios criterios con argumentos generales, ambiguos, puras afirmaciones personales. Equivalen, a mi modo de ver, a decir “tengo razón en mi tesis, porque en mi tesis yo tengo razón.”

      Y el argumento final “la SÍNDONE DE TURÍN”. Reproduzco el resultado más fiable, a mi juicio, por haberse hecho en tres Laboratorios distintos y por Carbono 14 de los varios que se han hecho a la Sábana de Turín:

      “Los laboratorios de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, la Universidad de Oxford y la Universidad de Arizona determinaron que la Sábana Santa data de la Edad Media, entre 1260 y 1390 (±10 años).9 Los resultados fueron publicados en la revista científica Nature.4 Dicha datación se corresponde cronológicamente con la primera aparición histórica documentada, lo que fortalece una explicación científicamente coherente en la que la creación de la pieza se habría producido en los años inmediatamente anteriores a esta primera exhibición pública de 1357.” (Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Sudario_de_Turín)

      Adios, Señor.

    • La Reproducción De La Sabana Santa

      El científico italiano, Luigi Garlaschelli consiguió reproducir la Sábana Santa de Turín empleando técnicas medievales.

      Profesor de química en la universidad de Pavía, decía haber reproducido la imagen de la Sábana Santa de Turín con medios disponibles en la Edad Media.

      Según él esto prueba definitivamente que la Sábana Santa es una falsificación medieval.

      Para su experimento, el científico reconoció haber seguido el método sugerido por el estudioso estadounidense Joe Nickell en 1938.

      Luigi Garlaschelli, que presentó su experimento en una conferencia en el norte de Italia ha conseguido realizar una reproducción muy parecida a la Sábana Santa.

      «Me ha llevado un par de años investigar qué tipo de materiales se utilizaban en la Edad Media y dar justo con aquellos que podrían haber sido los que se emplearon para realizar la Sábana Santa. Pero una vez que conseguí identificarlos, realizar la copia de la Sábana Santa ha resultado un proceso muy sencillo. Tanto que podría hacer una cada tres días»

      Utilizando materiales de la Edad Media uso de ácidos, envejecimiento del lienzo por calor y lavado; pintura y ácido sulfúrico a 1,2 por ciento en agua junto con pigmentos de aluminio y cobalto.

      Por último se le añadieron restos de sangre, quemaduras y restos de agua para producir el efecto final.

      Usando únicamente técnicas que estaban disponibles en esos siglos de la Edad Media.

      En resumen, son pigmentos con ácido y una máscara.

      Los pigmentos fueron artificialmente envejecidos calentando la sábana en un horno y luego lavándola, proceso que los elimina de la superficie y que produce una imagen similar a la de la Sábana Santa de Turín.

      “Los análisis que se han realizado de la Sábana Santa revelan que no hay en ella pigmentos, sólo restos de ellos. Así que se aventuró que quizás había sido fabricada utilizando un bajo relieve, apoyando la tela sobre él y aplicando con una borla el color en polvo.

      Con el paso del tiempo el pigmento se habría caído, lo que explicaría que hoy sólo queden restos. Pues bien: yo lo único que he hecho ha sido llevar a la práctica esa hipótesis, algo que sin embargo nunca había hecho nadie. Y el resultado habla por sí solo”.

      Pero lo más difícil, sin duda, fue conseguir la medida justa de sales y acidez del pigmento para lograr la composición de los usados en la original.

      “Luego fue todo bastante sencillo”, admite.

      «Cogí un voluntario, le cubrí el rostro con una máscara en bajo relieve y apliqué directamente el pigmento en polvo. Después, y dado que no podía esperar 500 años para comprobar cómo envejecía, aceleré el proceso: la lavé y la sequé en un horno varias veces. Y ya está».

      Según Garlaschelli, las razones de la escasa posibilidad de la originalidad de la Sábana Santa son varias:

      Una textura no usada en el primer siglo.
      La manera en la que se cubrió el cadáver, contraria a las costumbres judías del tiempo.
      El rendimiento artístico del pelo, de los miembros y de las coladuras de la sangre.
      La falta de las deformaciones geométricas, que nos esperaríamos de una huella dejada por un cuerpo humano sobre un sábana envuelto.
      Y sobre todo el hecho que el Santo Sudario apareció en Francia sólo hacia el 1357.

    • El resto de su comentario se resume en que la prueba de que Jesús existió es que Jesús existió

      Cuál es esa ‘prueba’ que demuestra que el Nuevo Testamento se “pensó” en hebreo?
      Y si existiera esa prueba, que no existe, eso probaría que es del siglo I?

      Y cuáles son esos papiros que prueban la existencia de Jesús?

      Esto es como el día de la marmota, aburridísimo, una discusión que llega al mayor de los absurdos, un diálogo para besugos, repetir y repetir hasta la saciedad las mismas afirmaciones ya refutadas, como lo de los papiros. Y cuando ha pasado un tiempo, se vuelve a repetir lo de los papiros, y de nuevo hay que repetir eternamente que ningún pairo demuestra la existencia de Jesús, y así en un bucle sin fin

      FALACIA AD NAUSEAM

      La falacia ad nausean consiste en realizar la repetición de un mensaje de forma continua, ya sea sobre una persona o sociedad entera. La repetición continuada provoca que los receptores acaben convenciéndose, consiguiendo así anular la opinión de cada persona.

      Es un tipo de falacia dirigida a las emociones en el que las personas creen que una afirmación es más cierta cuanto más veces haya sido oída y además la repetición excesiva provoca un hastío (la náusea) que se genera por la repetición de la afirmación es tal que puede llevar a aceptarla sin llegar a escuchar ningún argumento válido.

      Este tipo de técnica falaz es muy usado en política, donde ―sin emplear argumentos o pruebas― se repite una y otra vez la misma afirmación hasta la conversión del oyente. Sin embargo, por mucho que se repita una afirmación, esto no la hace más verdadera. Esta falacia viene de la falsa creencia de que si alguien dedica tanta energía a la repetición de un mensaje es porque éste debe ser más veraz que otro que no es tan reiterado.

  17. Saludos Sr. Torrens y Ernesto.

    Siento no haber contestado antes, pero aunque he marcado las notificaciones no me han llegado los pertinentes avisos a mi correo personal.

    Creo que es debido a que tengo instalado un bloqueador de publicidad y quizás tenga algo que ver, no lo se´.

    En breve paso a responderles.

  18. Sr. Torrens,

    tenemos evidencias de manuscritos y elementos arqueológicos de los evangelios anteriores al siglo IV; por ejemplo:

    Tenemos papiros y manuscritos más antiguos de los s.III y IV e.c. los cuales evidencian que existió la historia del movimiento nazareno en Yeshua; además a esto tenemos que sumar los testimonios de historiadores romanos como: Tacito, Plinio el joven, Suetonio o el mismo judío Flavio Josefo (Yosef ben Matiyah): entre esos papiros:

    …………Papiro 52 en la biblioteca John Rylands, en Manchester. Contiene un pequeño texto del evangelio de San Juan y se cree que data del siglo II. años 125-130 e.c.

    …………Papiro 45 – Chester Beatty I – mediados siglo II- III e.c. año 250 e.c.
    …………Papiro Gr17 Magdalena s. II. Egipto.
    …………Papiros Bodmer (P66, P72, P73, P74) en la Biblioteca de Cologny, Ginebra, año 200 e.c.
    …………Papiros Bodmer 14 y 15, conocidos como P75, fueron descubiertos en Egipto en 1956 datados en el año 175 – 225 e.c.

    6º Evidencias más antiguas al tiempo nazareno de Yeshua: EL GRAFITO DE ALOXAMENOS:

    éste grafito fue realizado por alguien -probablemente soldado romano- que quiso burlarse de una persona, porque se arrodillaba ante una cruz, con una figura humana colgada y con cabeza de burro. Prueba innegable de una existencia real de un crucificado tomado por “dios” en un contexto gentil, alejado ya del contexto hebreo nazareno.

    …………La fecha para la compra de la vivienda para el palacio imperial y su posterior conversión en Paedagogium, se propone una fecha aproximada el año 85-95 e.c., bajo el emperador Domiciano, ya que posteriormente habría permanecido sellada la casa con el grafito realizado.

    7º Se descubre lapida con inscripción de Poncio Pilatos. Hallada en Cesarea en 1961.

    8º Se descubre tumba osario de Caifás; Zvi Greenhut, arqueólogo jefe de Jerusalén fue su descubridor.

    En fin….las evidencias históricas son abundantes; entonces EL TESTIMONIO Y LA EXISTENCIA DE YESHUA ES REAL!!!!!

    • Dice: “EL TESTIMONIO Y LA EXISTENCIA DE YESHUA ES REAL!!!!!”

      Qué entusiasta le veo, Señor mío. Veamos algo sobre los papiros que Vd. aduce.

      * Papiro P52. No está datado realmente, está “propuesta una datación” basándose en similitud de letras, es decir, Paleografía. Pero la Paleografía NO DATA, PROPONE UNA DATACION, que no es igual. Se data por Métodos Absolutos de datación, análisis que los Propietarios de TODOS los papiros neo-testamentarios evitan. La pregunta es ¿por qué? ¿A qué tienen miedo todos ellos?

      * “Sobre la datación del papiro no existe un consenso entre los eruditos críticos. El estilo de la escritura es fuertemente adriánica, lo que SUGERIRÍA una fecha entre el año 125 y el año 160. Pero la dificultad de fijar la fecha solamente por paleografía, …”

      (Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Papiro_P52 ) (La mayúscula de SUGERIRÍA es mía

      * Papiro P66. También fue “propuesta una datación” por la fiel Paleografía. Datación que ningún Método Absoluto de datación ha confirmado. Esperaremos a que lo haga. Pero no diga que “está datado”, porque eso es faltar la verdad.
      El Papiro 66 ( 66), es un texto del evangelio de Juan, data alrededor del 200 e.C. en el manuscrito tradicional llamado tipo textual Alejandrino.

      (Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Papiros_Bodmer )

      * Vd. ya lo sabe, pero los lectores quizás no: No hay ningún papiro del Nuevo Testamento realmente datado. Todas las fechas que enarbolan son “propuestas de datación” hechas por un paleógrafo amigo, colega doctrinal, que se presta a dar una propuesta conveniente. Luego los propagandistas falsean esa propuesta y dicen – eso sí, con gran aplomo – que es una datación. Y así engañan a los que no saben de estos detalles. El primer engaño – la falsificación del siglo IV – necesita un segundo engaño, de nuestros días, que consiste en dar la opinión de un pájaro afín, el paleógrafo “ad látere”, como datación, sin serlo.

      * Así pues, todos sus papiros no prueban nada, porque están Vds. engañando al personal, presentando lo que no es datación como datación. Al lector que quiera profundizar en el tema de datación y Carbono 14, le sugiero lea los artículos relacionados con ambos conceptos en

      http://www.sofiaoriginals.com/cristianismo/cristianismo-contemporaneo/

      * Y para terminar este apartado, debo decir que incurre Vd. en una flagrante contradicción. Cuando le ofrezco la pruebas de que todo el NT, escrito en griego, es una falsificación, me aduce como argumento para rechazar la totalidad y no entrar en su análisis, que está escrito en griego y que los originales estaban “pensados” en hebreo.

      * Cosa que tampoco ha demostrado documentalmente, ofreciendo un solo papiro con un capítulo de Mateo, por ejemplo, en hebreo. Y tampoco ha demostrado que estuvieran escritos en hebreo, sólo”pensados” en hebreo, por los supuestos “semitismos”.

      Y los autores reales, Eusebio de Cesarea al 50%, ¿no podían conocer hebreo? ¿O sólo se pueden incluir “semitismos” en los siglos I y II? ¿No lo puede hacer un erudito que sabe hebreo y vive en el siglo IV?

      * Y luego, como “prueba” de que ya se escribía sobre Jesucristo en el siglo II, va y muestra varios papiros que dice “datados en el siglo II”. Cuando tampoco están “datados”, sino “propuesta su datación” por un estudiosillo ferviente, que se ha dedicado a preparar coartadas para los propagandistas cristianos. Y que sólo puede trabajar para los eclesiásticos o se muere de hambre. La duda es qué orden seá.

      * ¿Se da cuenta el lector de lo débil, por no decir escuálida, que es la posición de los defensores de la falsificación cristiana? No les queda otro remedio que acumular falsedad tras falsedad. A la del siglo IV han de superponer la de los siglos XX y XXI. Y todo ello pretendiendo ignorar y ningunear las pruebas que se les pone delante de las pupilas, y a las que tiene ordenado no responder, hacer como si no existieran. Por eso, todos, unánimemente, no responden a las pruebas ofrecidas. Todos cortados por el mismo patrón, siguiendo los mismos protocolos. Y cuando uno ha visto ya actuar, hacer la comedia a dos, tres, cuatro, uno ya se cansa.

      * Por eso las personas normales, las no mentalizadas, las no ciegas voluntariamente, las que usan su cabeza y hasta discurren, se dan cuenta de quién tiene razón y quien da mil razonadas sinrazones para defender algo que es indefendible, que Jesucristo existió y que hay muchas “pruebas” de ello. Narices, señor mío.

      * Vd. mismo me da la razón cuando sobre uno de sus falsos testigos, dice “se propone una fecha aproximada el año 85-95 e.c.,”. Eso, caballero, “proponen”, no “datan”. No es lo mismo proponer que sentar cátedra, que probar.

      * Y sobre sus demás supuestos testigos, se sale del tiesto. Tiene que agarrarse a un clavo ardiendo para sacer falsas “pruebas” de lo que no se puede probar, que Jesucristo haya nacido.

      * Lo que tenía que hacer es demostrar que las nuevas pruebas aportadas no lo son. Pero ahí tiene órdenes de no entrar. Allá Vd. Todos se dan cuenta del hecho.

      * ¿Sabe Vd.?, la gente piensa, razona. Ya no se cree lo que les cuentan desde el púlpito … Y menos en El Robot Pescador, un Blog que tiene lo que hay que tener, y que ambos sabemos qué es. Y que no todos tienen.

  19. Sr. Torrens:

    Paso a responderle por el tema del idioma vehicular del pueblo en el primer siglo:

    Tenemos un ejemplo perfecto, para darnos cuenta de esto; se encuentra en Is. 36:11, dice:

    “Entonces dijeron Eliaquim, Sebna y Joa al copero mayor: —Te rogamos que hables a tus siervos en arameo, porque nosotros lo entendemos; y no hables con nosotros en la lengua de Judá, porque lo oye el pueblo que está sobre el muro.”

    Lo que está diciendo el profeta, es que el pueblo, que vigilaba en las murallas, hablaba en hebreo. Y pedían que el pueblo, no se enterara de la noticia para que no tuvieran temor.

    El hebreo nunca se dejó de hablar al pueblo. Las Instrucciones de HaShem eran leídas a todo el pueblo en general, hombres y mujeres (Neh. 8:1-8). La frase del v.8; “de modo que entendiesen la Escritura”; no es una referencia a traducción, sino a interpretación tal y como venían haciéndolo con la tradición oral de padres a hijos desde tiempos de Moshé (Jos. 1:8). Entonces, yo me pregunto: Un idioma que se propaga de generación a generación cada día de la semana, ¿se perderá?; y otra pregunta: ¿Para qué recopiló Nehemías los Escritos de la Ley si estos estaban en una lengua prohibida por los maestros y jueces de Israel? Para ello veremos varias pruebas:

    1º PRUEBAS INTERNAS

    1- La inscripción de la cruz estaba en griego, latín y hebreo. (Lc. 23:38) Si Yeshua o el pueblo, hablaba arameo, ¿por qué no se puso aquí?

    2- Hay un estanque que en hebreo se llama Bethesda. (Jn. 5:2)

    3- Pilato lo llevó al Enlosado que en hebreo se llama Gabbatha. (Jn. 19:14)

    4- Fue a un lugar en forma de calavera, llamado en hebreo Gólgota (Jn. 19:17)

    5- Y shaliaj Shaul -Pablo-, hecho gran silencio habló en lengua hebrea (Hch. 21:40) Aquí Shaul, está hablando al pueblo en general, no a doctos.

    6- Cuando estos le oyeron hablar en hebreo guardaron más silencio (Hch. 22:2); si hubiera sido el arameo o el griego el idioma del pueblo, de bien seguro que no habrían guardado más silencio.

    7- Y oí una voz que me hablaba y me decía en lengua hebrea (Hch. 26:14); esa era la lengua que sabía y dominaba Shaul. Recuerdo aquí, que era fariseo total, y una de las cosas que prohíbe el Talmud, es que el fariseo aprenda el griego u otro idioma declinado que no sea el hebreo.

    8- Y los reunió a todos en un lugar que en hebreo se llama Armagedón (Ap. 16:16)

    9- Y tenían un rey sobre ellos que es el ángel del Abismo que en hebreo es Apolión (Ap. 9:11).

    10- Ni una jota y ni una tilde pasará de la Ley (Mt. 5:18) La jota es la letra yod, la más pequeña de las letras hebreas, y la tilde es la coronita sobre la iúd; las dos son letras hebreas; ¿Yeshua habría dicho esta referencia en el sermón público de la montaña, si el pueblo hubiera hablado arameo o griego? ¿Se habría arriesgado a que no le entendieran?
    11- 2ºCr. 32,18 el pueblo clamó en idioma JUDÁICO – יְהוּדִית -.

    2º PRUEBAS EXTERNAS:

    1- Yaacov Meshorer, responsable del museo Numismático de Israel, y sus expertos en numismática, han hecho una lista de 215 monedas judías en su catálogo. De todas esas, 99 tienen inscripciones hebreas, solamente hay una en arameo; que datan desde el s. IV a.e.c. (Período Persa Tardío) hasta el final de la revuelta de Bar-Kochba, en el 135 e.c.; momento en que el emperador Adriano cambia el nombre de Israel por Palestina en honor a los filisteos y en represalia y castigo por la rebelión judía.

    2- En Massada los arqueólogos con el profesor Yigael Yadin, encontraron 14 rollos, 4000 monedas y 700 cerámicas, todo con inscripciones en hebreo, arameo, griego y latín; en todo este material, el hebreo gana al arameo en un coeficiente de 9 a 1.

    3- De los 5366 manuscritos de la Nueva Alianza en griego, no hay ni uno solo que concuerde; todas las variaciones que existen lo son por modismos que no tienen sentido en griego, esto solo puede deberse a que tuvo que existir un original hebreo de donde salieron el resto de las copias; porque, esos modismos son en relación con términos hebreos, no griegos, ni romanos. Por ejemplo: Hijo de Hombre, Paz a ti, responder preguntas con otra pregunta, repetir dos veces los términos, Talita kumi, etc.

    4- La llamada “patrística” nos dice; Papías (150 e.c.), Ireneo (120-202 e.c.), Eusebio de Cesarea (320 e.c.), Epifanio (400 e.c.), Jerónimo (384 e.c.), Orígenes (232 e.c.) …Todos ellos, decían que los escritos originales, eran en hebreo. Y algunos de estos personajes, eran antisemitas, por lo tanto no tenían prejuicio a la hora de escribir sus declaraciones.

    5- En Qumran, de 10 rollos principales, solo uno el Génesis apócrifo está en arameo, el resto, la mayoría están en hebreo. Esto es prueba, de que el hebreo era usado por todas las clases sociales.

    6- El Diccionario de Oxford en su primera edición de 1958 decía que el hebreo ya no se hablaba al llegar el s. IV, pero en una segunda edición en 1997 dijeron que si continuó hablándose en el período de la Nueva Alianza (KeTe’R).

    7- El Talmud consideraba al arameo como lengua maligna, y designaba el hebreo como lengua para hablar, y el arameo para cantos fúnebres; y que los ángeles no entienden arameo. Trajeron a Gamaliel Rabí de Shaul, una traducción aramea de Iov, y dijo que la enterraran con los desechos.

    8- Flavio Josefo dijo que las noticias de la muerte de Tiberio fueron dadas a Agripa en lengua hebrea. (Ant. 18, 228).

    Todo esto me lleva a decir, a que las Escrituras a pesar de la asimilación e influencia del paganismo y la invasión de otros pueblos, el pueblo hebreo conservaba el mandato de la Escritura que viene desde Iov y Moshé en su propio idioma; y esto nunca lo pudo hacer desaparecer la asimilación.

    Sobre una apología al lenguaje arameo, me reservo la respuesta porque usted no quiere entrar en ese tema.

  20. Sr. Torrens:

    Sigo presentando un poco más, sobre el tema del idioma hebreo en el primer siglo y evangelios:

    Los investigadores David Biven y Roy Blizzard demuestran en su estudio “Understanding the Difficult Words of Jesus”, 1995, pag. 53, que:

    “el trasfondo Hebreo (en los Evangelios) no solo se revela en la estructura de las oraciones sino que también en muchos literalismos y expresiones idiomáticas presentes que son peculiares de la lengua hebrea” …. “Los evangelios están plagados de confusiones debido a que los traductores por lo general no reconocieron el pensamiento en hebreo, las expresiones idiomáticas y la estructura de las oraciones que están detrás de los textos Griegos”, explican Biven y Blizzard. …”Si la Iglesia se hubiera provisto de una comprensión correcta del hebreo en las palabras de Jesús, la mayor parte de las controversias teológicas nunca se hubiesen suscitado desde el comienzo”, afirman Biven y Blizzard ( pag. 67).

    El hebreo que antes se hablaba en Judea se convirtió con los siglos en lengua sacra utilizada solo para orar en las sinagogas de la “Diáspora” así como para estudiar la Torá. Los judíos dispersos por el planeta adoptaron las lenguas de las tierras donde habitan. Casi dos mil años después de la destrucción del Templo de Yerusalén en el año 70, los judíos que retornan a Tzión, eligen espontáneamente el hebreo como su lengua nacional. Pudieron haber elegido el arameo pero más pudo el llamado de la “lengua madre”.

    Es un hebreo que tuvo que ser actualizado y al que se le agregaron nuevos vocablos pero que se basa en el hebreo que hablaba Bar Kojbá en el año 132 e.c. Hoy día los judíos israelíes leen la prensa, conversan y escriben en la lengua de sus antepasados enriquecida por el uso cotidiano.

    SHALIAJ SHAUL (apóstol Pablo)

    Sobre el asunto de Shaul y el hebreo o el griego, hemos de atenernos a las Escrituras y lo que la Biblia dice, es que Shaul hablaba hebreo, no griego. Que usará de amanuenses que era lo que se solía hacer en aquel tiempo, sería lo más seguro. Además, tenemos el testimonio de Flavio Josefo, que decía que él solo sabía escribir y expresarse mejor en hebreo, aunque hablara algo el griego y el latín, y eso que pertenecía a la casa romana de los Flavios.

    Del mismo modo, para los fariseos y el Talmud, les estaba prohibido usar esos idiomas, y entonces ¿por qué iban a aprender una cosa prohibida? Shaul seguía considerándose fariseo, pero ahora fariseo siguiendo a Yeshua miNatzrat. Para su tiempo, aun existían judíos nazarenos entre las iglesias de Efeso o Galacia (dispersos de YHVH; no gallegos, ni galos) Tesalónica, etc. Y era, dentro de cada comunidad o casa, donde debía ser leída esa carta (Col. 4:16; 1 Ts. 5:27…)

    No niego la existencia del arameo y el griego como idiomas que se hablaban en el primer siglo, pero la cuestión es, ¿qué idioma hablaba Yeshua entre los suyos y que idioma hablaban los suyos? O ¿En qué idioma se comunicaban? Recordemos que los discípulos eran gente del ámbito social y de mercadería lo mismo que Shaul con sus tiendas después del rabinato con Gamaliel. Lo que ocurre, es que tras la persecución de los judíos por el poder romano (132-135 d.C.) y luego por Constantino, fueron obligados a esconderse, pues todo lo que era judío era perseguido y destruido. Así, muchas sinagogas a lo largo de los siglos, no solo en Oriente, sino también en la vieja Europa y España, fueron destruidas y en su lugar fueron construidas iglesias o catedrales.

  21. Sr. Torrens:

    sigamos con el tema del idioma hebreo en el primer siglo:

    ACLARANDO NEHEMIAS 8:8

    El texto dice: “Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura.”

    Las primeras palabras de este versículo son: – Leían en el libro de la ley de Dios-. Pero el desacuerdo ocurre cuando llegamos a la palabra מפרשׁ, meforash, que viene de la raíz hebrea פרשׁ, parash, significando distinguir, separar, clarificar. La idea de que esto significa traducir simplemente no está apoyada por el texto hebreo. En Levítico 24:12 encontramos esta misma raíz hebrea con el significado de clarificar. “Y lo pusieron bajo custodia, hasta que fuesen recibidas (parash) instrucciones exactas de parte de YHVH”. Y lo encontramos después en Números 15:34 con el mismo significado. “y lo pusieron bajo guardia, porque no había sido declarado (parash) qué se había de hacer con él”. No hay indicación en absoluto de que haya una traducción de un lenguaje a otro.

    Finalmente, vemos esto en otro lugar que ha ocasionado que algunos concluyan que esto podría significar traducción. Esdras 4:18 refiere que el rey Artajerjes, de habla aramea, recibió la carta enviada a él y la contestó. Este versículo, desde luego, está en arameo porque es la correspondencia entre el rey y Rehum y Shimshai como se discute abajo. Dice, “El documento que nos enviasteis fue leído claramente (mefarash) en mi presencia”. La palabra claramente es la palabra aramea mefarash.

    ¿Cómo podría esta palabra ser entendida aquí? ¿Debería ser traducida o es claramente en forma distinta? Afortunadamente, el contexto sólo apoyará una de las dos opciones, por consiguiente, aclarando para nosotros cual debería ser. Necesitamos recordar que la carta escrita por Rehum el comandante y Shimshai el escriba, dos líderes de los habitantes que estaban en contra del regreso de los judíos, era traducida al rey al arameo (“En los días de Artajerjes escribieron Bislam, Mitrídates, Tabeel y sus demás compañeros a Artajerjes, rey de Persia. El documento estaba escrito en escritura aramea, y traducido al arameo” Esdras 4:7).

    Esta carta fue puesta en arameo y entonces enviada al rey, esta es la razón por la que el texto completo de Esdras 4:8 cambia del hebreo al arameo. De manera que, si la carta enviada al rey estaba en arameo, entonces porqué habría una necesidad para otra traducción si la palabra mefarash/meforash significan traducir? ¿El escriba del rey la traduciría a otro lenguaje además del arameo, que era el lenguaje oficial de la corte? La respuesta es obviamente negativa. No había necesidad de traducir la carta al arameo porque ¡ya estaba escrita en ese lenguaje!

    Se nos ha dejado solo con una opción del significado de meforash; es clarificar, distinguir. Esto es, la carta fue leída cuidadosamente, y aparentemente el rey debió haber puesto atención realmente y ¡no estaba dormido o soñando de día! Y así el significado en Nehemías 8:8 quiere decir clarificar, distinguir, y no traducir.

    Adicionalmente al examen del significado de la palabra hebrea meforash, hay algunos otros factores contextuales que sirven para clarificar que Nehemías 8:8 no se está refiriendo a traducir. No debe ser pasado por alto que el libro de Nehemías por entero ¡fue escrito en hebreo! Si hubiera sido escrito en arameo, entonces el argumento de traducción pudiera haber tenido algún peso. El libro de Nehemías fue escrito en el tiempo de este evento o un poco después, así mostrando que el hebreo era el lenguaje común.

  22. Sr. Ernesto y Sr. Torrens; vemos con el tema de la Síndone de Turín y primeramente el caso de la broma Garlaschelli:

    Hace tiempo salió en los periódicos y revistas que el científico italiano, Luigi Garlaschelli. Dice que Consiguió reproducir la Sábana de Turín empleando técnicas medievales.

    Profesor de química en la universidad de Pavía, decía haber reproducido la imagen de la Sábana de Turín con medios disponibles en la Edad Media. Según él esto prueba definitivamente que la Sábana es una falsificación medieval. Para su experimento, el científico reconoció haber seguido el método sugerido por el estudioso estadounidense Joe Nickell en 1938.

    Luigi Garlaschelli, que presentó su experimento en una conferencia en el norte de Italia decía que ha conseguido realizar una reproducción muy parecida a la Síndone. Decía:

    «Me ha llevado un par de años investigar qué tipo de materiales se utilizaban en la Edad Media y dar justo con aquellos que podrían haber sido los que se emplearon para realizar la Sábana Santa. Pero una vez que conseguí identificarlos, realizar la copia de la Sábana Santa ha resultado un proceso muy sencillo. Tanto que podría hacer una cada tres días»

    Utilizando materiales de la Edad Media usó de ácidos, envejecimiento del lienzo por calor y lavado; pintura y ácido sulfúrico a 1,2 por ciento en agua junto con pigmentos de aluminio y cobalto. Por último se le añadieron restos de sangre, quemaduras y restos de agua para producir el efecto final. En definitiva, el Sr. Garlaschelli vino a decir que la imagen, son pigmentos con ácido y una máscara.Los pigmentos que usó fueron artificialmente envejecidos calentando la sábana en un horno y luego lavándola, proceso que los elimina de la superficie y que produce una imagen similar a la de la Sábana de Turín.

    Pero hemos de recordar que los análisis que se han realizado de la Sábana revelan que no hay en ella pigmentos, sólo restos de ellos. Así que se aventuró pensando que quizás había sido fabricada utilizando un bajo relieve, apoyando la tela sobre él y aplicando con una borla el color en polvo. Pero Garlaschelli dijo que con el paso del tiempo el pigmento se habría caído, lo que explicaría que hoy sólo queden restos. Y concluye: “Pues bien: yo lo único que he hecho ha sido llevar a la práctica esa hipótesis, algo que sin embargo nunca había hecho nadie. Y el resultado habla por sí solo”.

    Sigue diciendo: “Pero lo más difícil, sin duda, fue conseguir la medida justa de sales y acidez del pigmento para lograr la composición de los usados en la original. Luego fue todo bastante sencillo”, admite. También cuenta como lo hizo: «Cogí un voluntario, le cubrí el rostro con una máscara en bajo relieve y apliqué directamente el pigmento en polvo. Después, y dado que no podía esperar 500 años para comprobar cómo envejecía, aceleré el proceso: la lavé y la sequé en un horno varias veces. Y ya está».
    Según Garlaschelli, las razones de la escasa posibilidad de la originalidad de la Sábana Santa son varias:

    • Una textura no usada en el primer siglo.
    • La manera en la que se cubrió el cadáver, contraria a las costumbres judías del tiempo.
    • El rendimiento artístico del pelo, de los miembros y de las coladuras de la sangre.
    • La falta de las deformaciones geométricas, que nos esperaríamos de una huella dejada por un cuerpo humano sobre una sábana envuelto.
    • Y sobre todo el hecho que la Síndone apareció en Francia sólo hacia el 1357.
    El dinero, en este caso 2500 Euros, para financiar este experimento ha salido de las arcas de una asociación italiana de ateos y agnósticos. Garlaschelli asegura que eso no ha condicionado el resultado del mismo. Inevitablemente, su trabajo supone una prueba más empeñada más en la falsedad de la reliquia que en una investigación seria y científica libre de prejuicios. Garlaschelli ha dedicado sus esfuerzos en las últimas décadas a hacer experimentos para desacreditar todo tipo de milagros y fenómenos inexplicados por la ciencia.

    La imagen obtenida por el Sr. Garlaschelli no precisa más comentarios comparada con la imagen de la Síndone (no sé como subir imágenes a este blog, ¿me pueden explicar? Gracias)

    Cree que la ciencia es capaz de explicarlo todo, sólo hay que investigar un poco hasta dar con la solución. En otras palabras: no puede existir nada inexplicable; todo tiene que tener una causa natural y no hace falta recurrir a Dios. Así, desde 1991 ha escrito numerosos artículos contra los milagros más venerados en Italia, como la famosa sangre de san Genaro (que se hace líquida cada año en el día de su fiesta); El milagro eucarístico de Bolsena; De algunas imágenes de la Virgen que lloran sangre. O sea, que no hay milagro que Garlaschelli no pueda explicar, porque todos tienen que ser falsos.

    Respuesta:
    No es que haya dado respuestas convincentes, pero cuando uno está persuadido de que la intervención de Dios en el mundo es imposible o que no existe nada que no sea material, entonces casi cualquier argumento basta. La comunidad científica sabe que las microquemaduras que forman la imagen original no se parecen en nada a estos resultados si se ven en microscopio.

    En la Sábana la sangre llegó primero a la tela y después se grabó la imagen, no al revés como lo hizo Garlaschelli. Además de que su copia no tiene ningún tipo de característica tridimensional, que sigue sin ser explicada en el original. Por si fuera poco, los pigmentos de cobalto que ha usado no están presentes en la Sábana. Aun así las noticias afirmaron que un “científico italiano desenmascara la Sábana Santa”.
    Sin embargo, la muestra que Garlaschelli ha presentado no resistirá a las pruebas multidisciplinarias que a lo largo de la vida a enfrentado la sabana. Existen por tanto, varios matices importantes que no cumple para nada el modelo o burda copia del Sr. Garlaschelli; estas son:

    Las pruebas de las propiedades tridimensionales de la imagen.
    La presencia de sangre humana con índices altísimos de bilirrubina.
    Las plantas que marcan el recorrido histórico de la sabana santa.
    El mecanismo de transferencia de la imagen de un crucificado con todas las heridas descritas en los Evangelios a un lienzo.
    La sangre que está en la Sábana original no es sangre completa, sino sangre que se ha separado del suero, sangre que proviene de heridas verdaderas.
    Además, la sangre que aparece en distintas partes de la misma es de un flujo post mortem.
    Cuando se ven en la perspectiva tridimensional la sabana santa de Garlaschelli se ve bastante grotesca.
    Las manos están incrustadas en el cuerpo y las piernas se ven poco naturales.

    Además, fue el mismo Sr. Walter McCrone el mayor escéptico a la Sindone, quien escribió sobre la desautorización a este tipo de actuación sobre las pigmentaciones medievales también citadas por el escéptico Joe Nickell, citando textualmente a Broch otro escéptico pro-pigmentación medieval.

    • Nos dice usted “La imagen obtenida por el Sr. Garlaschelli no precisa más comentarios comparada con la imagen de la Síndone (no sé como subir imágenes a este blog, ¿me pueden explicar? Gracias)”

      Pues no sé cómo lee los comentarios, ya le dejé la imagen en uno de esos comentarios a los que está respondiendo, exactamente aquí “Ernesto 23 JUNIO, 2017 @ 4:53 PM”

      Pero no se preocupe, le dejo la imagen con otro enlace, a ver si ahora es capaz de distinguir el sudario medieval de la reproducción hecha hace unos años

      Por cierto “ignorar cómo hicieron algo nuestros antepasados no es una carta blanca para atribuirlo a extraterrestres o resurrecciones de muertos”

    • Aunque no sé ni por qué me molesto, discutir sobre la sábana santa es simplemente una táctica de distracción, lo que llevan haciendo ustedes los creyentes desde que se publicaron estos artículos de Conde Torrens, pero de refutar sus pruebas nada de nada, sobre ellas pasamos de puntillas y a otra sábana mariposa.

      Ahora le copiaré yo otro mamotreto, pero en este caso sí dejaré el enlace a la fuente que responde a sus afirmaciones sobre la “burda copia” de Garlaschelli:

      1. Los sindonólogos creen estar ante uno de esos misterios inexplicables, en el que se achaca la emisión producida por una radiación al hecho de ver esa figura impregnada en la sábana. Se dice que no hay nada que pueda explicar ese efecto. Y eso no es verdad.

      Secondo Pía la fotografió en 1898, dándose cuenta de un particular detalle. Se trataba de un negativo fotográfico. Y dio en la clave. Eso sí, no todo es un negativo en la imagen, pues si hubiera habido una fuerte radiación, la misma sangre que impregna el lienzo hubiera sufrido la misma transformación en negativo. Pero no, la sangre es sólo sangre. No sólo eso, tratándose de un negativo y teniendo en consideración el color de la barba del negativo, que es oscura, eso implicaría que la barba original del positivo debería ser blanca. ¿Y desde cuándo se representó a Jesús con barba blanca? Aquí vemos uno de los primeros fallos del autor de la falsificación.

      En cualquier caso tratándose de una fotografía, ¿ya existían las técnicas fotográficas en tiempos pasados? Sí, la cámara oscura ya se había inventado en Bagdad en el siglo VI, apareciendo en el libro “Tratado öptico” del árabe Alhacén, en el año 965. Roger Bacon en el siglo XIII lo llamó “luna cornata”, pues amplió su uso haciendo que esta técnica permitiera impregnar telas de imágenes. Bacon fue acusado de herejía por usar como modelos para sus fotografías, ni más ni menos, que a cadáveres.

      Los alquimistas medievales se sabe que usaban haluros de plata para ennegrecer partes de una tela empapada con una exposición prolongada al Sol. Tomás de Aquino, en el siglo XIII, habla de las propiedades de las sales de plata o cloruros de plata, para realizar fotografías.

      Para realizar el experimento de la “luna cornata” usé una tela recubierta de YODURO DE PLATA. NO es CLORURO DE PLATA, como algunos pudieran imaginar. El yoduro deja ese color característico amarillo y reacciona ante la luz para convertirse en una placa fotográfica. También se puede usar yoduro de mercurio. De hecho, EN LOS ANÁLISIS EFECTUADOS POR EL DOCTOR MCCRONE sobre la Sábana Santa de Turín SE ENCONTRÓ QUE TODO EL TEJIDO ESTABA CUBIERTO CON ESTA CAPA DE YODUROS.

      Para el proceso sólo tienes que usar un calco de una figura original que, o bien, reproduces en una hoja vegetal o bien usas una cámara oscura, como las de Roger Bacon que, además, coincide en tiempo con la datación por Carbono 14 de la Sábana de Turín. Ahora bien, personalmente el dibujo en la hoja vegetal es tan tosco que dudo que fuera un calco con cámara oscura. Creo que está pintado a mano.

      Finalmente se coloca la hoja vegetal encima de la tela con yoduro de plata, y he ahí el resultado.

      Mi dibujo está hecho a mano, basándome en cualquier Pantocrator bizantino, como el de Dafne. El resultado a la vista está. Es tan bueno que podría confundirse con la Sábana Santa de Turín. Incluso se puede realizar una tomografía con mi experimento y el resultado sería una escultura 3D. No hay escrutinio que pueda afirmar que hay fallos en mi experimento.

      Se comenta que la Sábana Santa oculta una tomografía, pero en realidad se trata de una reconstrucción tomográfica. Las proyecciones de un objeto a determinado ángulo \theta están conformadas por una serie de integrales de línea. En las tomografías axiales computarizadas de rayos-X, los integrales de línea representan la atenuación total del haz de rayos-X mientras estas viajan en línea recta a través del objeto. Como mencionado anteriormente, la imagen resultante es un modelo 2D (ó 3D) del coeficiente de absorción. Hablando de una manera más comprensible, con cualquier imagen 2D se puede obtener una reconstrucción tomográfica 3D.

    • 2. La tela del lino, dicen los supuestos expertos, corresponde al siglo I. La tela del lino se entrelaza en su giro en sentido horario, y los obenques judíos no seguían esta técnica. Ni por asomo esa industria es del siglo I. Es más, en el año 2009 se encontró en Jerusalén un sudario datado en el siglo I, que permitió conocer realmente qué sistemáticas se usaban en la confección de estos tejidos.

      El paño difiere mucho de la Sábana Santa de Turín, lo que llevó a concluir que esta última no data de aquellos años. Se trata de una tela mucho más sencilla, con una textura diferente y dividida en dos piezas, mientras que la famosa reliquia es más compleja y está elaborada en una sola pieza.

      El estudio aparece en la publicación científica en internet PloS ONE Journal. En el enlace se observan las enormes diferencias entre un auténtico sudario del siglo I y el de la Síndone de Turín.

      3. Las longitudes de las anatomías del cuerpo de la Síndone son incorrectas. La cabeza está desproporcionada. El resto del cuerpo contiene ocho veces y media la cabeza, cuando en cualquier cuerpo la proporción es de siete. El cuello de la figura de la Sábana tiene una línea de ensamblaje entre la cabeza y el tronco, lo que denota una doble exposición fotográfica. Y por último la longitud por la parte frontal es de 1,83 metros, mientras que la parte dorsal tiene cinco centímetros menos, como si se tratara de dos cuerpos distintos.

      El hombre de la sábana santa, que supera los 1,80 metros de altura y los 80 kilos de peso, está en una postura imposible. Mientras que en la imagen frontal aparece relajado, con ambas piernas totalmente estiradas, en la vista dorsal está impresa la planta del pie derecho, lo que exigiría que hubiera doblado una rodilla. En el rostro no hay ninguna simetría y la larga melena no cae hacia la nuca, sino que se mantiene suspendida como por arte de magia.

      Pero aún hay más. Cuando alguien se tumba de espaldas, las nalgas quedan aplastadas contra la superficie en la que el cuerpo reposa y eso no ocurre con la figura de la sábana, que, en el colmo del puritanismo, oculta los genitales con las manos, qué casualidad. Es como si el creador de la misma se autocensurara.

      Y lo más descabellado e inverosímil es el rostro. Cuando a una persona le depositan una sábana sobre la cara ésta le cuelga por las orejas. La impregnación fotográfica (o radiación para los creyentes) mostraría al desplegarse la sábana un rostro deforme, con las orejas muy separadas de los ojos, es decir un rostro ancho, pues el tejido le habría caído por los lados. ¡Pero no! Nuevo fallo del autor de la Síndone, el rostro es simétrico y no sufre el efecto de haberse consignado sobre la cara de nadie.

    • 4. La perforación en las muñecas es falsa. No sé de dónde habrá salido esa conclusión actual, pero basta mirar el original para darse cuenta de que el hombre del sudario está crucificado por el metacarpo. Algunos pueden aludir que es el carpo, pero el carpo es todo hueso, así que debería ser entre medio de los huesos cubito y radio, como así ajusticiaban los romanos. Como el clavo se advierte en la zona del carpo, los creyentes de la Sábana Santa argumentan que esa es la parte del dorso y que por la parte de la palma entró correctamente, habiendo atravesado los clavos oblicuamente en ambas manos. Para echarse a reír. Cualquiera con un par de ojos bien entrenados puede ver que la Sábana Santa muestra a un hombre crucificado por la zona del metacarpo, como siempre se representó a todos los Cristos, y eso es improbable que sucediera, pues el peso del hombre de la Sábana Santa hubiera desgarrado la piel.

      EL PUNTO 5 ES MUY BUENO

      5. La sangre localizada en el lienzo, afirman los creyentes, es del tipo AB, muy común entre los judíos de la época. Esto sólo ya desmontaría cualquier prueba a favor. Veamos, los tipos de sangre son cuatro: A, AB, B y O. El grupo AB apareció hace 1500 años, por una mutación genética. Es de reciente evolución y un grupo muy raro. Cualquier médico sabe de este particular.

      Pero aún viene lo mejor. El grupo AB al que supuestamente atribuyen la sangre de Jesús en la Síndone sólo representa el 1% de la población de Israel. No es nada común en los hebreos, todo lo contrario. El grupo sanguíneo más habitual es el Universal (37% entre hebreos) y el A+ (34%).

    • 6. Los pólenes, siguen insistiendo los creyentes, refutan que la Sábana es del siglo I.

      Es cierto que hay pólenes. Se encargó al palinólogo Max Frei, de la Universidad de Zurich, que realizara este análisis. En 1978 Frei usó cintas adhesivas para tal cometido.

      Frei afirma haber aislado los granos de pólenes más comunes, habiendo descartado estos, quedándose con 26 muestras de los más raros.

      De las 26 muestras analizadas, Frei concluyó que sólo dos pertenecen a plantas originarias del Oriente Próximo, especialmente del desierto y las estepas. Y aunque los pólenes podían haberse datado para saber a qué época pertenecían, Frei nunca llevó a cabo este análisis. Frei sólo dijo que de las 26 muestras distintas, 2 parecían pertenecer a la zona de Palestina.

      Aun así, los partidarios de la Sábana Santa afirman y vuelven a alegar que Max Frei dictaminó que todas las muestras de pólenes eran de la Palestina del siglo I.

      En ocasiones veo que la paradoja del teléfono se cumple. Uno dice una cosa, y cuando llega al otro lado del hilo telefónico, del mensaje original ya no queda nada.

      En cualquier caso, todo el mundo parece haberse olvidado que la Síndone lleva viajando desde hace más de 6 siglos por todo el mundo, cuando comenzó la primera ostensión de la sábana en el siglo XIV. Así que es lógico que se haya embebido de pólenes de varios países.

      Sin embargo, el botánico francés Jacques-Louis de Beaulieu, de la Universidad de Marsella, revisó el trabajo de Frei y llegó a la conclusión de que éste había cometido muchísimos errores al datar la clasificación de los pólenes, tan abultados que no había ninguno que en realidad procedería de Oriente Próximo ni de Palestina.

      ¿Por qué nunca se cita el trabajo de Jacques-Louis de Beaulieu y sí el de Max Frei? ¡Vivir para ver!

    • 7. Lo que hay que leer por Internet. Este párrafo está en todas partes:

      “Un grupo de la NASA comprobó la absoluta ausencia de pigmentos, tintas u otros medios de pintura en la Sábana Santa. No hay imagen del cuerpo bajo las manchas de sangre. Por lo tanto, la imagen se formó después de las manchas de sangre. La imagen del cuerpo del Hombre de la Sábana no está hecha manualmente: no es una pintura, ni una quemadura (las quemaduras existentes no son parte de la imagen sino que fueron causadas por un incendio en 1532). El origen de la misma es un enigma científico que todavía no se ha resuelto. No se conocen los mecanismos físico-químicos que han producido esta oxidación y deshidratación de las fibras más superficiales del tejido. Sobre la Sábana no hay huellas de pigmentos colorantes. La imagen es el resultado de deshidratación y oxidación de la celulosa contenida en las fibras en la superficie de la tela. Pero cómo se formó es un misterio”.

      ¿Qué hay de verdad en lo anterior?

      La Sábana Santa fue un asunto exclusivamente religioso hasta que, a finales de los años 70, se comenzó a decir que la NASA la había examinado. La información llegó a España a través de las revistas esotéricas Karma.7 y Mundo Desconocido. La NASA nunca examinó el lienzo de Turín.

      La investigación corrió a cargo del Proyecto para la Investigación del Sudario de Turín (STURP), un grupo de creyentes vinculado a la religiosa Hermandad del Santo Sudario del que formaban parte, a título particular, algunas personas vinculadas a la NASA. El STURP no perseguía analizar la pieza, sino demostrar su origen milagroso. No adaptar los datos experimentales a lo que esperaban los miembros del STURP costó al microanalista forense Walter McCrone su expulsión del grupo por anunciar la presencia de yoduros (aquí tenemos la técnica fotográfica de la “luna cornata”) y otras sustancias químicas (véase su análisis en este enlace: http://www.mcri.org/v/64/the-shroud-of-turin) al analizar los restos de la supuesta sangre de la sábana. Explicó que las partículas de pigmento se hallaban pegadas entre sí gracias a un fijador orgánico, que identificó como témpera al colágeno. McCrone auguró en 1980 que, si algún día se hacía, la prueba del carbono 14 dataría la tela en torno al 1356, diez años más o menos. Vittorio Pesce, antropólogo de la Universidad de Bari, mantenía meses antes de la datación por radiocarbono que la sábana había sido confeccionada entre 1250 y 1350. Y es que los documentos históricos, la iconografía, los materiales y las técnicas empleadas bastaban y sobraban para situar la aparición de la sábana en Francia a mediados del siglo XIV.

      En mi experimentación personal he acabado por comprobar que el que las primeras capas de las fibras estén quemadas no responde a ningún proceso sobrenatural, sino al transcurso habitual de los yoduros de plata con una exposición de varios minutos al Sol. Mis propios análisis microscópicos de mi muestra o réplica son exactamente idénticos a los de los exámenes de la Síndone de Turín hasta el más mínimo detalle, lo que muestra a las claras que la única técnica que se usó en la falsificación de la Síndone fue la llamada “luna cornata” medieval.

    • 8. Hay quienes quieren confundir la prueba del Carbono 14 que se realizó en 1988 a la misma, arguyendo que la concentración de isotopos en las cifras cambia si se manosea o calienta el objeto. Pero cualquier científico conoce perfectamente que, por mucha manipulación que haya, la velocidad a la que se desintegran los átomos inestables no se ve afectada por nada. Dado que la fibra del tejido está lavada para cada una de las muestras, no hay contaminación posible que afecte a la datación tampoco.

      Recuérdese que el 31 de octubre de 1988 se hicieron públicos los resultados del Carbono 14 en la Sábana Santa. El resultado aportado fue que la misma procedía entre los años 1260 y 1390, sin ningún género de dudas.

      Los sindónólogos, a pesar de que se habían realizado pruebas en 3 laboratorios diferentes, argumentaron que no daban por válida esta fecha, y que las pruebas del Carbono 14 no eran infalibles.

      Se achacó a los resultados de los laboratorios como propios de persecuciones contra el Vaticano, otros dijeron que un cuerpo humano en descomposición contamina la prueba del C-14, que las capas de suciedad de la tela desmontaban la prueba del C-14 (teniendo en consideración que, como he dicho, cada muestra fue lavada antes de someterla al C-14), y la mejor de todas, que el trozo analizado del exterior era en realidad el remiendo que las monjas cosieron después de un incendio en la Edad Media.

      A la técnica del remiendo de las monjas la llamaron “zurcido invisible” porque no se aprecia en la Sábana Santa que sea ningún parche. Pues bien, la técnica de cosido “zurcido invisible” jamás existió. Y si hubiera sido un parche o remiendo de las monjas se habría apreciado enseguida, así como la diferencia de color entre siglos.

      Después de tantas discusiones, algunos laboratorios solicitaron una nueva muestra para analizar, que el propio Vaticano rechazó, argumentando que ellos no necesitan más pruebas.

      Mi impresión de los hechos es que el propio Vaticano creyó que la falsificación estaba tan bien realizada que pasaría la prueba del C-14. Ahora vuelven los fantasmas, y saben perfectamente que un nuevo análisis ratificaría la datación, sin posibilidad alguna de defensa, por lo que ni ahora ni más adelante habrán nuevas pruebas de datación de Carbono 14, por mucho rumor que haya.

    • 9. También se dice que hay leptones romanos en los ojos del difunto, pero cuando se observan las llamadas monedas, sólo se observan unas líneas concéntricas que forman parte de las arrugas del lienzo. Es decir, estamos ante una pareidolia. Este particular no se ha mencionado en ningún estudio serio sobre la Síndone, y sí que se recoge en todas las publicaciones esotéricas como prueba irrefutable, cuando no se contempla dibujo de leptón o moneda romana en ninguno de los ojos.

      Cabe hacer notar que los judíos nunca tuvieron como costumbre enterrar a los suyos con monedas en los ojos. Lo hubieran considerado pagano, dado que ese hábito era el de los romanos, que solían hacerse enterrar con monedas para Caronte, el barquero.

    • 10. La primera ostensión lo dice todo…. La historia documentada de la tela ahora guardada en Turín como tal empieza en 1357, cuando la viuda del caballero francés Geoffroy de Charny la expuso en una iglesia en Lirey (diócesis de Troyes, Francia).

      En 1389, el obispo Pierre D’Arcis denunció en una carta al papa de Aviñón que la imagen era un fraude, indicando que ya había sido denunciada anteriormente por su predecesor Henri de Poitiers, al que le extrañaba que no fuera mencionada en ningún Evangelio.

      Según D’Arcis: “Un examen riguroso descubrió eventualmente cómo la imagen había sido astutamente pintada, siendo la verdad corroborada por el propio pintor, esto es, que fue producto de la mano del hombre y no fue forjada ni se formó milagrosamente”.

      Pese a las declaraciones del obispo D’Arcis, Clemente VII (primer antipapa del Gran Cisma de Occidente) prescribió indulgencias a los que peregrinaran al sudario, por lo que la veneración continuó, aunque no se le permitió el título de «Verdadero Sudario».

      Hay un documento papal llamado “D’Arcis Memorandum” que certifica que la primera ostensión de la Síndone de Turín fue en Lirey, hacia el 1357. Antes de este año jamás se había visto en ninguna parte.

      Ya en 1670, el Papa Clemente X, da indulgencias a los que la visiten en su nuevo emplazamiento en Turín, orgulloso de exhibir una nueva Síndone, que ahora sí parecía más real, muy diferente de la Síndone de Lirey, del 1357. Es por ello que algunas teorías recientes comentan que quizás fuera Leonardo Da Vinci el que realizara la nueva Síndone, ya en época renacentista.

      ENLACE A LA FUENTE https://www.carlosmesa.com/diez-puntos-sabana-santa/

    • Y sobre los papiros busque comentarios anteriores, porque es agotador tener que replicar siempre a las mismas afirmaciones, agotador es poco.

      Para ustedes esto es como una competición, pretenden vencer, no acercarse lo más posible a la verdad. Y pretenden vencer por agotamiento, por aburrimiento, lo de la falacia ad nauseam que ya indiqué

  23. Sr. Torrens:

    Le respondo al tema del C14:

    ¿Tenemos algún indicio de que pudo haber alguna equivocación en la datación de la Sábana? Pues sí: eso es lo grave. Tenemos indicios que nos hacen pensar que esta datación no es de las correctas. Esta tabla que se publicó en la revista Nature el 16 de febrero de 1989, – o sea, meses después de que la prensa divulgara como falsa la Síndone – corresponde al momento en que se dieron a conocer los datos científicos de la datación.

    En ella encontramos que se hicieron cuatro dataciones a cuatro telas distintas. La muestra nº 1 era la de la Síndone. La muestra nº 2 era de una tela de Nubia. La muestra nº 3 era de una tela que perteneció a Cleopatra, y la muestra nº 4 era de una capa pluvial de S. Luis de Anjou, que era medieval. Vamos a fijarnos en los datos de la última línea de la tabla que se refieren al nivel de significación de los resultados. El nivel de significación es una de los parámetros que permite ver si se ha hecho bien la datación con C14 . Vemos que en la muestra nº 2, el nivel de significación es muy alto, en concreto del 90%, es decir, ese nivel de significación nos da mucha fiabilidad a ese resultado. La muestra nº 3 tenía menos nivel de significación, pero también alto, un 50%. La muestra 4 tenía un 30%. Y en el caso de la Sábana se dice que el nivel de significación es un 5% «aproximadamente». Esta es una de las cosas que llama poderosamente la atención. Primero porque los datos nos dan una referencia demasiado «redonda» como 90, 50, 30 ó 5 y además añadiendo después lo de «aproximadamente».

    Viendo los datos reales en las cuatro telas vemos cómo se han redondeado las cifras. Lo que se decía en la muestra 2 como 90% es un 93% (se ha rebajado un 3,2%). En la muestra 3 no es un 50, es un 52 (se ha rebajado un 3,8%), es decir en los dos casos han redondeado hacia abajo. Pero en la muestra 1 que es la que nos interesa, la de la Síndone, el dato no es un cinco, sino un 4% (se ha aumentado un 25%) y precisamente, cuando en un ensayo el nivel de significación no llega al 5% se considera no válido. De manera que si no se tratara de la Sábana se habría dicho que, con un nivel de significación tan bajo, era muy probable que esa datación estuviera equivocada. En la revista Nature, precisamente en la letra pequeña, nos dicen que el nivel de significación tan bajo para la muestra 1 nos indica que hay algún dato que está alterando el resultado, aunque no se ha podido identificar.

    Pues entonces, ¿Por qué se ha dicho, en todos los medios de comunicación, que la datación del C14 aplicado a la Sábana es infalible, cuando precisamente la publicación científica nos dice que está alterado ese resultado? Si el nivel de significación está por debajo del mínimo aceptable científicamente, tendremos que decir que se ha intentado datar la Sábana Santa con el C14 pero que la fecha que resulta no es correcta. Esta es la verdad y eso es lo que se puede decir bajo el punto de vista científico.

    Podemos hacer referencia a lo que dice uno de los máximos expertos en C14, el profesor Dr. Harry Gove, uno de los inventores del método moderno de datación con el acelerador de partículas AMS. Precisamente es uno de los científicos que aceptó la datación de la Sábana, cuando se publicó inicialmente. Pero tiempo después, cuando le demostraron que la limpieza aplicada a la tela no había sido absolutamente adecuada, manifestó lo siguiente:

    «La contaminación bacteriana, es algo de lo que no eran conscientes las personas que llevaron a cabo la datación con el método del Carbono. De hecho no creo que nadie conociera su existencia hasta que Garza Valdez descubrió esta posibilidad; y, aunque lo hubieran sabido, los procesos de limpiado que utilizaban no lo hubieran tenido en cuenta, así que no había modo alguno de que hubieran podido establecer con total exactitud la fecha de origen del material de la Sábana».

    Tengo una amplia información sobre el tema del C14; pero creo que con esto basta; solo añadir que el mismo descubridor del método el Sr. Willard Frank Libbi premio Nobel por ello en 1960 dijo que ese método no servía para datar la Sábana.

    También añadir que estoy al corriente del objeto a estudio, porque soy divulgador del CES. (Centro Español de Sindonología)

    Espero sus respuestas.

  24. Sr. Ernesto:

    ¿Cree que soy idiota?

    Mire usted:

    1º La imagen de la izquierda es la original de la Síndone, la de la derecha una CHAPUZA de Garlaschelli como la del Sr. Carlos Mesa.

    2º No se ha tomado la mínima molestia de investigar el asunto; solo se ha puesto a cortar y pegar de la web del Sr. Carlos Mesa, un periodista y no experto en ningún área científica multidisciplinar que haya estado vinculado a la investigación de la Síndone.

    3º El Sr. Carlos Mesa, está también el grupo de su buen amigo egiptólogo Manuel Delgado el cual si cree en la autenticidad de la Síndone. Le expuse en un debate en ese grupo, los 9 puntos que el STURP concluyó tras su investigación y no ha sido capaz de rebatirlos.

    4º Lo que acaba de publicar recortado y pegado del Sr. Mesa, está competamente desactualizado y todavía cae en el topicazo de que nosotros decimos que fue la NASA la que estudió la síndone; también cae en otros topicos como es el caso del yoduro de plata, la biometría falseada del cuerpo, la sangre tipo AB, etc. Le recomiendo que antes de cortar y pegar, al menos Sr. Ernesto, tenga la decencia de cotejar diversas fuentes y actualizarse; porque está haciendo un ridículo espantoso.

    6º ¿quiere que le muestre las MENTIRAS del Sr. Mesa que también son las suyas?

  25. Sr. Ernesto:

    de momento le respondo a la chapuza del Sr. Garlaschelli que solo engaña a pobres incautos como usted; por simples prejuicios.

    Aunque la presentación oficial se realizará en el Convegno del CICAP (Comitato italiano per il controllo delle affermazioni sul paranormale) el sábado 10 de octubre, los medios de comunicación se han hecho un amplio eco de que el Prof. Garlaschelli, agregado del Departamento de Química Orgánica de la Universidad de Pavía, ha conseguido la reproducción a tamaño original de la Sábana Santa.

    El diario la Repubblica publicaba el día 5 de octubre bajo el título “Sindone È un falso medievale. Ecco la prova” una entrevista con Garlaschelli en que indicaba de manera somera cómo la había realizado. En base a esta entrevista y con las fotos publicadas, aún en espera de que el profesor añada y aclare nuevos datos, ya puedo realizar una primera valoración que ofrezco a los lectores.

    Y no se confunda usted Sr. Ernesto; me importa un pimiento que crea o no crea en la Síndone; solo intento que actualice su información y no siga creyéndose todo lo que le pongan delante de los ojos. Del mismo modo, todo esto lo hago publico no solo por usted y el Sr. Torrens, sino también por todos aquellos que puedan seguir nuestro debate. ¡ah! y no me abra los codos en el debate; sea más respetuoso.

    Al Prof. Garlaschelli se le plantea a la hora de “reproducir ” la sábana una serie de problemas, los unos de orden macroscópico y los otros de orden microscópico.
    1.- Los macroscópicos más importantes le son las manchas de la supuesta sangre y la inexistencia de deformidad geométrica.

    1.1.- Las manchas de supuesta sangre ya adelanto que no habrá podido resolverlas con el método propuesto, pues en la Sábana Santa las manchas de sangre atraviesan todo el el espesor del tejido y aparecen también sobre el reverso sin que “contengan” imagen. El profesor las ha sobrepuesto a la imagen. Tendría que haberlas situado previamente a la reproducción de la imagen, pero ello no le hubiera sido factible por múltiples razones.

    1.2.-La inexistencia de deformidad geométrica. Aquí el profesor no ha separado convenientemente su condición de científico y la de mago aficionado, sacando multitud de conejos blancos de su mágico sombrero. Para el rostro ha utilizado un bajorrelieve, que le permite minimizar, aunque no consigue eludir, la deformación que se produciría al poner en contacto la Sábana con el rostro.

    Para el cuerpo utiliza el de una persona en la que marca con la pintura las partes más sobresalientes, pues si pintara todo su cuerpo el resultado sería caótico por la terrible deformación. Ello hace que al poner la Sábana en contacto con el cuerpo sólo queden marcadas las partes más sobresalientes y el resto debe terminarlo “a mano”, y ahí se ve “el plumero” por todos los lados, pues se ve obligado a “dibujar” todos los límites de la figura, de manera enormemente llamativa en brazos, piernas y hombros
    De igual manera que ha tenido que verse forzado a pintar “a mano”, supongo, las zonas más conflictivas que se producen entre las partes más sobresalientes y las partes menos sobresalientes, como la amplísima zona en torno a las manos y que incluye todo el abdomen, un “guirigay”…., y el “salto” de distancia que se produce entre las manos y los muslos.

    (el lector debe saber a donde tiene que mirar con preferencia para ver el “engaño”).
    En la Sábana original, esos límites no existen y la imagen “emerge” sin solución de continuidad desde la zona de “no imagen”, todo ello es un continuo.

    2.- Los pocos aspectos “microscópicos” que reseña la entrevista me parecen realmente de “traca”.

    Dice el profesor:
    «Successivamente abbiamo aggiunto l’equivalente delle impurità che sarebbero state presenti nell’ ocra usata dall’ artista medievale. Dopo diversi tentativi con sali e acidi vari, abbiamo utilizzato acido solforico all’ 1,2 per cento circa in acqua, mescolato con alluminato di cobalto.”
    “A continuación, añadimos el equivalente de impurezas que podrían estar presentes en el ocre utilizado por el artista medieval. Después de varios intentos con diferentes sales y ácidos, se utilizó ácido sulfúrico rebajado en 1,2 por ciento en agua, mezclada con aluminato de cobalto. ”

    Y también:
    “Segue un ultimo invecchiamento artificiale accelerato sul pigmento, che viene poi lavato via”
    “A continuación se muestra un último artificial envejecimiento acelerado en el pigmento, que a continuación se elimina por lavado”

    ¿Envejecer el pigmento? El ocre rojo natural tiene unos cuantos centenares de millones de años para que precise envejecerlo el profesor.

    No es ya el hecho de que en la Sábana no existan ni vestigios de Cobalto, es que el profesor lo que nos está “contando” es que ha utilizado un pigmento ocre rojo “moderno”, sin impurezas los más sofisticados, y posiblemente un pigmento ocre rojo “no natural” sino de los denominados “sintéticos”, cuyas partículas son enormemente inferiores a las del ocre rojo natural, que era el único del que podría disponer un artista medieval ( las partículas rojas que aparecen en la Sábana son de un imposible pigmento ocre rojo natural medieval, pues su tamaño está por debajo del micrón)

    Una farsa financiada por la UAAR (Unión de Ateos y Racionalistas Agnósticos) en colaboración con el CICAP, que cumple la “función” pretendida, pues se ha reseñado en infinidad de medios de comunicación que se ha conseguido “reproducir” la Sábana Santa, y que es lo que se repetirá en la mayoría de los medios escépticos durante bastante tiempo sin el menor atisbo de espíritu crítico, y que como es la norma no se someterá al estudio de los expertos…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s