¿QUIERES SABER POR QUÉ LAS PERSONAS UNIFORMADAS OBEDECEN LAS ÓRDENES CIEGAMENTE? EL EXPERIMENTO MILGRAM


policeabuse

Quizás te hayas preguntado alguna vez por qué razón un hombre uniformado obedece órdenes injustas sin pensar.

Todos hemos visto, por todo el mundo, casos en los que la policia, las fuerzas de seguridad o el ejército maltratan a la población de la que forman parte y a la que deben proteger, hasta el punto de llegar a disparar contra civiles desarmados, simplemente porque han recibido la orden de hacerlo.

Brutalidad policial

El mundo de la investigación psicológica da respuesta a este fenómeno a través del llamado pensamiento de grupo.

El pensamiento de grupo se describe a menudo como un proceso de toma de decisiones mediante el cual los miembros de un grupo actúan de acuerdo con lo que ellos perciben como “el consenso general”.

El pensamiento grupal también se ha utilizado para describir la obediencia del individuo ante la autoridad, incluso cuando la autoridad tiene un poder limitado para hacer cumplir sus dictados. Este tipo de pensamiento grupal, a menudo provoca que los grupos tomen decisiones irracionales apresuradas, en las que los individuos no llegan a expresar sus dudas u opiniones, por temor a molestar al líder y por miedo a perjudicar el equilibrio del grupo.

¿Hasta dónde está dispuesta a llegar la gente para complacer a las figuras de la autoridad haciendo cosas que saben que son incorrectas o inmorales?

Stanley Milgram

Stanley Milgram

El primer test de laboratorio sobre el pensamiento de grupo lo realizó en 1963 el profesor de Yale, Stanley Milgram.

Los sujetos de este estudio de referencia fueron reclutados a través de anuncios en periódicos o por correo. Los participantes fueron hombres con edades comprendidas entre los 20 y los 50 años, de todos los orígenes educativos, es decir, desde gente sin apenas estudios primarios hasta doctorados.

Milgram quería determinar qué porcentaje de personas estarían dispuestas a administrar descargas eléctricas progresivas a otras personas (hasta provocar la muerte), si recibían la orden de hacerlo por parte de una figura de autoridad percibida como tal (en este caso, el propio científico experimentador).

L: Alumno / T: Maestro / E: Experimentador

L: Alumno / T: Maestro / E: Experimentador

Había tres participantes en el experimento:

1. El Maestro
, que era el auténtico sujeto del experimento. Su función era administrar descargas eléctricas al alumno cada vez que éste respondiera de forma incorrecta a una pregunta. Descargas cuya intensidad aumentaría progresivamente con cada nuevo error. ¿Hasta qué límite estaba dispuesto a llegar, suministrando descargas? ¿Obedecería ciegamente las órdenes del experimentador cuando este le instara a seguir suministrando descargas al alumno, independientemente del daño que ello provocara en la otra persona? ¿Estaría dispuesto a llegar al límite de provocar la muerte? Estas eran las preguntas que pretendían responderse en este experimento.

2. El alumno, era en realidad un engaño. El alumno se sentaba en una sala contigua y simulaba recibir las descargas cada vez que realizaba una respuesta incorrecta. Pero en realidad, daba respuestas incorrectas deliberadamente, con el fin de provocar el castigo del maestro. A medida que las descargas aumentaban, el alumno rogaba clemencia al maestro. Sus gritos incluían súplicas de misericordia y llegaba a expresar que tenía miedo de morir debido a una afección cardíaca agravada por las descargas.

3. El experimentador era un hombre de aspecto severo, vestido con una bata de laboratorio y que anotaba sus conclusiones friamente en un bloc de notas. Con expresión seria, instaba al maestro para que continuara suministrando las descargas pertinentes, con independencia de las súplicas desesperadas de los alumnos.

milgramexperiment

¿Cual era el funcionamiento concreto del experimento?

Para empezar, a los “maestros” se les engañó, diciéndoles que el experimento trataba de probar los efectos que tenía el castigo en el proceso de aprendizaje.

A cada “Maestro” se le dio una lista con parejas de palabras que se utilizaban para enseñar al alumno. El Maestro pronunciaba la primera palabra de cada par y leía cuatro respuestas posibles. El Alumno debía elegir la respuesta correcta, pero deliberadamente pulsaba el botón equivocado para indicar su respuesta. Dado que la respuesta era incorrecta, el alumno debía recibir una descarga eléctrica, con la tensión eléctrica aumentando progresivamente con cada respuesta incorrecta.

1381949841Milgram

Por lo tanto, los “maestros” creían que por cada respuesta incorrecta, el alumno recibía un nivel cada vez mayor de descargas eléctricas, que eventualmente podían acabar provocando la muerte.

Pero en realidad, como decíamos, no se producía ninguna descarga real.

El alumno era separado del maestro y conducido a otra estancia y cada vez que se suministraba un shock eléctrico, se ponía en marcha una grabadora que emitía sonidos pre-grabados de dolor y angustia cada vez más acusados con cada nivel sucesivo de descarga.

stanley-Mil

A medida que la serie de aumentos en el nivel de voltaje resultaban cada vez más peligrosos, el alumno golpeaba desesperadamente en la pared que lo separaba del maestro, acompañando los golpes de súplicas y quejas en las que afirmaba encontrarse mal del corazón y pedía clemencia, hasta que al final, el alumno terminaba por no dar más respuestas a las preguntas y por no quejarse ni suplicar más.

Llegados aquí, el destino sufrido por el alumno, se dejaba a la imaginación del maestro.

milgram-subject-1

Para llegar hasta este extremo, el experimentador no había dejado de dar instrucciones al maestro para que continuara con el experimento.

Aunque el alumno en realidad no estaba siendo perjudicado, el profesor creía que efectivamente administraba descargas eléctricas cada vez más peligrosas.

Desde su panel de instrumentos, el Maestro podía ver claramente que las descargas eléctricas se acercaban paulatinamente al nivel de letalidad. Pero en ningún momento recibió amenazas para llegar a tal extremo.

Al contrario, las indicaciones para continuar la administración de electroshocks eran alentadas con instrucciones mínimas.

Si en algún momento el sujeto expresaba alguna duda o expresaba su deseo de interrumpir el experimento, el experimentador le daba una sucesión planificada y literal de indicaciones verbales:

1- “Por favor continúe”
2- “El experimento requiere que usted continúe”
3- “Es absolutamente esencial que usted continúe”
4- “No tiene otra opción, usted debe continuar”

Si el Maestro todavía deseaba parar después de haber escuchado estas cuatro indicaciones verbales sucesivas, se interrumpía el experimento. De lo contrario, el experimento terminaba después de que el maestro hubiera administrado un electroshock letal de 450 voltios tres veces seguidas.

schockgenerator1

Milgram esperaba que menos del 1% por ciento de los sujetos llegaría a administrar la descarga eléctrica fatal.

Pero los resultados reales fueron tan impresionantes que decidió filmarlos el último día, por temor a que nadie los creyera.

¿Y cuáles fueron los resultados? A pesar de expresar cierto grado de incomodidad con la situación, en el primer conjunto de experimentos de Milgram, el 65% (26 de 40) de los sujetos acabaron administrando el electoshock de 450 voltios que hipotéticamente resultaba letal.

¡Sorprendentemente, ninguno de los participantes se negó rotundamente a suministrar descargas de menos de 300 voltios!

Los resultados de Milgram fueron posteriormente confirmados por el Dr. Thomas Blass. Blass concluyó que el porcentaje de participantes que estaban dispuestos a administrar voltajes fatales permanecía notablemente constante, entre el 61% y el 66%.

Los resultados del trabajo de Milgram y Blass demuestran que casi dos terceras partes de la población obedecerían órdenes de una figura de autoridad para infringir daños a un tercero, aun cuando esa figura de autoridad “percibida” no tuviera un poder real sobre ellos, como sucedía en el caso del experimentador.

Y llegados aquí, ¿qué sucedería si a la policia o al ejército se le ordenara explícitamente que disparara contra la población con el fin de “mantener el orden” o “impedir el caos”?

¿Cuántos de ellos llegarían a desobedecer?

Siempre debe esperarse lo mejor de los seres humanos, pero experimentos como el de Milgram no invitan al optimismo…

abuso-policial-2

fuente: http://www.thecommonsenseshow.com/2014/09/09/the-psychological-reasons-why-american-soldiers-would-fire-on-american-citizens/

Artículo relacionado: ¿QUIERES SABER POR QUÉ LA GENTE SE COMPORTA COMO UN REBAÑO? EL EXPERIMENTO SOLOMON ASCH

el robot pescador etiqueta_00000

Anuncios

26 comentarios el “¿QUIERES SABER POR QUÉ LAS PERSONAS UNIFORMADAS OBEDECEN LAS ÓRDENES CIEGAMENTE? EL EXPERIMENTO MILGRAM

  1. Pingback: ¿QUIERES SABER POR QUÉ LA GENTE SE COMPORTA COMO UN REBAÑO? EL EXPERIMENTO SOLOMON ASCH | EL ROBOT PESCADOR

  2. Pingback: ¿Quieres saber por qué las personas uniformadas Obedecen las órdenes ciegamente? El Experimento Milgram | Periodismo Alternativo

  3. Saludos compañeros de busca verdades my interesante la investigacion Pedro como muchos casos o probablemente millones end rate mundo donde todos queremos ser heroes o estrellas o algo parecido y talvez como el caso de in policia soldado o estrella de futbol se ponen un uniforme te tranformas en algo diferente ya no eres el humano que soli as ser eres invensible aceptas ordenes no importa si no son correctas el uniforme brilla the hace grande junto con el armamento mas sofisticado cad a dia mas empienzas a pensar como in robot cop ya no eres un ser individual ya no preguntas primero disparas es triste pero esta realidad parece no detenerse tan pronto como lo esperamos el mundo esta armado hasta Los dientes gracias.

  4. Si quieres ver cómo es Pablillo, dale un carguillo. Para much@s llevar una gorra en la cabeza, un galón de ujier o un cuaderno en el que apuntar las multas que pone al día, puede suponer la culminación de su EGO. ¿Cómo se entiende que hay gente que se apunte voluntariamente para ejercer de antidisturbios, si no fuera por su interés económico?

  5. Pingback: ¿SABES POR QUÉ LAS PERSONAS UNIFORMADAS TIENDEN A ABUSAR DE SU PODER? EL EXPERIMENTO ZIMBARDO | EL ROBOT PESCADOR

  6. Pingback: ¿Sabes por qué las personas uniformadas tienden a abusar de su poder? El experimento Zimbardo | Periodismo Alternativo

  7. Si las masas populares dejaran de ser estúpidas, complacientes, cobardes y cómodas y se sublevaran, no habría policía ni ejércitos capaces de contenerlas.

  8. La carga subjetiva del puesto encargado a llevar a cabo por esa persona les queda muy grande para la formacion o crecimiento espiritual y emocional que tienen, son victimas de ellos mismos y hacen daño y creen que estan haciendo bien su trabajo.

  9. Pingback: ¿SABES POR QUÉ LAS PERSONAS UNIFORMADAS TIENDEN A ABUSAR DE SU PODER? EL EXPERIMENTO ZIMBARDO | Cayo Hueso

  10. Al parecer no es un problema el vestir o no un uniforme. El problema es el lado oscuro de nuestra condicion humana. Buen articulo, pesimo titulo.

  11. Realmente lo del uniforme es una falacia, ya que este experimento se hace realidad en prácticamente cualquier grupo humano…….Los civiles que atacan en grupo a los policías y atacan a otros civiles y vandalizan tiendas y oficinas lo hacen también bajo el mismo formato de hacer lo que hace el resto del grupo…….cosa que no harían actuando de manera particular….

  12. Pingback: ¿QUIERES SABER POR QUÉ LAS PERSONAS UNIFORMADAS OBEDECEN LAS ÓRDENES CIEGAMENTE? EL EXPERIMENTO MILGRAM | IMAGENES

  13. Artículo preconcebido con una idea, buscado y que finalmente no termina de casar con lo que el autor espera. Me recuerda a cuando alguien quiere dárselas de listo y termina haciendo el ridículo. Supongo que este comentario no será publicado. De un agente CNP que ha estudiado el comportamiento de las unidades a las que vosotros llamáis “antidisturbios” incorrectamente.

    • Comentario TIPICO Y CLASICO , de tergiversador interesado que no quiere ver los problemas propios y se cree que a muchos nos van a seguir engañando.
      Es evidente, que los cuerpos de seguridad del Estado,en cuanto a un hermanamiento con las personas, con los ciudadanos, están dejando mucho que desear. Sólo se dedican a cumplir con su horrible trabajo, el de aceptar el mandato de la autoridad que le ordena dar mamporros a los ciudadanos que con honrradez y limpieza protestan.
      Se le tenía que caer a usted la cara de vergüenza.

  14. Ya, yo uniformado he visto como una bomba mataba a un compañero que volvia a la base en Afghanistan, un compañero que estaba alli para dar seguridad a los Afghanos, y que el día anterior vi en el locutorio de la base hablando con su mujer y su hija de 5 años. Al día siguiente fuimos en el helicoptero (yo y otro compañero dando seguridad en los laterales por si nos tiraban con un bazooka o con fusileria de ak) a recoger a una niña de 6 años afghana que estaba a 200 kilometros en un pueblecito de adobe, para asi traerla junto con su familia al hospital de la base de Herat y salvarle la vida porque le habia picado un escorpion. Esa es una parte de los hombres uniformados que la prensa no suele publicar, y es el 90% de la realidad de unos militares modernos en el siglo XXI que nada tienen que ver con los soldados que entraban sin cultura e incluso con antecedentes penales en otras épocas, mas idealistas y con mas valores, y dispuestos a dejarse la vida por un ideal de nobleza y bondad, y jugarse el don mas preciado que tenemos (que es la vida) por salvar a personas que no conocemos y salvaguardar con la nuestra la vida de millones que nos denigran día a día. Y si, tengo un libro de poesía publicado, tengo madre y padre y hermanos a los que adoro, tengo mujer e hija, mientras muchos de estos periodistas de risa mueven a las masas analfabetas (sobre un 30% de la sociedad española, mucho más en otros paises) entre porro y porro, con sus risas de chacal.

  15. la iolencia genera violencia, quien oprime a otro no lo convnce, los violentos no llegan a conocer la verdad, y dejo a ghandie y me mojo, mil millones de militares para mantener la paz.no seria mejor invertir en otra cosa? No se, medicinas,o alimentos. decenas de millones mueren enfermos, o t r a s tantas de hambre,,, este todo r,elacionado o no. A modo de dar una solucion, ser mejor es. es ser mas conscientes y logicos , menor consumo, ante un a posible gran crisis o esto remonta bien o nos vemos en la gran crisis postcapitalista. amen de posibles catastrofes naturales…………Nepal, o costa oeste norte america….. y si no hubiera medios, no se entiende

  16. Por favor, el experimento Milgram no demuestra que las personas uniformadas obedezcan ciegamente las órdenes. Demuestra que todos podemos llegar a obedecer ciegamente unas órdenes, hasta el extremo de matar a un inocente o escribir un artículo tendencioso.

  17. Pingback: ¿QUIERES SABER POR QUÉ LAS PERSON...

  18. Cada uno con inclinaciones de ejercer el poder sobre los otros es un psicopata, criminal o un pervertido cuando menos. Que se ponga un uniformo o un traje de bailarina – lo mismo da.
    Y cuando tal persona ademas obedece ciegamente a unas ordenes, no solo es violenta sono tambien estupida.

  19. buena la información, pero el titulo es tendencioso, el mismo experimento lo dice: personal escogido al azar, osea, que cualquiera puede infringir daño a un tercero, yo agreraría que hoy en dia el porcentaje sería mayor con la “generación dron”, si no lo creen, vean la violencia que hay en los foros y los chats en internet, es simple, si no encaras a tu victima de frente, mas rápido la aniquilas, como un video juego, de hecho la actividad humana que mas se acerca a esto es el juego de la bolsa y ni que decir del forex, donde te aniquilan en medio segundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s